(CRONICA) Dare + Deaf Leopard – Sala Arena 14/01/17

dare-deaf-leopard-concierto-en-madrid

DARE + DEAF LEOPARD Madrid Sala Arena 14/01/17

El 2017 arrancaba para mí, en lo que a conciertos se refiere, con la nueva visita a los escenarios madrileños de los veteranos Dare. Sólo por escuchar algunos de los himnos que forman parte su ya extensa trayectoria iniciada a finales de los ochenta merecía la pena asistir al concierto pero, si le sumamos que el motivo de su visita era presentar en vivo su alucinante “Sacred Ground”, la cita se convertía casi en obligada.

Deaf Leopard_01@Arena

Teniendo en cuenta el poco o nulo atractivo de ser teloneados por una banda tributo a otra que sigue en activo, Deaf Leopard (no creo que haga falta decir a quien rinden homenaje…), y sabiendo la asistencia a su anterior concierto en la extinta sala We Rock, la céntrica Arena se me antojaba algo exagerada para programar a Dare. Me alegro enormemente de haberme equivocado y comprobar que el ambiente, ya desde la primera banda, fue muy bueno mostrando una gran entrada (aunque sin agobios) con la banda británica.

Deaf Leopard_02@Arena

Con puntualidad saltaron a las tablas los cinco miembros que componen el que, según he leído, es el único grupo tributo a la banda de Joe Elliott no sólo en España sino también en Europa. Voy a tratar de ser lo más objetivo posible (dentro la inherente subjetividad que supone escribir mis impresiones sobre un concierto) y dejar a un lado mi nulo interés por las bandas tributo, sobre todo cuando aún está en activo la original, ciñéndome a lo que ofrecieron y alejándome de juicios de valor personales.

Deaf Leopard_04@Arena

Por lo visto hacen repertorios muy extensos en los que repasarán, supongo, todas las etapas y discos de Def Leppard pero dada su condición de telonero redujeron el mismo a algunos de los temas más emblemáticos de los de Sheffield centrándose, como no podía ser de otro modo, en el superventas “Hysteria”, seguido en protagonismo por el glorioso “Pyromania”. El conjunto de canciones se completó con un par más, una de “Adrenalized” y otra del “High´n´Dry”.

Deaf Leopard_05@Arena

Apropiadamente “Stagefright”, de “Pyromania”, abrió el concierto y lo cierto es que no obtuvo la respuesta entusiasta que esperaba. Vale que no es tan popular como otras que sonaron pero tampoco es una “rareza” precisamente. No obstante, a mi alrededor la gente permaneció bastante parada aumentando el entusiasmo levemente con “Let It Go” del mismo disco.

Deaf Leopard_09@Arena

Tras dos temas ya me pude hacer una idea de algunas cosas, pese a que el sonido no les acompañó inicialmente. Instrumentalmente son más que correctos músicos y cumplen de sobra en su labor de reproducir fielmente las canciones con las que muchos de los presentes han crecido pues la media de edad en la sala era elevada aunque también hubiera chavalillos, lo cual me alegró un montón. La fidelidad de las guitarras de Dave Moreno y José Herranz, sustituyendo a Óscar Ferrao, a las originales fue alta aunque algunos solos difirieran levemente, y la base rítmica a cargo de Javi García y Pepe Soto también fue más que correcta. Eso si, el estatismo de este último al bajo restó a mi modo de ver bastante vistosidad a su puesta en escena.

Deaf Leopard_15@Arena

Aunque el núcleo del grupo es catalán, las voces principales (el resto hizo unos coros aceptables) recaen en un conocido madrileño, Ignacio Prieto (cantante de Atlas y Eden Lost), cuyas facultades están fuera de toda duda. Él y José fueron los más activos sobre el escenario y los que más dinamismo dieron al concierto. El vocalista no paró de moverse, saltar, acercarse a las primeras filas, interactuar con sus compañeros y animar el cotarro sin descanso mientras el guitarrista, vestido en cuero y sin camiseta (muy al estilo de Phil Collen), ponía todo tipo de poses ya fuera solo o con sus compañeros.

Deaf Leopard_14@Arena

Lo malo fue que a Ignacio le esperaba excelso y no le vi así en diversos momentos de la actuación no llegando a algunas notas altas o, directamente, cantando fuera de tono. No sé qué le pasaría porque Elliott tampoco es un vocalista superdotado (aunque su voz sea perfectamente reconocible) pero no fue su noche en el aspecto vocal aunque ya digo que en la labor de frontman si estuvo más que acertado.

Deaf Leopard_16@Arena

“Gods Of War” fue el primero de los temas dedicados a “Hysteria”, a partir del cual mejoró el sonido y el público empezó a meterse en la descarga. Es de mis favoritas del disco y la disfruté bastante. A partir de aquí el calor del público se empezó a notar porque “Animal”, la lenta balada que daba título al citado disco de 1987 o la archifamosa “Pour Some Sugar On Me” fueron coreadas por la audiencia.

Deaf Leopard_17@Arena

Con “Adrenalize” no se complicaron y tiraron acertadamente del más conocido tema del mismo. “Let´s Get Rocked” fue coreado mientras el título de la canción era proyectado en la pantalla de la sala. Por cierto, me gustó mucho el uso que hicieron de ella poniendo imágenes o motivos clásicos del grupo para apoyar las canciones. Sin duda hizo mejorar mucho la puesta en escena de su actuación y aportó un plus a la misma.

Deaf Leopard_18@Arena

El tiempo se les acababa y para cerrar su descarga antes de dejarnos con Dare eligieron otro par de temas de “Pyromania”, ambos “ganadores”. “Rock Of Ages” fue, de nuevo, cantada efusivamente por la sala (aunque me pareció que el grupo se lió al final de la misma) mientras que la fantástica “Photograph”, que nunca falta en los conciertos de los Leppard, tampoco faltó en el de su banda tributo siendo la que puso el punto y final a su entretenido concierto.

Deaf Leopard_08@Arena

Yo hubiera preferido sin duda un grupo con temas propios (que mira que hay en la capital con calidad para dar y tomar) pero intuyo el motivo de su inclusión en el cartel y la gente parece que se lo pasó bien, que de eso se trata al fin y al cabo, por lo que cumplieron con su cometido de calentar a la audiencia para el protagonista de la velada, al que esperábamos con impaciencia.

Dare_02@Arena

Si no me falla la memoria era la tercera vez que veía a la banda de Darren Dean Wharton y, aunque correctas todas las anteriores, siempre hubo “algo” que me impidió salir de sus actuaciones con una sonrisa de oreja a oreja satisfecho al 100%. Bien fuera un sonido deficiente que no dejó brillar los temas, bien el estado de voz y ejecución fruto de algunas cervezas de más del propio líder pero el caso es que, por una cosa o por otra, todavía estaba por ver un concierto de Dare “redondo”.

Dare_05@Arena

La presentación de “Sacred Ground” se antojaba como una buena oportunidad para que así fuera y esta vez, al fin, mi sensación al terminar fue la de haber presenciado una actuación magistral llena de clase y de la magia celta que parece haberse adueñado de sus composiciones desde hace tiempo. Para colmo, la duración del concierto fue también mayor que en ocasiones pasadas y el sonido mucho mejor por lo que pocos “peros” le puedo poner. Si acaso el uso de algunos pregrabados pero nada que empañara una soberbia descarga.

Dare_04@Arena

La espera hasta que salieron se me hizo algo tediosa pero todo quedo en anécdota cuando la intro (grabada) de uno de sus mejores cortes, como considero que es “Sea Of Roses”, empezó a sonar tras una entrada de los músicos al escenario de todo menos glamurosa por mucho que Robert Mills se encargara de presentarlos. A partir de aquí casi 100 minutos de clase y elegancia sin paliativos que hicieron las delicias de todos los presentes, fueran o no seguidores acérrimos del grupo.

Dare_09@Arena

Antes de arremeter con los temas de “Sacred Ground” dejaron caer “Storm Wind”, también de “Beneath The Shinning Water”, y “Silent Thunder”, la única referencia a “Belief”con ese aire celta tan característico que quedó de lujo. Y todo pese a que en los temas pertenecientes a estos dos trabajos donde hay partes acústicas, estas iban grabadas echando en falta ese toque que aportaba Richard Dews. Sin embargo, cuando cuentas en tus filas con uno de los mejores guitarristas de Rock melódico de la historia, como es el señor Vinnie Burns, esas carencias fueron menos importantes y quedaron eclipsadas por su talento.

Dare_12@Arena

Así es. La elegancia y el feeling con los que toca este hombre son de otro planeta y, sin querer desmerecer a sus compañeros de batallas que cumplen con creces, él es el que aporta el punto diferenciador al grupo haciéndolo destacar sobre otros del estilo. Aparentemente sus partes no son complicadas técnicamente pero tiene ese toque inconfundible que no todo el mundo posee. Si no que se lo digan a su ex compañero Gary Hughes quien, desde que se viera privado de su talento, no ha sido capaz de encontrar a nadie que sea capaz de tocar igual de bien las canciones de Ten en las que participó. Un fuera de serie el bueno de Vinnie cuajando, desde la sobriedad que le caracteriza, una magnífica actuación como siempre.

Dare_11@Arena

En este punto había llegado la hora de defender en directo los grandes cortes que componen su última entrega y motivo de esta gira, cuya portada apareció en la pantalla de leds de la sala. Los despacharon todos seguidos pero, lo que pudiera haber supuesto un bajón en la intensidad de la descarga, no fue tal. ¿Motivo? Simplemente porque el medio tiempo “I´ll Hear You Prey”, la brutal balada cargada de sentimiento “Every Time We Say Goodbye” y “On My Own” tiene calidad de sobra para mirar a la cara sin sonrojarse a cualquier tema de su carrera. Mención especial a “Home” y a “Days Of Summer” que, directamente, reivindico desde ahora mismo como temas compuestos para convertirse en clásicos absolutos del grupo y fijas en sus futuros conciertos porque son, simplemente, alucinantes.

Dare_10@Arena

El concierto transcurría sin parones y, lo más importante, sin altibajos porque el repertorio escogido fue equilibrado y la alternancia de canciones más relajadas con otras más “movidas” fue constante. De este modo volvieron a relajarse los ánimos con la emotiva “Where Darkness Falls” antes de que el último tema que sonaría de “Beneath The Shinning Water”, el que le da título, con el teclado de Marc Roberts compartiendo protagonismo con la guitarra solista de Vinnie diera paso a la única versión de la velada.

Dare_13@Arena

Viniendo de donde viene el vocalista y, como es habitual en sus conciertos. no podía faltar una referencia a Thin Lizzy con dedicatoria a su líder Phil Lynnot. “Emerald” es otro de esos momentos en los que las evocadoras melodías irlandesas se te clavan en el alma. Además, este tema me trae recuerdos personales por lo que cada vez que la escucho me resulta complicado no emocionarme. No es un tema de Dare pero la han hecho “suya” y es imprescindible a estas alturas en sus descargas.

Dare_14@Arena

A ninguno se nos escapaba que nada había sonado de sus dos primeros trabajos aún y era obvio que iban a tener su cuota “endureciendo” el concierto y aumentando la intensidad. Efectivamente, “Wings Of Fire” abrió la caja de los truenos que ya no volvería a cerrarse porque las canciones de “Blood From Stone” y “Out Of The Silence” coparon la recta final del concierto.

Dare_16@Arena

Si hasta ahora Darren se había mostrado comunicativo, cercano con sus compañeros y el público  buscando la complicidad de ambos qué decir tiene que poco o nada le costó que la gente reaccionara a sus arengas cuando el riff inicial de la brutal “We Don´t Need A Reason” hizo acto de presencia. Y si la sala ya estaba calentita, “Abandon” terminó de hacerla explotar y dio inicio a la tanda dedicada a su enorme debut.

Dare_06@Arena

Por supuesto la fiesta continuó con los primeros sonidos de teclado de “Into The Fire” y todos coreamos su estribillo a petición de Wharton, aunque no hacía mucha falta que se esforzara porque la gente estaba muy por la labor de disfrutar de este tema de esa obra maestra del AOR llamada “Out Of The Silence”.

Dare_17@Arena

Tras ella, Darren paró un momento el concierto para recuperar el aliento y referirse a la eterna lluvia que cae siempre en su país, signo inequívoco de que iba a presentar la canción que tiene a la lluvia como eje esencial. Efectivamente, “The Raindance” fue coreada y les despidió unos instantes hasta que, afortunadamente, volvieron a aparecer para hacer un par de bises y redondear su gran actuación llevándola por encima de la hora y media mínima exigible.

Dare_22@Arena

El primero de ellos fue la tranquila “King Of Spades”, cantada con gran sentimiento por pare del vocalista, mientras que “Return Of The Heart” y su majestuosa melodía volvería a dar otro momento de comunión total ente el grupo y la banda con la sala haciendo los coros de su épico final. Sin duda un fantástico broche para una velada que, esta vez si, me convenció totalmente y nos dejó con ganas de mucho más.

Dare_20@Arena

No sé si los encargados de la sala dejaron que el prometido “meet&greet” que nos brindó a todos Darren justo al despedirse citándonos a los presentes en quince minutos en el puesto de merchandising tuviera lugar. Daba un poco lo mismo, porque la despedida con todos los miembros del quinteto sonriendo y aplaudiéndonos mientras eran ovacionados como se merecían ya lo dijo todo sobre estos tipos y su cercanía.

Dare_08@Arena

Parece que Dare siguen en estado de gracia y ojalá sigan así por muchos años. Esta vez si que lo puedo decir sin miramientos. Enorme Marc, enorme Nigel, enorme Kev, enorme Vinnie y, por supuesto, enorme Darren Wharton. En dos palabras, enormes Dare.

Texto y Fotos:David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

463 Views

Sobre Roberto Fierro

Administrador