(CRONICA) BACKYARD BABIES + AUDREY HORNE + THUNDERMOTHER – Madrid – Sala But – 30/04/2019

BACKYARD BABIES + AUDREY HORNE + THUNDERMOTHER

Madrid Sala But 30/04/2019

Bajo un título tan pintoresco como apropiado como The Nordic Noir Tour tres bandas escandinavas unían fuerzas para ofrecernos una noche de Rock, siendo generalista ya que cada una de ellas mostró su faceta particular dentro del estilo, que serviría de antesala a un largo puente en la capital. Pese a ello se logró una entrada de algo más de la mitad del aforo en el momento de máxima afluencia (que obviamente coincidió con la descarga de Backyard Babies) que dio color a una sala que fue testigo de tres conciertos llenos de actitud, que es de lo que va esto del Rock´n´Roll, ¿no?

Thundermother_02@But

Debido a los siempre exigentes horarios de las salas que, cual Cenicienta, se transforman en discotecas para otro tipo de público pasadas las once de la noche (por regla habitual) tan sólo diez minutos separaron la puntual apertura de puertas y el arranque de la velada de la mano de las siempre voluntariosas Thundermother. Sin embargo, algún problema debía haber con el acceso porque no había entrado ninguna persona de las que estaban esperando para acceder cuando se apagaron las luces y las rockeras suecas salieron a escena.

Thundermother_03@But

Había visto con anterioridad a la banda liderada por Flippa Nässil pero siempre con la anterior formación por lo que no sabía qué esperar sobre estas “nuevas” Thundermother. Tras la desbandada que sufrió el grupo en 2017, que dejó a la guitarrista como única superviviente, tenía ciertas dudas sobre si había encontrado unas compañeras de prestaciones similares a las de sus ex compañeras. Tras escuchar su tercer disco y ver su actuación creo que el combo sueco ha ganado enteros con las nuevas incorporaciones siendo la vez que más me han gustado de las tres que las he visto. Y eso que ejercían de primer telonero con todo lo que eso implica.

Thundermother_05@But

Hace nada habían visitado nuestro país liderando su propia gira presentando su tercer largo titulado “Thundermother” pero claro, su inclusión en este tour borró cualquier posibilidad de que tocaran en Madrid y Barcelona. Además, ser las encargadas de abrir la velada y. por tanto, tener menos tiempo para tocar provocó la lógica reestructuración del repertorio en aras de compaginar la presentación del nuevo disco con la interpretación de algunos de sus temas más clásicos. Creo que lograron este propósito dando un gran y entretenido concierto.

Thundermother_04@But

No debe haber ningún problema de egos o piques entre bandas ya que desde la inicial “Whatever”, primera carta de presentación de “Thundermother”, tuvieron las mismas condiciones escénicas que el resto de grupos del cartel. Gran juego de luces, plataformas delanteras a las que, sobre todo Flippa, sacó bastante partido y un sonido que, sin ser perfecto (el mejor de la noche se lo llevó el cabeza de cartel), calificaría de notable. Es de agradecer que todos “jueguen” en igualdad de condiciones y algo que dice mucho de Backyard Babies.

Thundermother_07@But

Con la gente accediendo ya sin problemas a la sala para unirse a la fiesta echaron la vista atrás con la frenética “Cheers” hasta su debut, en el que las influencias “acedecianas” estaban más que presentes, antes de presentar otro par de temas nuevos como el medio tiempo “Revival” y más tarde “Racing On Mainstreet”, donde Guernica acompañó sus líneas vocales golpeando con una baqueta un cencerro, que les quedó muy bien. Con este inicio ya habían logrado la atención de los presentes y sentado las bases para meternos a todos en su descarga.

Thundermother_06@But

Sin ser para nada rupturista, la voz de Guernica Mancini me gusta más que la de su predecesora en el puesto y, para colmo, su presencia escénica es imponente. Tal vez su forma de actuar sea algo menos “salvaje” que lo que recordaba de las actuaciones de Clare Cunningham, supongo que son distintos estilos de frontwoman, pero estuvo muy bien y es de reconocer el intento por “chapurrear” algo de castellano para mostrar cercanía, aunque sus orígenes uruguayos los tiene un poco olvidados porque tardaba poco en volver al inglés para comunicarse. Eso sí, con alguien como Flippa a tu lado, siempre vas a parecer “parado” porque la rubia guitarrista es pura energía y está claro que ha sido, y es, el motor del grupo.

Thundermother_09@But

Como decía la guitarrista no paró de moverse por el escenario, de hacer coros y segundas voces, de arengar y provocar a las primeras filas, de subirse a la plataforma poniendo posturitas y, cómo no, hizo slide con una botella y se bajó del escenario para pasearse tocando entre el respetable (como hizo en “Hellevator”) en unos gestos muy “marca de la casa” porque lo hace desde sus inicios. A diferencia de la vocalista, por supuesto, con la cerveza como combustible ya que varias se bebió durante los casi 50 minutos de actuación. Genial actitud la suya, y la de su banda, que se contagió al público que no paró de vitorearla o responder a sus peticiones de palmas o gritos.

Thundermother_10@But

Además la vi muy cómoda con sus nuevas compañeras con continuos gestos de complicidad hacía Guernica, hacía la baterista Emlee Johansson a la que “visitó” en varios momentos llegando a subirse en su tarima para tocar junto a ella y hasta con la nueva bajista, recién incorporada para esta gira, Majsa Lindberg a la que, todo hay que decirlo, vi muy suelta y compenetrada para llevar tan poco con ellas.

Thundermother_11@But

“Hellevator” es un tema perfecto para el directo y funcionó a las mil maravillas, alargado como suelen hacer para lucimiento de Flippa y su “paseo” entre el público, mientras que “Quitter” mantuvo el ritmo y la clásica “Shoot To Kill” volvió a mostrar la gran influencia que la banda australiana más famosa del Rock ha tenido en ellas, sobre todo en sus primeros discos, ya que “Thundermother” muestra un sonido algo más personal. Cosa que celebro.

Thundermother_13@But

No abandonaron su época “pre-desbandada” ya que a ritmo de “Give Me Some Lights” y de “Thunderous” llegamos al final de su actuación que, sin sorpresas, recayó en la declaración de intenciones que es “We Fight For Rock´n´Roll” con la sala entregada a las suecas que miraban con amplias sonrisas lo cosechado.

Thundermother_14@But

Creo que no tardarán en volver por aquí y, a buen seguro, estos conciertos abriendo para sus compatriotas les han hecho ganar nuevos seguidores. No han inventado nada, no lo pretenden tampoco, pero consiguen que pases un buen rato con su Rock básico y clásico y eso es más que suficiente. Buen comienzo para ir calentando motores y prepararse para lo que se nos venía encima. Algo que prácticamente nadie se esperaba.

Audrey Horne_25@But

No recuerdo la última vez que hubo tanta unanimidad entre los que realizamos crónicas de conciertos sobre lo descomunal que fue la actuación de los noruegos Audrey Horne y sobre lo increíble que resulta que esta gente no lo esté petando de lo lindo y tenga que venir en calidad de telonero. Tienen grandes composiciones y, sobre todo, un directo simplemente de otro planeta. A título personal su inclusión en el cartel fue lo que me hizo decantarme por este concierto y dejar “en paso” otras propuestas también de mi agrado que había en la capital el mismo día. Creo que acerté porque sólo por los tres cuartos de hora largos que nos ofrecieron ya me mereció la pena asistir.

Audrey Horne_24@But

Curiosamente ya los había visto en directo cuando abrieron para Enslaved en la gira de “Vertebrae” como sustitución de urgencia para Stonegard (básicamente porque Ice Dale era también guitarrista de la banda de Grutle)  y, más curioso aún, fue lo intrascendentes que me resultaron ese día. Bien es cierto que hace diez años (madre mía cómo pasa el tiempo….) los de Bergen no habían facturado aún las que considero que son sus mejores obras, y pegaban más bien poco en el cartel estilísticamente hablando, pero me resulta alucinante que un tipo como Torkjell Rød, Toschie para los amigos, me pasara desapercibido. Imperdonable error que, por suerte, estaba a punto enmendar.

Audrey Horne_23@But

Bastaron los dos primeros minutos de la larga “This Is War” para disipar cualquier duda sobre lo que estos cinco tipos nos iban a ofrecer que no era otra cosa que Hard Rock de calidad interpretado con una pasión y actitud como hacía mucho que no veía. Les daba lo mismo que la gente les conociera o no, su guión estaba claro y se ganaron a todos los asistentes desde el primer momento con cercanía, simpatía, bajadas del escenario,… hubo de todo mientras ejecutaban con pulcritud y fidelidad tanto temas de su último disco como otros representativos de su última etapa, sobre todo.

Audrey Horne_19@But

De inicio las pintas de Toschie descolocaron a más de uno. Ataviado con la ropa que aparece en la portada de “Blackout”, es decir, con camisa y calcetines blancos, tirantes y corbata negros, pantalones de vestir y zapatos el vocalista fue el perfecto maestro de ceremonias y uno de los mejores frontman que he visto en últimamente. No sólo cantó a gran nivel, sino que no paró de interactuar con la gente, acercarse a las primeras filas, subirse sin descanso en las plataformas o bajarse del escenario para cantar desde allí darse un baño de “masas” en “Waiting For The Night”, previa presentación del corte por parte del bajista Espen Lien animándonos a cantar el estribillo junto a él gritándolo a capella, sin necesidad de micrófono como apuntó, por si alguien no se lo sabía. Uno de los momentos de mayor comunión entre público y banda de la noche aunque tal vez nos hicieron corear demasiadas veces el estribillo. De cualquier modo consiguieron que no se hiciera muy pesado.

Audrey Horne_06@But

Teniendo tan limitado el tiempo, de “Blackout” tan sólo sonaron la citada “This Is War” y la maravillosa “Audrevolution” que, sinceramente, supieron a poco porque la calidad de su última entrega bien hubiera merecido algún tema más pero es lo que hay cuando ejerces de telonero y quieres hacer un repertorio lo más representativo posible de la mayor parte de tu carrera. Qué le vamos a hacer.

Audrey Horne_07@But

No tardaron en echar la vista atrás para recalar en “Youngblood” del que interpretaron la que le da título y otro de esos temas que no se te quitan de la cabeza en días. Me refiero a “Pretty Little Sunshine” con ese magnífico inicio a cargo de la batería de Kjetil Greve y el adictivo estribillo coreado por todos los que nos la sabíamos como si no hubiera un mañana mientras los guitarristas Ice Dale y Thomas Tofthagen se lucían en el frontal del escenario instrumentos en alto.

Audrey Horne_02@But

Y es que, si Toschie tuvo un protagonismo enorme, no es menos cierto que la pareja de guitarristas (y también el bajista Espen, aunque este en menor medida pues estuvo más comedido) gozaron también de un protagonismo exagerado, pero calculado, tomando la parte central del escenario a la menor oportunidad u ofreciendo sus “twins guitars” (la sombra de Thin Lizzy en esos momentos era más que evidente) con continuas poses para la galería. Poses muy de “Rock Star” pero les quedaron de lujo y, a pesar de estar ensayadas, no resultaban forzadas sino más bien todo lo contrario. Fueron apropiadas, quedaron hasta naturales, por increíble que parezca, y visualmente fueron de lo más vistosas. Aunque fueran algo “exagerados” creo que todos agradecimos este tipo de gestos.

Audrey Horne_03@But

El ecuador de su actuación lo dedicaron a “Pure Heavy” con un par de cortes como “Out Of The City” y la citada “Waiting For The Night” y su momento de comunión con el público con Toschie en el foso cantando rodeado por la gente mientras el resto del grupo miraba complacido la estampa desde el escenario. No es algo que no se haya visto nunca pero, no sé muy bien por qué, fue un gesto que caló en la audiencia más que en otras ocasiones.

Audrey Horne_08@But

Si brutal fue ese momento me atrevería a decir que su tema más conocido, “Redemption Blues”, fue la cima de su descarga con toda la gente “a tope” conociera o no la canción. Personalmente fue una pasada escucharla, cosa que daba por hecha, pero también fue por desgracia la antesala del fin del concierto muy a pesar de todos porque, a estas alturas, dudo que hubiera alguien en la sala que no quisiera que permanecieran los noruegos más minutos sobre las tablas. Meritos para ello habían hecho de sobra.

Audrey Horne_11@But

Así “Blaze Of Ashes”, el tema más antiguo que sonó en su repertorio y que, viniendo de donde veníamos, supuso un cierto “bajón” (más por esto que comento que porque sea una mala canción, que no lo es para nada) puso el punto y final a la fantástica actuación de Toschie y los suyos que a muchos nos dejó una idea clara en la cabeza. Gira como cabeza de cartel por nuestro país YA. Sin duda David Lynch estaría orgulloso.

Backyard Babies_01@But

Mientras se realizaban los pertinentes cambios en el escenario no paraba de pensar en que vaya papeleta la de salir cada noche detrás de Audrey Horne para Dregen, Nicke, Johan y Peder. Por un lado los teloneros te han dejado al público más que “calentito” y receptivo pero, por el contrario, el listón de entrega y actitud estaban tan altos que les obligaba a dar un plus para no sucumbir víctima de sus propios acompañantes de gira, sobre todo de sus predecesores. En mi opinión, sin dar un mal concierto, lo consiguieron a medias. Aunque no sé si muchos de los presentes estarían muy de acuerdo con esa afirmación.

Backyard Babies_02@But

Parece ser que no a todo el mundo le ha convencido el nuevo trabajo de los suecos y “Sliver & Gold” ha cosechado tanto opiniones tirando a positivas, teniendo en cuenta lo extensa que es ya su discografía y que los tiempos de “Total 13” quedan ya muy lejos, como otras que poco menos que lo califican de fiasco. Personalmente no me ha desagradado, sin parecerme lo mejor de su discografía obviamente, y tenía curiosidad por ver cómo funcionaban algunos de sus cortes en directo.

Backyard Babies_04@But

Sin sorpresas, con una puesta en escena bastante sobria (con tan solo el telón clásico con el nombre del grupo tras la batería de Peder) en la que sólo añadieron a lo visto anteriormente unas luces blancas y unas máquinas de humo debajo de las tarimas que se activaron en contadas ocasiones, arrancaron su concierto con la nueva “Good Morning Midnight” que tampoco recibió una entusiasta respuesta más allá de su estribillo coreado por las primeras filas fundamentalmente. De hecho le dieron al último disco un protagonismo bastante limitado ya que sólo tuvo cuatro representantes en un total de 17 temas si bien es cierto que, con tantos discos a sus espaldas, muchas deben quedarse fuera si quieres repasar tu carrera aunque sea pasando de “puntillas” por casi todos tus trabajos.

Backyard Babies_06@But

Como es habitual el peso escénico sigue recayendo en Nicke y en Dregen. El primero es el encargado de dirigirse al público, pese a que Dregen soltara alguna frase esporádica en algún momento, mientras que el segundo con sus epilépticos movimientos, muecas y particulares bailes puso la nota “colorida” a una actuación que calificaría de correcta pero no de memorable. Con lo flojos que me parecieron el pasado Download ya es un progreso, a mi modo de ver.

Backyard Babies_09@But

“Look At You”, obviamente, levantó los ánimos porque cualquier cosa de “Total 13” lo haría aunque la rabia de la original ha quedado en parte apaciguada por el tiempo me dio la impresión. Lo mismo sucedió con otro de sus temas clásicos como “Dysfunctional Professsional” coreado por la sala pese a que sonó un poco embarullada, y eso que ellos tuvieron el mejor sonido de la noche, al menos desde mi posición.

Backyard Babies_08@But

A Nicke Borg le vi bastante bien de voz en líneas generales, no así a Dregen que berreó más que cantar pero bueno, no pareció importarle a nadie y tampoco es que el guitarrista sueco haya sido nunca un portento vocal. Está claro que la gente valora más su actitud sobre las tablas que sus prestaciones vocales y de eso le vi sobrado, además de que cumplió con su labor a las seis cuerdas sin problemas.

Backyard Babies_11@But

Una fiestera, pero “inofensiva”, “Showin´ Rocks” nos devolvió a “Sliver & Gold” mientras que “Nomadic”, pero sobre todo “Highlights” y “Heaven 2.9”, volvieron a elevar la temperatura de la sala considerablemente. Lo malo es que de nuevo se produjo un bajón de intensidad ya que decidieron dar un lavado de cara a “A Song For The Outcast” y tocarla en formato electro acústico. Como intento de hacer algo diferente y dar descanso a la base rítmica lo puedo comprender pero me pareció una mala idea porque la versión que interpretaron está a años luz de la original.

Backyard Babies_14@But

Borg siguió con la acústica colgada para encarar “Roads”, que pegaba mucho más en este formato, lógicamente, pero que evidenció las carencias vocales de ambos guitarristas y a la que si se unieron posteriormente Johan y Peder para rematarla. De nuevo la gente de mi alrededor les acompañaba cantando por lo que no parecían muy preocupados por cómo sonaba el tema en cuestión. Incluso algunos parecían realmente emocionados por lo que, sin excesivos alardes, el grupo estaba metiendo a la gente en su concierto. Al menos a gran parte de él porque, si te alejabas de las primeras filas, la cosa cambiaba un poco. Un poco bastante.

Backyard Babies_12@But

Más protagonismo para Dregen que cantó una de mis favoritas del último disco, “44 Undead”, pero cuyo resultado distó bastante de ser satisfactorio porque madre mía qué voz la del sueco…Voluntarioso se le vio pero también desafinando aunque la ovación que recibió al terminar me hizo sospechar que el respetable aprobó su ejecución por sorprendente que me parezca.

Backyard Babies_15@But

Aunque están un poco eclipsados por sus compañeros me gustó la actuación de la base rítmica formada por Johan y Peder, sobrios pero efectivos, porque ellos son tan claves en el sonido del grupo a lo largo de estos años como Nicke y Dregen, sus cabezas más visibles. De hecho es de remarcar que sean una de esas pocas bandas que mantienen su formación original desde sus comienzos y, como consecuencia, los cuatro son responsables de la solidez y sonido personal de Backyard Babies.

Backyard Babies_16@But

“Th1rte3n or Nothing”, uno de los temas más destacados de su retorno discográfico “Four By Four” de hace cuatro años, tras ese descanso que se tomaron para coger aire y recargar las pilas, levantó el concierto de nuevo tras tres cortes pausados y este siguió hacía arriba con “The Clash” y “Minus Celsius”, que está claro que son de las favoritas de sus seguidores por la reacción que cosecharon.

Backyard Babies_07@But

Volvieron a relajar los ánimos pero está vez lo hicieron para ponerse emotivos de la mano de la lenta “Abandon” en la que Nicke volvió a colgarse la acústica por última vez y donde fue arropado por las voces de todos los presentes para despedirse, momentáneamente, con la celebrada “Brand New Hate” que puso a botar a la But, aunque a mí no es un tema que me mate.

Backyard Babies_13@But

Poco tardaron en aparecer de nuevo para ofrecer un par de bises cuya elección, seguramente, muchos de sus seguidores no terminaron de entender del todo. Me explico. “Yes To All No” no me desagrada pero creo que no es un tema para ocupar la posición de primer bis. De hecho no creo que sea merecedor de ser siquiera bis y la reacción del público pareció darme la razón porque no fue demasiado entusiasta precisamente.

Backyard Babies_05@But

Mejor fue la respuesta obtenida por “People Like People Like People Like Us” aunque escuché a algún veterano seguidor comentar que vaya forma para cerrar. Desde luego yo hubiera terminado con otra después de ella. Alguna del “Total 13” o del “Stockholm Syndrome” pero bueno, ellos lo creyeron oportuno así y así se despidieron del público madrileño. Qué le vamos a hacer.

Backyard Babies_10@But

En conjunto fue una gran velada en la que, a título personal, considero triunfadores a Audrey Horne por encima de Backyard Babies aunque esta apreciación es la de alguien a la que le gustan más los noruegos que los suecos por lo que, seguramente, es una opinión sesgada y “barriendo” para casa. Lo que creo que es innegable es que fue un acierto juntar en el mismo pack a estas tres bandas. Por último, sólo una petición por si alguien con esa potestad me leyera. Audrey Horne de cabeza de cartel por estos lares YA.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

343 Views

Sobre admin

Administrador