(CRONICA) CARACH ANGREN + WOLFHEART + THY ANTICHRIST + NEVALRA – Madrid – Sala Mon – 13/06/2019

CARACH ANGREN + WOLFHEART + THY ANTICHRIST + NEVALRA

Madrid Sala Mon 13/06/2019

Si no me falla la memoria tres veces habían pasado Carach Angren por Madrid anteriormente. La primera fue aquella lejana visita junto a Septic Flesh en 2013, que pasó con más pena que gloria, siendo la más reciente el pasado año junto a Rotting Christ cosechando opiniones bastante más positivas. Entre medias de ambas en 2017 se colaron en la gira de los italianos Fleshgod Apocalypse, también de teloneros, y debido al infortunio de la lesión de espalda del baterista de los romanos en Madrid encabezaron la velada dejándome sensaciones muy positivas como comenté en su momento en la crónica correspondiente. Esta vez, ya sin el factor “sorpresa” de la primera vez, las sensaciones fueron algo distintas.

Nevalra_01@Sala Mon

Siendo un grupo con cinco discos editados, y más de tres lustros de carrera a sus espaldas, no me parece descabellado que se embarquen en una gira como cabezas de cartel aunque su última entrega date ya de hace dos años. Pensé que sus conciertos el año pasado junto a los griegos les habrían dado el empujoncito necesario para obtener una base de seguidores suficiente como para afrontar con ciertas “garantías” (ya sabemos que casi nunca las hay) el reto de liderar una gira europea. Me equivoqué y tal vez el efecto fue el contrario y los que les vieron no repitieron. Seguramente en otros países gozan de más popularidad pero en España tenía bastantes dudas sobre su poder de convocatoria y, por desgracia, lo acontecido me dio la razón superando, de largo, mis peores previsiones.

Nevalra_03@Sala Mon

Es cierto que últimamente algunas giras funcionan mucho mejor en ciudades menos habituales en el circuito de conciertos (tienen más “hambre” de música en directo) que en la clásicas Madrid y Barcelona donde la oferta desborda a cualquier seguidor pero, con la mayor parte del público potencial ya pensando en festivales de verano (o asistiendo), no negaré que programar en España nada más y nada menos que cinco fechas (sumando Granada, Valencia y Sevilla a las citadas) se me antojaba arriesgado, cuanto menos. Tras ver la asistencia en la capital me temí lo peor para estas ciudades “menos habituales” y la cancelación de los respectivos conciertos desgraciadamente me dio la razón de nuevo pese a lo interesante, hasta cierto punto, del cartel para los seguidores del metal extremo.

Nevalra_06@Sala Mon

Efectivamente, los holandeses no venían solos precisamente ya que les acompañaban tres bandas más pero, sin duda, la que destacaba por encima de todas (y no sólo por su posición en el cartel) era Wolfheart. Estoy seguro que más de uno no hubiera asistido si los fineses no hubieran sido de la partida y, teniendo en cuenta que la popularidad del grupo del señor Saukkonen ha seguido en aumento tras la edición del notable “Constellation Of The Black Light”, me pareció curioso que volvieran pocos meses después de su última visita de nuevo ejerciendo de teloneros y no de headliners como ya hicieron en 2017. No me importó ya que no les vi junto a Omnium Gatherum así que para mí (como para casi todos imagino), su presencia sumaba interés al pack pese a no ser un grupo estilísticamente afín a la banda de Seregor, Ardek y Namtar.

Nevalra_07@Sala Mon

Unos desconocidos para mí Nevalra fueron los encargados de, puntuales, abrir la tanda de descargas ante una sala vacía en la que apenas habría veinte personas, si llegábamos. Y hablamos de la Mon, que tiene una capacidad media alta, por lo que la sensación de desolación era todavía mayor. Haciendo de tripas corazón los americanos nos presentaron durante los escasos veinticinco minutos que duró su actuación algunos de los cortes que conforman su primer disco “Conjure The Storm” que aún está calentito pues salió a primeros de este mes.

Nevalra_08@Sala Mon

Así nos presentaron algunos de ellos como la inicial “Warchestra”, la cañera “…Of Ruination” o ya en la recta final “It Dies In Vain”, presentada aludiendo a su vídeo, y que fue bastante bien recibida por algunos de los presentes. Sin parecerme la quintaesencia del género el poco tiempo que estuvieron fue bastante disfrutable.

Nevalra_09@Sala Mon

Comandados por el guitarrista/vocalista Scott Eames, quien junto al bajista y apoyo en los coros Cody Sprock y el baterista de directo Adrián Galindo forman este trío, los de Missouri practican un blackened Death Metal muy melódico y plagado de orquestaciones que pareció ser del agrado del respetable. Evidentemente las orquestaciones de sus composiciones iban “disparadas”, como no podía ser de otro modo (aunque ya estamos más que acostumbrados a ello), y la locuacidad del líder fue escasa limitándose a presentar escuetamente algún tema y a indicarnos en un par de ocasiones que eran Nevalra, por si a algún despistado no le quedaba claro, ya que alguien se equivocó de logo y les proyectaron el de Thy Antichrist. De coña y tal vez el motivo de la cara de cabreo del americano al finalizar.

Nevalra_05@Sala Mon

Suele llamar la atención que uno de los miembros del grupo vaya con corpse painting y el resto salga a tocar como el que baja a comprar el pan un domingo por la mañana. La estética, si la hay, suele ser para todos los integrantes del combo por lo que resultaba un poco chocante ver a Scott pintado y a sus compañeros no. Tardamos en descubrir el por qué de esta cierta “anomalía” lo que tardaron Thy Antichrist en aparecer (bastante poco ya que el cambio entre bandas fue rapidísimo) y fue porque el propio líder de Nevalra es el segundo guitarrista (bajo el pseudónimo de Wicked One) desde 2017 de la banda originaria de Colombia. Y ellos sí que van todos con maquillados por lo que, para no desentonar, tuvo que actuar ya de esa guisa con su banda.

Nevalra_02@Sala Mon

El final de su mini concierto corrió a cargo del tema que da título al disco que presentaban, “Conjure The Storm”, pillándonos por sorpresa que así fuera pues no hubo despedida tras ella y, simplemente, si hizo el silencio y empezaron a recoger los instrumentos abandonando el escenario con prisas y caras de pocos amigos. Ignoro el motivo pero no me gustó este gesto pero bueno, allá ellos, tampoco les iba a pedir un autógrafo. Pasara lo que pasara, el público no tenía la culpa.

Thy Antichrist_01@Sala Mon

Afincados en Dallas desde hace unos años, el concierto de Thy Antichrist me convenció más que el de sus predecesores, tanto musical como visualmente (suyo fue el mejor juego de luces de la velada), y animó bastante más el cotarro a pesar de que la audiencia, desgraciadamente, no había incrementado su número en demasía. Vamos, que el ambiente seguía siendo inexistente y hacía presagiar lo peor de cara al resultado final como así terminó siendo. Una lástima.

Thy Antichrist_22@Sala Mon

Con las palabras de “Lo Temporal” a modo de intro, y flanqueados al igual que Nevalra por dos telones laterales, saltaron a las tablas el bajista Frost Giant, el baterista Oricuss y los guitarristas Abyssus junto al citado Wicked One jaleando a los escasos asistentes. Como suponía, el último en aparecer de detrás de uno de los paneles fue el único miembro original del quinteto y líder del mismo, Andrés Vargas, cuya caracterización para encarnarse en Antichrist 666 me pareció de lo más currado que he visto últimamente en el estilo.

Thy Antichrist_05@Sala MonThy Antichrist_01@Sala Mon

No sé si de verdad tarda, como he leído, casi dos horas en maquillarse y vestirse para salir a actuar pero, desde luego, el efecto que consigue es realmente sobrecogedor tanto por sus ropajes y complementos como por el bastón de madera con calavera incorporada con el que apareció y que le acompañó tanto al inicio como al final de su actuación. Además, no sólo destacaron sus pintas sino que me pareció un gran frontman llevando en buena medida el peso de la actuación (aunque bien secundado por sus compañeros), con los cuernos en su mano casi perpetuos y viviendo con verdadera pasión cada uno de los cortes que interpretaron.

Thy Antichrist_18@Sala Mon

“Between God And The Devil” abrió las hostilidades y durante algo más de media hora, bastante bien aprovechada eso sí, presentaron cortes de su último trabajo “Wrath Of The Beast” como “Metal To The Bone”, “The Great Beast” o la ovacionada “Desolation”, cuya intro de guitarra española (grabada) recibió algunos “olés” por parte de algún cachondo provocando alguna risa que otra. No faltaron referencias a material más antiguo como “Destruction Times” o “Where Is Your God?”, con la que se marcharon si no me equivoco, dejándome muy buenas impresiones pasándoles el testigo a Wolfheart. Para mí, la sorpresa de la noche.

Thy Antichrist_21@Sala Mon

Tocando techo en lo que a asistencia se refiere (y no creo que fuéramos ni cincuenta) tras un cambio bastante largo comenzó a sonar grabada la guitarra acústica que abre “Everlasting Fall” (y, por ende, el último trabajo de los fineses) como si de una intro se tratara mientras Toumas y sus compañeros iban tomando posiciones y eran recibidos con aplausos constatando que bastantes de los presentes iban (casi) más por Wolfheart que por Carach Angren.

Wolfheart_05@Sala Mon

Como en los conciertos anteriores el sonido, en la parte delantera que es donde me encontraba, no era precisamente excelente aunque se dejaba escuchar, siendo la guitarra del ex Rotting Christ Vagelis Karzis la principal protagonista junto a los teclados grabados (también enlatadas iban algunas de las partes de guitarra acústica que sonaron lo que creo que desluce en parte su directo) y la voz de líder bastante alta en la mezcla.

Wolfheart_06@Sala Mon

El que pasó más desapercibido está vez, o al menos así me lo pareció, fue el bajista Lauri Silvone no sé si porque sus coros se escuchaban con dificultad desde mi posición o porque el protagonismo de las guitarras le eclipsó en cierta medida. Tal vez por esto, de la base rítmica me quedo con la actuación del baterista Joonas Kaoppinen que volvió a estar sobresaliente tras los parches.

Wolfheart_04@Sala Mon

Con rictus mitad serio mitad concentrado, y tan parco en palabras como acostumbra, Tuomas arriesgó poco en el repertorio y centró su actuación en los temas más famosos y conocidos de sus dos primeros discos dejando en el olvido para mi sorpresa su penúltimo esfuerzo, “Tyhjyys”, puesto que pensaba que daría cancha a todos sus trabajos. Así la imprescindible “Aeon Of Cold”, de las más coreadas de su actuación, “Strength And Valor”, “Zero Gravity” o “The Hunt” compartieron espacio con “Breakwater”, la otra representante de su último disco y que pondría fin a su presentación puesto que “The Saw” en esta ocasión se quedó en el tintero, presentada por el bajista y en la que Vagelis insto sin demasiado éxito a hacer un circle pit.

Wolfheart_02@Sala Mon

Supongo que disponer de unos minutos más de actuación que en su pasada gira por aquí propició que repescaran “Veri” de “Shadow World”, con las acústicas grabadas dando como comentaba antes una pobre impresión a mi parecer, y que hicieran lo propio con “Ghost Of Karelia” (también presentada por Lauri que parecía el portavoz del guitarrista) para poner fin a una actuación correcta pero que tampoco es que me matara, la verdad. De hecho que cerraran con ese tema me extrañó porque no me parece tan bueno como para ocupar semejante posición, pero ellos así lo quisieron así que bien está. Me gustan sus trabajos pero cuanto más les veo más se instala en mí la opinión de que el directo no es su punto más fuerte, sinceramente, y con esta son ya tres veces las que les he visto. Tal vez sea yo.

Carach Angren_01@Sala Mon

De nuevo hubo que esperar bastante hasta que aparecieron por fin en escena, eso sí con puntualidad extrema, Namtar, Ardek, Seregor y el guitarrista de directo Bastiaan Boh recibiendo los tímidos aplausos de los presentes. Desde hace tiempo Seregor en sus conciertos no toca la guitarra delegando esta función en un músico externo al grupo para poder escenificar sin ataduras su papel ya que la singular puesta en escena de Carach Angren es, sin duda, uno de sus puntos fuertes. Lástima que la primera (y mucho me temo que última) vez que se presentan como cabezas de cartel  por aquí me pareciera peor que la última vez que les vi en este sentido.

Carach Angren_02@Sala Mon

Puede parecer una chorrada pero lo primero que varios echamos en falta fue el teclado “con vida propia” de Ardek porque, incomprensiblemente para mí, su instrumento se sujetaba mediante un pie convencional y estuvo fijo en su posición durante todo el concierto. Ignoro el motivo pero el efecto que creaba al tocarlo en posiciones imposibles dotaba a la puesta en escena de una vistosidad que esta noche no tuvo. Y, en mi opinión, fue una de las cosas (pero hubo más) que deslució bastante el resultado final en este apartado porque todo quedaba en manos, casi exclusivamente, del vocalista.

Carach Angren_04@Sala Mon

Tampoco llevaron esa especie de proyección fantasmagórica que las crónicas de su última visita junto a Rotting Christ resaltaban y, la verdad, me decepcionó un poco que así fuera porque resulta chocante que ejerciendo de telonero despliegues todo tu “arsenal” de trucos y en tu propia gira la única parafernalia que aportes sea un maniquí sin rostro lleno de cortes para simular que bebes su sangre antes de tocar “Blood Queen”. No sé, vistos los precedentes esperaba bastante más de su puesta en escena como headliners y supongo que por eso me llevé un cierto chasco.

Carach Angren_05@Sala Mon

Ataviados con sus peculiares atuendos y su maquillaje característico, en el caso de Ardek además con su máscara de prominentes dientes aunque no la llevó durante todo el concierto, la actuación arrancó con la antigua “The Sighting Is A Portent Of Doom” (en ella Namtar llevaba también una máscara que le duró puesta sólo durante esta canción) con un sonido algo mejor que el de sus compañeros de gira, al menos desde mi posición, pero que tampoco calificaría como sobresaliente.

Carach Angren_06@Sala Mon

Con el público sin perder detalle de los movimientos de Seregor, la primera parte del concierto se centró en temas de sus primeros discos como “General Nightmare”, una fantástica “The Carriage Wheel Murder” (qué bueno es “Lammendam”…) o la fugaz y tenebrosa “Spectral Infantry Battalions” en las que Seregor no escatimó en posturitas, caretos y paseos continuos de un lado al otro del escenario con su personal forma de interpretar su papel. Sin duda él es el foco principal de atracción del grupo y más aún en esta ocasión en la que Ardek tuvo mucha menos movilidad al están “anclado” a su teclado.

Carach Angren_07@Sala Mon

Como si de un bloque temático se tratara dejaron para el ecuador todas las canciones de su último disco “Dance And Laugh Amongst The Rotten” empezando por “In de naam van de Duivel” que, personalmente, no me gusta demasiado y me parece de lo más flojo de este trabajo a pesar de la cantidad de elementos y ritmos que posee. Mejor opinión tengo de “Blood Queen”, el enésimo corte que un grupo dedica a Elisabeth Bathory, en el que el vocalista descubrió el citado maniquí lleno de cortes, al que hizo otro más en la garganta para beber su sangre (llegando incluso a simular un cunnilingus dando bastante “repelus”, todo sea dicho) para escupirla luego sobre nuestras cabezas. No era necesario.

Carach Angren_08@Sala Mon

Siguiendo con más temas “nuevos” llegamos a “Charlie”, con su arsenal de coros grabados, que fue la siguiente en caer antes de que “Pitch Black Box” diera carpetazo a la tercera presentación de su último trabajo por estos lares en la que el vocalista se puso su ya clásica máscara de calavera con corona. No es una banda que vaya a disco por año pero creo que ya toca grabar material nuevo porque han exprimido hasta dejar seco a “Dance And Laugh Amongst The Rotten”. Además, esperemos que a Seregor y los suyos les llegue la inspiración porque he apreciado ciertos síntomas de “agotamiento creativo” en su dos últimas entregas.

Carach Angren_09@Sala Mon

Tanto tema de “Dance And Laugh Amongst The Rotten” me había sumido un poco en la apatía así que nada mejor que dos cortes de su debut como “A Strange Presence Near The Woods”, precedida por el típico truco de Seregor de cortarse la lengua con la daga que llevaba metida en su bota, y “Heretic Poltergeist Phenomena” para reactivarse y darse cuenta de que, aunque estilísticamente siguen anclados en el Black Metal sinfónico, su propuesta era más inspirada hace más de una década, cosa habitual por otra parte. Las disfruté bastante, sobre todo la segunda que me encanta, y volví a “meterme” en el concierto tras unos minutos de evasión.

Carach Angren_10@Sala Mon

Unos violines grabados sólo podían indicar que era el turno de otro de los temas “emblema” de los holandeses. Efectivamente, la extensa y melancólica “The Funerary Dirge Of A Violinist” no puede faltar en los conciertos de Carach Angren y esta vez tampoco fue la excepción. El problema vino cuando Seregor presentó con fervor otra de sus imprescindibles (y que suele servirles para cerrar sus actuaciones) como es “Bloodstains On The Captain´s Log”. Efectivamente, tras ella abandonaron el escenario cuando llevaban sesenta minutos clavados dejándonos un poco cara de póker. Es decir, tocaron menos que cuando sustituyeron a Fleshgod Apocalypse hace un par de años y sólo una canción más que de teloneros de Rotting Christ. No daba crédito.

Carach Angren_11@Sala Mon

Con cierto estupor la gente permaneció unos instantes sin moverse y alguno pidió tímidamente la vuelta a escena del cuarteto pero no, la música ambiente nos confirmó que no habría bises (como si parece que hubo en otros lugares, aunque fuera uno solamente) y que eso era todo lo que el grupo iba a ofrecer como cabeza de cartel, al menos en Madrid. Flipante, en el mal sentido, ofrecer tan poco en tu propia gira.

Carach Angren_12@Sala Mon

Volvemos a lo de siempre, que llevaba un par de crónicas sin necesidad de mentarlo y parece que ya tocaba. No es que esperara que tocaran ni siquiera ochenta minutos como he visto que han hecho en otros lugares hace unos meses pero el balance, por muchos teloneros que llevasen, no puede ser positivo para ellos tras una hora de concierto, sin bises y con una puesta en escena menos trabajada que la que despliegan cuando abren para otros grupos. Y si, éramos muy pocos y el repertorio por lo visto está siendo este en otras fechas de la gira pero a mí me parece una tomadura de pelo, sin más.

Carach Angren_13@Sala Mon

Me gustan sus discos (sobre todo los tres primeros), los tengo originales y me gustaron mucho cuando les vi hace un par de años (por eso repetí en esta ocasión) pero lo que debería haber sido un paso hacia delante del grupo para afianzarse y dejarnos con la boca abierta aprovechando la oportunidad de ser headliner se quedó en menos de lo aceptable para una banda de sus características.

Carach Angren_14@Sala Mon

Dudo que haya una próxima vez porque con esta asistencia al promotor se le habrán quitado las ganas de volver a apostar por ellos pero Carach Angren en esta ocasión parecen haber decidido usar la “excusa”, muy habitual de un tiempo a esta parte, de tener muchos teloneros para ofrecer un concierto de mínimos en duración. Flaco favor se han hecho porque a mí, desde luego, se me han quitado las ganas de repetir.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

194 Views

Sobre admin

Administrador