(CRONICA) GARAGE SOUND FEST – Auditorio Miguel Ríos Rivas Vaciamadrid – Madrid – 8-9/06/18

 

GARAGE SOUND FEST Auditorio Miguel Ríos Rivas Vaciamadrid (Madrid)

8 y 9 de junio de 2018

Los organizadores lo prometieron el año pasado y lo han cumplido. Segunda edición del festival madrileño que une el motor con el Rock en varias de sus vertientes o, lo que es lo mismo, nueva cita con el Garage Sound Festival en el Auditorio Miguel Ríos de Rivas Vaciamadrid.



Con la misma idiosincrasia de la pasada edición, pero con algunos cambios notables, se presentaba el Garage Sound para intentar atraer al público amante del motor y/o del Rock, que no tiene por qué coincidir necesariamente como ya comenté en la crónica del año pasado. De hecho mi impresión nuevamente fue que para la mayor parte del público el tema del motor no pasa de algo anecdótico y su interés por él es escaso o nulo directamente.

En el apartado de cosas que se mantuvieron, además de la gran iniciativa del Garage Kids para los más pequeños, como no podía ser de otro modo tuvimos los saltos acrobáticos (en vilo por la amenaza de lluvia) o las exposiciones y exhibiciones de motos y coches que sirvieron para amenizar la espera entre grupos y para que sus ganadores se llevaran un buen pellizco. De nuevo se apostó por algunos grupos poco conocidos que rellenaron la parte inicial de la “parrilla”, y que tan buenas impresiones causaron según me dijeron. Así, el festival sirvió para dar más visibilidad, o directamente descubrir, a bandas menos conocidas para el gran público por lo que este objetivo se volvió a cumplir este año.

Por desgracia otra cosa que se mantuvo fue una afluencia de público bastante pobre que, si bien fue algo superior a la del año pasado, no alcanzó las cotas deseadas para un evento de estas características ni el enclave en el que se celebra. Debido a esto se pudo disfrutar con comodidad y sin agobios de todas las actuaciones y no esperar largas colas en general (si que las hubo en momentos puntuales) en las caseta de los tickets y en las de comida (que tuvieron poca variedad y pecaron de falta de previsión porque agotaron las existencias de ciertos productos demasiado pronto) pero no deja de ser una pena que la asistencia fuera tan escasa porque deslució, sobre todo, los conciertos a primera y última hora.

Si hablamos de diferencias (y obviando que este año no hubo firmas de ningún grupo pese a que se suponía que las habría y hasta había una carpa supuestamente habilitada para ello) la principal, a mi modo de ver, fue el cambio de fechas. Adelantar algo más de un mes su celebración les permitió anticiparse al aluvión de festivales que nos acechan y, a priori, no librábamos de pasar el calor que hace habitualmente en Madrid a mediados de julio. Pero claro, el tiempo es caprichoso y tampoco era de esperar la climatología que nos brindó la semana del evento con lluvia y temperaturas anormalmente bajas. Por suerte, exceptuando los primeros compases del viernes la temida lluvia respetó las actuaciones y permitió los saltos acrobáticos.

Así mismo me sorprendió un poco que el recinto estuviera bastante más “desangelado” que en la primera edición a nivel visual y de “atrezzo”. Había menor número de puestos en el mercadillo, gradas cerradas que el año pasado con menos gente sí que se pudieron usar, la citada escasa variedad de comida y la falta de previsión sobre su cantidad o que no hubiera suficiente personal para gestionar pequeños picos de afluencia (coincidiendo con el final de las actuaciones generalmente como es lógico) diciéndote directamente y sin pudor que no te podían atender porque estaban desbordados fueron los puntos más negativos unidos al aumento de los precios con respecto al año anterior. Si la afluencia hubiera sido superior no me quiero ni imaginar el caos que hubiera sido.

Un tema siempre trascendental en cualquier evento dedicado a la música es el del sonido. He leído y escuchado numerosas quejas a este respecto en general y sobre conciertos en particular. Algunas fueron flagrantes y las suscribo al 100% pero creo que el sonido, que si coincido que estuvo a menor volumen del que estamos acostumbrados en este tipo de eventos (los tapones se quedaron en mi bolsillo todo el festival), no fue desastroso. Supongo que el que me ubicara justo delante de la mesa de sonido en casi todas las actuaciones tuvo que ver porque yo si escuché las guitarras y un sonido bueno, en general, durante los dos días. Eso sí, según te ibas acercando al escenario (cosa fácil dado el poco público) el sonido empeoraba de un modo alarmante. Ignoro el motivo pero querer ver a los grupos lo más cerca posible tenía penalización y esto es ridículo.

En lo que respecta al cartel lo cierto es que este año me ha dado la impresión que se ha asumido “menor” riesgo en lo que a nombres principales se refiere (esto irá en función de la disponibilidad de las mismas pero el año pasado las bandas en general eran más difíciles de ver por estos lares) siendo el mayor atractivo en lo musical las descargas de Buckcherry, si hablamos del viernes, y de Glenn Hughes y su show “purpleliano” el sábado. Por supuesto que había otras bandas interesantes pero, a excepción de Black Star Riders por los que había gran expectación, el grueso del público se lo llevaron los cabezas de cada día como suele ser habitual.

Por último comentaré una “anécdota” que, si bien no es trascendente, corrobora la idea que algunos compañeros (y yo mismo) tuvimos sobre que la organización fue peor que en la anterior edición. Es la primera vez veo que en un festival a alguien acreditado como prensa no le dan su correspondiente pase sino la pulsera del abono de dos días. Esto fue lo que me pasó (no sé si fui el único que tuvo ese dudoso honor) y, por consiguiente, aún siendo de prensa no podía acceder a la zona que habilitaron para la misma por muchas explicaciones que diera al encargado de controlar el acceso. Ya digo que me dio lo mismo porque iba con más gente y ni sabía “a priori” que había un área específica pero cuando mi compañero fotógrafo me lo dijo y pregunté a la organización me contaron una milonga que no me convenció en absoluto. No es nada fácil montar un festival, lo sé de primera mano, pero no creo que sea tan difícil tener cada tipo de pase asignado a quien corresponda.

De cualquier forma pasemos a lo verdaderamente importante que no es otra cosa que, obviamente, la música. Y de ella hubo unas cuantas horas durante las dos jornadas.

VIERNES 8 de junio

A STONE BROKEN no tuvimos la suerte de poder verlos, una lastima, en otra ocasión sera.

MAMMOTH MAMMOTH

Mammoth Mammoth_01@Garage Sound Fest 2018

Y llegaron al Garage Sound Fest  Mammoth Mammoth y revolucionaron a todo el publico, ya tenia referencias de este grupo que solían liarla bastante parda en los escenarios pero verlos en directo fue una gratisima sorpresa que no olvidare en bastante tiempo, su frontman Mickey Tucker comenzó su show en el momento que salto del escenario y se mezclo entre el publico a cantar.

Mammoth Mammoth_03@Garage Sound Fest 2018

En todo momento demostraron que son una banda muy compacta y con buen sonido en directo, la verdad que no se que tienen estas bandas australianas que lo dejan todo sobre el escenario, un espectáculo verlos, si paran por vuestra ciudad no dejéis de ir a verlos, no defraudan.

THE TEMPERANCE MOVEMENT

The Temperance Movement_06@Garage Sound Fest 2018

A continuacion despues del huracan Mammoth Mammoth tocaba el turno de los escoceses  The temperance Movement, si bien es una banda que no me pegaba en el festival, he de reconocer que su blues-rock  tiene una calidad impresionante.

The Temperance Movement_11@Garage Sound Fest 2018

Con Phil Campbell a la cabeza liderando la banda su actuación se me paso casi volando,  muy buen sonido, un trabajo vocal de Phil Campbell explendido y un Paul Sayer  y Matt White a las guitarras soberbios, únicamente me falto que su duración del concierto hubiera sido un poco mas larga pero bueno eso otra vez sera, una de las actuaciones que a la postre mas me gustaron del festival

HARDCORE SUPERSTAR

Hardcore Superstar_11@Garage Sound Fest 2018

Hacía algún tiempo que no me topaba en directo con cuarteto liderado por Joakim “Jocke” Berg porque considero que en sus propias giras no ofrecen el mínimo que un cabeza de cartel debe ofrecer pero, ¡’ay amigos!, la cosa cambia radicalmente en el contexto de un festival ya que su arrollador directo anima al más sosainas y cumplen a la perfección en el reducido tiempo (que en su caso es casi es lo mismo que tocan cuando son headliners) del que disponen. En el Garage el setlist fue muy de mi agrado y es indudable que poseen una serie de temas ganadores que sonaron esa noche y a los que sacaron todo el partido posible.

Hardcore Superstar_13@Garage Sound Fest 2018

No sé si era por el tiempo que hacía que no les veía o porque el repertorio repasó buena parte de mis temas favoritos del cuarteto (aunque siempre falte alguno lógicamente) pero, desde la inicial y gloriosa “Kick Up The Upperclass” hasta que se despidieron con “Above The Law” (con alguna excepción como “Baboon” o “Moonshine” que me parecen flojas), no paré de disfrutar con la descarga de los suecos.

Hardcore Superstar_03@Garage Sound Fest 2018

Que Jocke saliera “enchufadísimo” no es novedad ya que me parece un gran frontman y siempre que le he visto se ha salido sobre las tablas. Así mismo que el bajista Martin Sandvik estuviera más parado tampoco me extrañó pero lo “a tope” que estuvo Vic Zino sí que me sorprendió. Al ex Crazy Lixx le vi motivadísimo siendo el escudero ideal para Jocke apoyando bien en los coros (como sus compañeros, que no les quiero restar mérito en este aspecto) y moviéndose frenéticamente por el escenario aportando mucho al aspecto visual de su descarga. Nunca está parado, es verdad, pero le vi especialmente activo esa tarde noche.

Hardcore Superstar_09@Garage Sound Fest 2018

“Electric Rider”, el primer single de su notable último trabajo “You Can´t Kill My Rock´n´Roll” (que estaban presentando) me parece que recupera a los Hardcore Superstar más pegadizos y no desentonó en un repertorio plagado de clásicos del combo como una genial “Dreamin´ In A Casket” que alargaron, innecesariamente en mi opinión, la sleazy “My Good Reputation” o la algo más relajada “Liberation” que sonó a gloria.

Hardcore Superstar_04@Garage Sound Fest 2018

Las nubes habían dejado de amenazarnos con descargar agua y lo único que estábamos recibiendo era una descarga de Hard Rock sucio y macarra a cargo de más cortes como “Touch The Sky”, algo diferente al no contar obviamente con Etzia a las voces, otro de sus temas estrella como “Last Call For Alcohol”, que gritó hasta el apuntador, o la también nueva y muy coreable “Bring The House Down”.

Hardcore Superstar_01@Garage Sound Fest 2018

“Baboon” cerró la presentación de su último disco siendo el tema que menos me gustó, y eso que en directo sonó mejor que la versión de estudio, dejando paso a “Moonshine” y esta a otro de los emblemas del grupo como “We Don´t Celebrate Sundays”, donde incluso un roadie se encargó de la batería unos minutos, que puso aquello patas arriba con Vic y Jocke desatados saltando y animando a los presentes.

Hardcore Superstar_07@Garage Sound Fest 2018

Llegábamos al final de su concierto cuyo broche final corrió a cargo de “Above The Law”, durante el cual al baterista Magnus “Adde” Andreasson le fueron desmontando su kit, y que, sin ser un mal tema, no es el que yo hubiera elegido para terminar pero bueno, no empañó en absoluto un gran concierto que, en lo que a mí respecta, fue el mejor de la jornada (aunque es cierto que sólo puede ver tres). Me hubiera gustado escuchar algo de “Beg For It” y que no alargaran prácticamente todos los temas pero en conjunto supieron ganarse al público con un concierto sobresaliente en el que el sonido les acompañó.

BUCKCHERRY

Buckcherry_19@Garage Sound Fest 2018

Tras el espectáculo acrobático de las motos llegaba el turno del plato fuerte del viernes con la actuación de Buckcherry y la expectación era palpable. De hecho había gente que había ido (casi) exclusivamente ese día para ver a los americanos y, desgraciadamente, las impresiones que nos llevamos todos fueron bien distintas a las que habían dejado sus predecesores. Lo diré sin más rodeos. Josh Todd está en un estado vocal lamentable no, lo siguiente, con todo lo que eso implica.

Buckcherry_16@Garage Sound Fest 2018

Por unas razones o por otras los californianos se me habían escapado durante estos años en vivo por lo que era la primera vez que los veía y, como comentaba, no me pude llevar una peor impresión de su líder que no sólo se encargó de destrozar las canciones vocalmente sino que mostró una apatía bastante notable (y que no esperaba) que no ayudó lo más mínimo a maquillar una actuación que decepcionó tanto a los que ya le habían visto con anterioridad como a los que estábamos ante nuestra “primera vez”.

Buckcherry_15@Garage Sound Fest 2018

El inicio a priori era prometedor con un par de temas de su segundo disco “Time Bomb” como “Ridin´” y “Slamin´” separados por una intensa “Broken Glass” de su tercer esfuerzo “15”.  Lo malo es que cualquier parecido de la voz de Todd, ataviado con un abrigo que poco le duró puesto, con la que se escuchaba en aquellos discos era pura coincidencia y su personal y característico timbre era una mala versión de sí mismo. Evidentemente  los comentarios y las caras de decepción empezaron a surgir.

Buckcherry_17@Garage Sound Fest 2018

Yo me preguntaba, si esto pasaba en los primeros compases, ¿qué no pasaría con el transcurso de su actuación? La respuesta era obvia, sólo podíamos ir a peor, como así fue lo que supuso una verdadera lástima porque, si bien el líder estaba para sopitas y buen vino, la banda que le acompañaba con Stevie D. a la cabeza hicieron una gran labor tanto instrumental como en los apoyos corales (fundamentales esa noche) y sonaron cómo una banda de sus características debe sonar pese a que de sus inicios no quede nadie.

Buckcherry_11@Garage Sound Fest 2018

“Rose” bajó las revoluciones pero sonó tan descafeinada que el feeling que transmitió fue nulo y aquello apenas levantó el vuelo. Ni siquiera la única referencia a su tremendo debut homónimo en forma de su principal “hit” “Lit Up” consiguió obtener la entusiasta respuesta del público que parecía no creerse lo mal que estaba cantando el bueno de Josh, ya despojado de su abrigo y a torso descubierto mostrando musculitos y tatuajes.

Buckcherry_02@Garage Sound Fest 2018

Aunque tiene unos cuantos discos en su haber no iban a faltar las versiones en su repertorio. La primera de ellas fue la ya habitual “Say Fuck It” de Icona Pop que Mario Vaquerizo y sus Nancys Rubias pusieron de moda en nuestro país cambiándola de nombre por “Me Encanta” antes de afrontar un bloque dedicado a “Black Butterfly” con el trío “Tired Of You”, “Rescue Me” y “Too Drunk…” que animaron un poco el cotarro pero sin excesos.

Buckcherry_01@Garage Sound Fest 2018

“Sorry” es una buena balada pero tampoco me emocionó como debiera y un nuevo tema llamado “The Vacuum”, con esas partes que parecen sacadas de un disco de Audioslave, tampoco ayudó a mejorar mis impresiones. Ya estaba resignado y el concierto se me estaba empezando a hacer cuesta arriba, y eso que no llevaban ni una hora tocando. “Gluttony” y los gritos de Todd diciendo “en Madrid hay mucha puta locas” anunciando inevitablemente “Crazy Bitch” parecieron despertarme del tedio en el que estaba sumido aunque fue efímero porque en esta última decidió introducir, a modo de medley, el “Jungle Fever” de Stevie Wonder y el “Proud Mary” de la Creedence. Ni que decir tiene que los destrozó sin piedad.

Buckcherry_04@Garage Sound Fest 2018

Sorpresa, o tal vez no, que tras este tema y 65 minutos en escena se retiraran unos momentos del escenario para volver rápidamente (menos mal porque ya había gente marchándose del recinto) y afrontar unos bises que no sirvieron para arreglar el desaguisado que había perpetrado el tatuado vocalista.

Buckcherry_06@Garage Sound Fest 2018

“Out Of The Line” y “Tight Pants”, que para ser tocada como bis pues en fin…, dieron paso al último tema de la noche que, increíblemente, recayó en otra versión. Si, si, será que no tiene temas propios que se quedaron en el tintero como para tener que rematar la faena con el “Roadhouse Blues” de los Doors que a mí sí que me terminó de “rematar”.

Buckcherry_09@Garage Sound Fest 2018

Aunque de aspecto, y pese a los excesos, Josh Todd está bastante bien conservado y nos regaló sus característicos bailes pandereta en mano era abrir la boca y todo venirse abajo siendo, sin duda, la decepción del festival la descarga de Buckcherry.  Me da pena que mi única experiencia en vivo con los americanos (no me quedaron muchas ganas de repetir la verdad) haya sido tan nefasta. Ni siquiera me sirve de consuelo una frase que un asistente me dijo en mitad del concierto. “La banda suena bien, pero está muy mal de voz aunque al menos al fin le hemos visto”. Con esta sentencia se resume todo.

DANKO JONES

Danko Jones_08@Garage Sound Fest 2018

El día y la semana habían sido duros para mí, no en número de conciertos pero sí en general, y el bajón tras Buckcherry me hizo dudar si irme ya a descansar para afrontar la siguiente jornada en mejores condiciones. Sin embargo los siguientes protagonistas son una garantía en directo, uno de esos valores seguros toquen donde toquen y me apetecía bastante reencontrarme con ellos. Estoy hablando de los geniales Danko Jones.

Danko Jones_09@Garage Sound Fest 2018

Así pues, tras un nuevo espectáculo de motos Freestyle que aproveché para comer y descansar algo las piernas me disponía a ver de qué eran capaces los canadienses a esas horas, ante un público cansado y escaso y en un escenario enorme para un trío como ellos a los que siempre había visto en sala. El resultado fue el esperado. Montaron su fiesta, levantaron a los muertos y se metieron a todos en el bolsillo a base de buenas canciones, simpatía y comentarios jocosos por parte de su carismático líder.

Danko Jones_10@Garage Sound Fest 2018

Con un sonido tremendo iniciaron su descarga con “I Gotta Rock”, de su último disco “Wild Cat”, dejando claras sus intenciones ya desde el minuto uno. Sin respiro siguieron golpeándonos con “Sugar Chocolate” y “The Twisting Knife” para que cuando el señor Danko Jones se dirigiera a nosotros por primera vez el trío ya nos tuviera ganados para su causa.

Danko Jones_07@Garage Sound Fest 2018

Los que hemos visto al grupo con anterioridad ya sabemos de lo que son capaces y cuál es la dinámica de sus conciertos en la que una parte bastante importante son los discursos e intervenciones del guitarrista siempre llenas de humor. Es cierto que suelen ser las mismas y que, si ya lo has visto antes, pierden algo de gracia pero siempre hay alguien para quien es la primera vez y debe ser fiel al guión. Eso sí, nos quedamos sin el ritual de la horchata que tan a cuadros me dejó la primera ocasión que lo vi.

Danko Jones_04@Garage Sound Fest 2018

El Garage no fue la excepción en lo que a charlas se refiere, aunque tener menos tiempo para tocar también disminuyó la cantidad y duración de las mismas, por lo que “pincharnos”, pedir que dieran más luz al escenario porque le gusta que los fans le vean bien además de escucharle, pedir encarecidamente que les vuelvan a traer a este increíble festival envidiando Madrid porque en su ciudad no hay uno parecido o rebautizarse como comentó que hace siempre en España pasando de llamarse Danko Jones a Dan Kojones (coreado por el público tanto a petición del vocalista como espontáneamente en más de una ocasión) tuvieron cabida y funcionaron a las mil maravillas.

Danko Jones_01@Garage Sound Fest 2018

Es verdad que el centro de las miradas se las lleva el guitarrista/vocalista pero sería injusto decir que el sonido de la banda depende exclusivamente de él porque la base rítmica formada por el bajista John Calabrese y el alucinante Rich Knox a las baquetas es fundamental en ese menester. Se conocen a la perfección y que tengan el culo pelado de tocar hace que sean una maquinaria perfectamente engrasada que nunca falla.

Danko Jones_03@Garage Sound Fest 2018

El concierto fue, como siempre, muy dinámico y uno de sus momentos estelares corrió a cargo de la genial “First Dates” en la que el respetable se dejó la garganta junto a Danko en el estribillo. Tampoco faltaron “Code Of The Road”, “We´re Crazy”, la tripleta de “Below The Belt” compuesta por “Full Of Regret”, “I Think Bad Thoughts” y “Had Enough” que puso el auditorio patas arriba, o un par de referencias más a “Wild Cat” como la que le da título o “My Little Rock´n´Roll” con la que se marcharon sin mediar palabra tras una hora exacta de actuación dejando a la gente con una sonrisa en la cara y ganas de más. Me faltaron algunos temas antiguos pero empiezan a tener una discografía bastante extensa y el tiempo que tenían era reducido.

Danko Jones_05@Garage Sound Fest 2018

El público respondió a la entrega y buen hacer del grupo coreando el nombre de la banda para ver si volvían a salir. El tiempo y los horarios apremiaban y no hubo suerte pero dio igual, dejaron claro igualmente que sea en sala o en festival los de Toronto cumplen con su cometido a la perfección y salieron por la puerta grande. Vuelven de gira a finales de año por lo que, si te gusta el Rock directo y no los has visto nunca, merece la pena que no desaproveches la ocasión.

Danko Jones_06@Garage Sound Fest 2018

Hasta aquí mis impresiones del primer día del Garage Sound Festival 2018. Siento no poder decir nada de Motorjesus porque no me quedé a su actuación ya que sólo pensar en las horas a las que llegaría a mi casa de haberlo hecho me daba escalofríos. Otra vez será porque me comentaron que estuvieron bien.

SÁBADO 9 de junio

La segunda jornada contó con un tiempo más estable y las previsiones de lluvia disipadas totalmente por lo que, aparentemente, nada empañaría el normal transcurso de las variadas actuaciones, estilísticamente hablando, programadas. Desgraciadamente, y como luego comentaré, el esperado concierto de Black Star Riders sería más que accidentado y supuso un jarro de agua fría para los muchos seguidores de los ex Thin Lizzy que los esperaban ansiosos y el de Glenn Hughes no satisfizo del todo las expectativas de los más exigentes por un cuestionable repertorio.

A GALLOS MIRLOBLANCO no tuvimos el placer de poderles ver, por lo que nos contaron los compañeros los dos grupos cuajaron un muy buena actuación, MIRLOBLANCO según me comento un experto en rock nacional estuvieron de ordago, tendremos muchas ocasiones de verlos muy pronto por todas las salas del territorio nacional.

THE SPLIZZY GANG

The Splizzy Gang_04@Garage Sound Fest 2018

La tercera actuación de la noche fueron  los valencianos Splizzy Gang,  ganadores del concurso Rising Star Garage Sound 2018 . la formscion que pudimos ver en cima de las tablas fue Andy De Leo al bajo, Elisabet Gang a la voz, On Monroe y Carlos a las guitarras y Merka Ramone a la batería.

The Splizzy Gang_02@Garage Sound Fest 2018

Su hard rock y las ganas que puso Elisabet encima del escenario por animar al publico no fue suficiente para hacer despertar al poco publico que se agolpaba en las primeras filas del escenario del Garage Sound Fest, posiblemente el sofocante calor que también hacia hicieran su parte en este apartado de que la gente estuviera bastante aplatanada, también el sonido no les jugo muy buena pasada

HELL´S FIRE

Hell´s Fire_10@Garage Sound Fest 2018

Si hay una palabra que puede definir a este grupo es aptitud encima del escenario, y es que desde hace muchos años llevan recorriéndose todas las salas de Madrid y parte del territorio nacional, la corrosiva banda madrileña con una formación ya consolidada desde hace varios años esta formada por Big Mario (Voz), Óscar Martin “Pi” (batería), Mario Sánchez (Guitarra), David Suárez (Guitarra) y Jaime Díaz “Homer” (Bajo), poco mas de media hora tuvieron de tiempo sobre las tablas para hacernos reír con los comentarios de Big Mari, cosa de agradecer ya que hacia un calor soberano inaguantable y por otro lado  demostrarnos una vez mas que hay bandas que no tienen nada que envidiar a otros del otro lado del charco.

 

Hell´s Fire_05@Garage Sound Fest 2018

Aptitud desde el minuto cero que salieron al escenario y una complicidad con el publico que supo agradecérselo con una fuerte ovación al final de su actuación.

 DEWOLFF

DeWolff_05@Garage Sound Fest 2018

Después del torbellino Hell´s Fire llegaba el momento del rock psicodelico y setentero del trio Dewolff ,luka, Pablo y Robin ya son veteranos en visitas por nuestras tierras y se sienten muy a gusto cada vez que vienen de visita a España, así nos lo hicieron saber y sentir encima del escenario, esta vez ante un publico bastante más numeroso.

DeWolff_01@Garage Sound Fest 2018

Venían con su recién estrenado trabaja “Thrust”, que por cierto es otro album increíble totalmente recomendable, musicalmente en directo este grupo consiguió uno de los mejores sonidos de la noche y nos hicieron pasar un buen rato a base de rock, ritmos setenteros que a veces con los teclados de Robin nos hacían recordar a The Doors y unos solos de guitarra de Pablo muy trabajados, en definitiva una actuación de nota para los holandeses que sin duda volveremos a ver cuando regresen de nuevo por nuestro país.

GRAVEYARD

Graveyard_01@Garage Sound Fest 2018

Hace cinco años en la crónica del concierto presentación de “Lights Out” me refería al “fenómeno Graveyard” como un “hype” en toda regla a tenor del aspecto de la extinta sala Arena y la reacción del público que parecía ver en los suecos la punta de flecha de un movimiento que no paraba de ganar adeptos, el Rock psicodélico setentero hecho en el siglo veintiuno. También decía que el tiempo se encargaría de dilucidar si esta popularidad era flor de un día o su progresión era imparable. Pues bien, el tiempo ha pasado y creo que los suecos, aunque nunca vayan a llenar estadios, están más cerca sin duda de la segunda afirmación que de la primera.

Graveyard_02@Garage Sound Fest 2018

Con bastante público congregado frente a ellos arrancaron de forma arriesgada su concierto con una pausada y emocionante “Slow Motion Countdown” que, en mi opinión, no terminó de cuajar como debiera y no porque el grupo no la ejecutara con pulcritud sino porque este tipo de temas tocados a pleno sol y en el enclave de un festival pierden bastante y parecen concebidos para ser interpretados en recintos cerrados bajo una tenue luz.

Graveyard_03@Garage Sound Fest 2018

Tras su ridículamente efímera “separación” de apenas cuatro meses el cuarteto volvió a la carga con un nuevo trabajo editado pocos días antes del festival por lo que parecía obvio que algo de “Peace” iba a caer en el Garage. Efectivamente, aprovecharon su actuación para presentar hasta cuatro cortes de su último disco como “Please Don´t”, “The Fox”, “Walk On” o “Bird Of Paradise” que si te dicen que está compuesta hace cincuenta años te lo crees sin problemas.

Graveyard_05@Garage Sound Fest 2018

Joakim Nilsson sigue llevando la voz cantante, nunca mejor dicho, pero está claro que la banda suena cohesionada y que su nuevo baterista Oskar Bergenheim está totalmente integrado. Además el sonido les acompañó mientras desgranaban más piezas de su discografía como la gran “Hisingen Blues” (el disco de mismo nombre sigue siendo mi favorito de ellos), “Magnetic Shunk” o “Too Much Enough” ambas pertenecientes a “Innocence & Decadence”, su trabajo menos inspirado para mi gusto,  antes de afrontar la recta final en la que echaron de nuevo la vista atrás.

Graveyard_07@Garage Sound Fest 2018

“An Industry Of Murder” fue muy bien recibida por la audiencia pero, sin duda, el trío de ases con el que se despidieron subió la temperatura y dejó claro que su segundo trabajo sigue siendo una pieza fundamental en los repertorios del combo sueco ya que copó en su totalidad la recta final de su descarga.

Graveyard_09@Garage Sound Fest 2018

La sosegada “Uncomfortably Numb” es fija en cualquier concierto de Graveyard y los coros cobraron un especial protagonismo siendo ejecutados con maestría por los compañeros del vocalista antes de ese final “in crescendo”, que cosechó una gran ovación por parte del público. “Ain´t Fit To Live Here” subió la intensidad de nuevo mientras que el cierre corrió a cargo de la fantástica “The Siren”, uno de sus mejores cortes, sin duda.

Graveyard_10@Garage Sound Fest 2018

Sus seguidores más acérrimos, que los había, seguro que disfrutaron del concierto pero sigo pensando que este tipo de grupos pierden mucho en estos eventos y, reitero,  tocando de día. Su ejecución fue perfecta al igual que su frialdad marca de la casa porque la interacción con el respetable fue prácticamente nula y, desde luego, es de agradecer que se acordaran de casi todos sus trabajos pero no terminé de meterme en su concierto.

Graveyard_06@Garage Sound Fest 2018

Seguramente sea culpa mía que no iba muy predispuesto a esas horas para una música como la que ellos ofrecen, porque ya digo que musicalmente lo bordaron, y hubo momentos en los que me aburrí. Su música se basa en transmitir emociones y conmigo no lo lograron en esta ocasión. Tal vez en la próxima tenga más suerte.

BLACK STAR RIDERS

Si había una banda capaz de eclipsar, o al menos compartir protagonismo e interés con Glenn Hughes, esa era la de Scott Gorham y compañía. Multitud de camisetas entre el público de Thin Lizzy o de los propios Black Star Riders, además de congregar a toda la audiencia potencial del festival, así lo confirmaban por lo que lo qué pasó con su concierto supuso un duro varapalo para más de uno y de dos, entre los que me incluyo.

Black Star Riders_02@Garage Sound Fest 2018

La puntualidad y el buen sonido (al menos en mi posición lo era) estaba siendo el denominador común de las actuaciones por lo que un ligero nerviosismo se empezó a apoderar de la audiencia cuando el reloj marcaba las nueve de la noche y el speaker del show de los coches seguía hablando. Algo no estaba saliendo según lo previsto porque los técnicos del grupo seguían probando en el escenario mientras el reloj continuaba corriendo inexorable.

Black Star Riders_04@Garage Sound Fest 2018

Al fin casi a las nueve y media, con más de media hora de retraso, salieron los miembros de Black Star Riders bajo los acordes de “All Hell Break Loose” pero esté primer tema quedó empañado por el que me atrevería a calificar como el peor sonido de cualquier banda en las dos ediciones del Garage. Infame es quedarse corto y, viendo cómo habían sonado el resto de grupos, las caras de estupor mezcladas con cabreo empezaron a aflorar entre los asistentes.

Black Star Riders_06@Garage Sound Fest 2018

Bueno, es el primer tema y sólo podemos ir a mejor, me dije. ¡Ay iluso de mí! La archiconocida “Jailbreak” encendió a un público deseoso de corear clásicos inmortales como este pero ya nos percatamos de otra de las constantes que tendría su concierto. La guitarra de Scott Gorham no se escuchaba en condicones dejando las dobles guitarras características de la banda solamente en manos de Damon Johnson que sí, que hizo un gran papel pero estaremos de acuerdo en que deslució enormemente el resultado final del concierto.

“Heavy Fire”, la única representante del último trabajo de BSR, pasó sin pena ni gloria lastrada por el mal sonido que no terminó de arreglarse en ningún momento y que hasta afectó a Ricky Warwick cuya voz apenas se distinguía más que en momentos puntuales de forma clara. Un despropósito en toda regla.

Black Star Riders_08@Garage Sound Fest 2018

“Soldierstown” es un temazo como una catedral pero perdió toda la esencia y, para colmo, los coros de Damon, Scott y Robbie Crane se diluyeron hasta hacerse imperceptibles así que nada, otra canción que quedó deslucida hasta límites insospechados como sucedió con “The Killer Instinct”, terminando de desesperar hasta al más optimista de los presentes.

Black Star Riders_07@Garage Sound Fest 2018

En este punto me sorprendió ver a Warwick, cuya actitud, imagen y voz (aunque se le escuchara más bien poco esa tarde noche) son un pilar fundamental del combo, dirigirse a Gorham y al resto de sus compañeros para darles algún tipo de indicación antes de que ejecutaran, para mi sorpresa, “The Boys Are Back In Town” provocando el delirio entre la audiencia ya resignada a que la banda sonara en condiciones y conformándose con lo que había.

Black Star Riders_09@Garage Sound Fest 2018

Y digo que me sorprendió porque este tema suele caer en la recta final de sus conciertos y apenas llevaban la mitad del suyo teóricamente. No, no fue casualidad porque tras la “folkie” “Kingdom Of The Lost” se marcharon del escenario dejándonos con cara de tontos a los allí presentes. Todavía no sé a ciencia cierta de quién fue la culpa (aunque he leído que fue la propia banda la que decidió probar algunos elementos extra demorando su salida a escena) pero fue una lástima total que la actuación de uno de los grupos más esperados por todos quedara relegada a siete miserables temas y, para más inri, con un sonido desastroso por lo que lo que esa teoría cobra mayor sentido.

Black Star Riders_10@Garage Sound Fest 2018

El año pasado hubo retrasos y la actuación de Nashville Pussy comenzó bastante más tarde de lo que tenían previsto pero este año parece que la hora de finalización no se iba a retrasar ni un minuto (como así fue) aunque ello significase reducir la actuación de una de las bandas principales a la mitad. Me hubiera gustado leer alguna explicación por parte de la organización porque mucha gente se sintió “estafada” con el concierto. Reitero, una pena y a ver si vuelven por estos lares con su propio concierto para compensarnos.

GLENN HUGHES

Glenn Hughes_01@Garage Sound Fest 2018

Tras la desilusión por lo sucedido con el concierto de Black Star Riders aproveché el show de las motos para intentar comer algo, y digo intentar porque ya sólo quedaban hamburguesas a estas horas y me quedé sin pedir nada tras aguantar la larga cola (de coña la falta de previsión en este aspecto), deposité todas mis esperanzas en la Voz del Rock y su repertorio basado en su época Purple para quitarme la espinita.

Glenn Hughes_02@Garage Sound Fest 2018

Bueno, corrijo, basado en canciones de Purple porque la realidad (que en parte se sabía para qué engañarnos) fue que no se centró exclusivamente (como hubiera sido lo lógico en mi opinión) en canciones de los discos que grabó con los británicos sino que temas, parece ser que “obligatorios” visto lo visto, de otras épocas tuvieron cabida. Este fue para mí el mayor error, hubo pocas referencias a temas de su etapa en Deep Purple (y nos escamoteó algunas que estaba interpretando en vivo) dando cancha a temas muy populares pero que no grabó él, por muy bien que las ejecutase.

Glenn Hughes_03@Garage Sound Fest 2018

Con la noche ya cerrada para sacarle todo el jugo a un vistoso juego de luces y con el escenario presidido por un telón de colorines, setentero a más no poder, en el que se veía al músico británico con el pelo largo bajo su propio nombre salió el vocalista/bajista junto a su banda siendo recibido con una efusiva salva de aplausos por parte de un público ansioso por disfrutar de unos cuantos clásicos atemporales y algunas canciones menos manidas, pero igualmente disfrutables, facturadas en los setenta por una de las bandas de Rock más grandes de todos los tiempos.

Glenn Hughes_05@Garage Sound Fest 2018

“Stormbringer” puso aquello patas arriba con un Hughes que no se guardó nada y una banda bastante competente a la hora de imitar a los inimitables Blackmore, Paice y Lord. De hecho el teclista Jay Boe, que tocó casi todo el tiempo de pie, tuvo un gran protagonismo en el sonido del grupo mientras que el guitarrista Soren Andersen se calzó los zapatos del hombre de la Stratocaster blanca y, aún con matices, no chirrió en tan difícil papeleta. Por su parte fue digna de mención la labor del nuevo baterista, y más teniendo en cuenta que era el segundo show que daba con ellos, por su técnica, gran pegada y su gran feeling tocando.

Glenn Hughes_06@Garage Sound Fest 2018

Sin solución de continuidad abordaron “Might Just Take Your Life” y la blusera “Sail Away”, cuyo estribillo fue acompañado por cientos de voces, antes de que “Mistreated” dejara claro, una vez más, por qué el señor Hughes es apodado “La Voz Del Rock”. Cualquiera que haya visto a Glenn interpretarla sabe de lo que hablo pero es alucinante comprobar lo que es capaz de hacer este hombre a sus 66 años de edad. Siempre es uno de los momentos álgidos de sus conciertos y este no fue una excepción.

Glenn Hughes_07@Garage Sound Fest 2018

Siguió perseverando en “Burn” con “You Fool No One” en la que hubo también lucimiento por parte tanto de Soren Andersen como del “nuevo” (no entendí bien su nombre cuando lo presentaron), con sendos solos de guitarra y batería respectivamente, que sirvieron, además, para dar un poco de respiro al vocalista. Dudo que lo necesitara  porque le vi bastante sobrado en todo momento, aunque no del todo cómodo con lo que escuchaba por sus gestos y charlas con los técnicos

Glenn Hughes_08@Garage Sound Fest 2018

Tras ella, sorpresivamente, anunció que iba a tocar canciones que conoce todo el mundo (esto desde luego es literal) y tras una pequeña improvisación de Soren empezó a sonar uno de los riff más famosos de la historia del Rock y de la música en general.

Glenn Hughes_09@Garage Sound Fest 2018

Efectivamente, con “Smoke On The Water” vino el delirio colectivo, con la gente saltando y coreando el tema, en cuya parte final añadió el “Georgia On My Mind” de Ray Charles para lucimiento personal. A continuación, y para confirmar mis peores temores, el brutal inicio de “Highway Star” en la que uno de sus roadies se encargó del bajo servía para que la locura no cesase y yo empezara a pensar que estábamos llegando al final del concierto.

Glenn Hughes_04@Garage Sound Fest 2018

No me equivocaba ya que, tras un breve discurso de Hughes mostrando su espiritualidad y agradeciéndonos la asistencia, afrontaron otro de sus temas insignia, “Burn”. En ella volvió a hacer gala de esos agudos imposibles e inalcanzables para cualquier otro mortal que me parece increíble que aún pueda seguir haciendo a su edad y tras una vida de excesos. Este fue el colofón a su actuación tras la que se despidió junto a sus músicos dejándonos con cara de estupor a los que esperábamos más temas de su época “purpleliana”.Como todo en esta vida hay varias formas de tomarse las cosas y, posiblemente, la opinión del concierto estrella del sábado dependa un poco de las expectativas que cada uno tuviera del mismo. ¿Qué Hughes está en gran estado vocal? Desde luego. ¿Qué el concierto fue un “Classic Purple Live show” como se anunciaba? Pues también ¿Que muchos esperábamos algún tema más como por ejemplo “This Time Around”, “Gettin´ Tigher” o “You Keep On Moving” que los ha tocado en otros conciertos de este tipo? Así es y nos quedamos con las ganas inexplicable y lamentablemente.

Personalmente me pareció un concierto demasiado corto (y más si pensamos que era el headliner del sábado) en el que Hughes desaprovechó una gran oportunidad de rendir un verdadero homenaje a su paso por Deep Purple tocando canciones de sus discos con ellos porque el balance fue bastante pobre siendo totalmente objetivos. Para colmo, si como yo eres de los que has visto a la Voz del Rock en sus múltiples visitas muchas de las canciones ya las habías escuchado en directo por lo que el show perdió gran parte de su atractivo y fue la razón por la que me quedó una sensación agridulce, para qué mentir.

GUN

Gun_09@Garage Sound Fest 2018

Siendo sinceros, si los dos conciertos que más me apetecía ver el sábado no habían cumplido con mis expectativas los dos que restaban los afrontaba con escepticismo, máxime cuando a Gun les perdí la pista hace años y las veces que les he visto sin Mark Rankin a la voz me han parecido correctos, sin más, en el mejor de los casos.

Gun_08@Garage Sound Fest 2018

Supongo que por este motivo, la falta de expectativas, la descarga de los escoceses me gustó tanto. Por eso y porque asumieron que en un festival, y a esas horas, los que aguantábamos para verles queríamos escuchar algunos de los clásicos que les hicieron grandes a finales de los ochenta y principios de los noventa y no perdernos con temas de nuevo cuño que la inmensa mayoría de los presentes no habíamos escuchado. Eso fue lo que ofrecieron y acertaron de pleno con ese planteamiento.

“She Knows” fue la única concesión a su último disco “Favourite Pleasures” y lo cierto es que, sin llegar al nivel de sus temas más conocidos lógicamente, si que he de reconocer que supuso una buena forma de iniciar  su concierto y reivindicar su presente antes de afrontar una retahíla de clásicos con los que muchos hemos crecido haciendo las delicias de sus seguidores más veteranos.

Gun_06@Garage Sound Fest 2018

Con los hermanos Gizzi, Dante y Giuliano, al frente de Gun como únicos miembros originales desde su reunión, aunque bien acompañados por una banda solvente con Tommy Gentry a la guitarra, Andy Carr al bajo y el ya clásico Paul McManus tras los parches cumpliendo a la perfección con su papel, ofrecieron un concierto bastante mejor de lo que esperaba.

Gun_04@Garage Sound Fest 2018

Otro de los factores que mejoraron mis impresiones de su directo fue que Dante se ha asentado definitivamente como frontman del quinteto, relegando el bajo al citado Carr que le apoyó en los coros con solvencia, y ahora puede moverse por el escenario, arengar al público y, en definitiva, no estar tan “atado” como cuando le vi desempeñando las funciones de bajista y vocalista. Además, parece que ha adaptado su voz intentando imitar la de Rankin, sin llegar a su nivel desde luego, y los temas que antes sonaban descafeinados ahora suenan más fieles a los que grabó en su día el vocalista original del grupo. Eso sí, en las partes más relajadas y tonos medios sufrió lo suyo desenvolviéndose mejor cuanto más “agresivo” era el tema en cuestión. No obstante me gustó su papel esa noche.

Gun_03@Garage Sound Fest 2018

Si tienes cierta edad y te gusta el Rock es bastante difícil que no recuerdes con nostalgia los tres primeros trabajos de los escoceses porque alcanzaron mucho éxito en su momento y sonaban en las radio fórmulas a todas horas. Por ello escuchar en la noche madrileña “Better Days”, la coreada “Don´t Say It´s Over” o la famosa versión de Cameo “Word Up!”, que hicieron suya y lo “petó” en su día de mala manera, supuso una inyección de energía para los que aún aguantábamos en el auditorio y nos hizo olvidarnos durante un rato del largo día y el cansancio acumulado.

Gun_01@Garage Sound Fest 2018

No cejaron en su empeño de que lo pasáramos bien a ritmo de “Welcome To The Real World”, “Seems Like I´m Loosing You” o “Inside Out”, con un gran trabajo de guitarras por parte de Giuliano y Tommy que se fueron alternando el protagonismo a lo largo de la actuación. “Steal Your Fire”, alargada en su parte final buscando la complicidad con los presentes, y esa grandiosa balada llamada “Taking On The World” que me sigue poniendo los pelos de punta pese a que, como comentaba antes, a Dante le cuesta bastante sacar adelante estos registros en los que Mark se desenvolvía con pasmosa facilidad, también tuvieron cabida en un repertorio claramente ganador.

Gun_02@Garage Sound Fest 2018

Sin tiempo para mucho más el actual vocalista de los de Glasgow anunciaba el último tema de la velada y la guitarra de su hermano nos adentraba inconfundiblemente en otro de sus temas más emblemáticos como es “Shame On You” de su debut “Taking On The World” dejándonos una gran sensación a los presentes.

Gun_05@Garage Sound Fest 2018

Está claro que sus días gloriosos ya pasaron pero incluso con la remozada formación el que tuvo retuvo y, aunque podamos colgarle el calificativo tan de moda actualmente de “banda de versiones” por lo poco que queda de los “Gun” originales no es menos cierto que dieron un concierto notable y, lo que es más importante, nos lo hicieron pasar en grande. Con eso me quedo, que no es poco.

IMPERIAL STATE ELECTRIC

Si ya quedábamos pocos en la descarga de Gun, ni que decir tiene que la desbandada tras su concierto propició que a Nicke Andersson y sus Imperial State Electric los vieran cuatro gatos. Cuatro gatos sí, pero en su mayoría muy fan de los suecos a tenor de lo que vi. No es mi caso ya que si me preguntan por Anders Niklas Andersson lo que viene a mi mente no son The Hellacopters, ni por supuesto Imperal State Electric o sus múltiples proyectos o colaboraciones, sino los gloriosos Entombed del “Left Hand Path” o el “Cladestine” en los que puso su talento tras los parches.

Efectivamente, ni me gustan The Hellacopters (y mi opinión no cambió tras ver su concierto del año pasado en el Azkena) ni tampoco he hecho mucho caso a Imperial State Electric pero oye, estábamos allí y me apetecía ver si me estaba perdiendo “algo”. Tras su descarga no diré que me he convertido en seguidor suyo (qué le vamos a hacer, cuestión de gustos) pero sí que cuajaron una más que correcta actuación porque así fue y una cosa no quita la otra.

Sin ningún prejuicio sobre sus directos puesto que era la primera vez que los veía (y no será porque no los tenemos todos los años por aquí) iniciaron su descarga con una frenética “It Ain´t What You Think (It´s What You Do) con un sonido un tanto embarrullado, que poco a poco fue mejorando para terminar siendo notable, aunque a sus incondicionales les daba bastante lo mismo y lo disfrutaron como si no hubiera mañana.

Con su típica gorra militar plana y una banda compenetrada, donde todos saben perfectamente su papel y lo que tiene que hacer, desarrollaron un concierto variado en el que repasaron su poco a poco cada vez más extensa discografía con cortes de todos sus trabajos ya que, no en vano, acaban de editar su primer disco en directo este año titulado “Anywhere Loud” que repasa el recorrido de la banda y lo que son actualmente en vivo.

“Empire Electric” y “Deja Vu” encendieron al escaso público que las cantó y bailó con fervor mientras que “All Through The Night” relajó un poco los ánimos para volver a recuperar el ritmo con “A Holiday From My Vacation”, uno de sus temas más conocidos y apreciados de su debut y de la carrera del combo, y “Anywhere Loud” donde los coros de sus compañeros fueron parte importante del mismo.

Aunque Nicke es el líder indiscutible me gustó el hecho de que compartiera el protagonismo propio de sus labores de frontman con los miembros de su banda y buscara casi continuamente la complicidad y las poses con Tobias Egge, el otro guitarrista, o viéramos al bajista Dolph de Borst cederle su instrumento para cantar de manera entusiasta y competente “Reptile Brain” mientras se movía por el escenario como poseído.

“Faustian Bargains”, “Just Let Me Know” o “Redemption´s Gone”, perteneciente primer disco que da nombre a la banda, dieron paso al único tema que rescataron de “Pop War”, la fugaz “Uh Huh”, con la que se prepararon para afrontar el final de su actuación ya que el tiempo apremiaba.

Para poner el punto y final eligieron la citada “Reptile Brain”, como comentaba antes para lucimiento de Dolph, y se despidieron definitivamente con la versión del “Beer Drinkers & Hell Raisers” de ZZ Top que contó con los contoneos y la poderosa voz de Johanna Sadonis, que casi tapaba al resto de instrumentos, clausurando de este modo su concierto y la segunda edición del Garage Sound Festival.

Esperemos el festival siga creciendo y consolidándose con una tercera en la que se solventen los pequeños defectos que acontecieron en esta. Creo firmemente que este festival puede tener su espacio y público potencial en la ya de por si saturada oferta veraniega de la capital y ojalá sigan aumentando las cifras (todavía muy discretas para qué engañarnos) de asistentes. De ser así veremos con qué nombres nos sorprenden en 2019.

 

Texto : David Ortego

Fotos: Roberto Fierro 

Galería completa del Festival

→  CLICKAR EN EL SIGUIENTE    ←

207 Views

Sobre Roberto Fierro

Administrador