(CRONICA) JÚPITER + IGNIS ANIMA – Madrid – Sala La Riviera – 17/02/2019

JÚPITER + IGNIS ANIMA Madrid Sala La Riviera 17/02/2019

Tras su paso por la última edición del festival Leyendas Del Rock, y treinta años separados, Júpiter se volvía a juntar para celebrar, en palabras de su vocalista Narciso López “a lo grande”, un concierto en la capital que, además, serviría para rendir homenaje a su guitarrista Javier Ponce fallecido en 2003 cuyo “espíritu” simbolizó una guitarra al borde del escenario. No sé si las expectativas del grupo se vieron colmadas pero, para muchos de los presentes, era una oportunidad tal vez única de revivir viejos tiempos cantando los temas de una banda notable aunque por debajo en popularidad (y en mi opinión en calidad también) que otros nombres de la época y estilo como Sangre Azul, por citar quizás al más representativo en lo que al Hard Rock se refiere.

Ignis Anima_14@La Riviera

El nulo ambiente en los alrededores me hizo presagiar lo que, a la postre y por desgracia, confirmé al entrar a la sala. La Riviera se les iba a quedar muy grande a los madrileños y me dio la impresión de que ni un tercio del aforo se llenó. Entiendo que quisieran realizar este concierto especial en un recinto de gran capacidad, con una gran pantalla como fondo y mejores medios escénicos que los que otros lugares de menor aforo les hubieran brindado pero creo que pecaron de cierta ingenuidad y sobrestimaron su poder de convocatoria.

Ignis Anima_13@La Riviera

Además, que el concierto fuera un domingo limitaba muchísimo que posibles seguidores de otros lugares de la geografía española se desplazaran. Seguro que no se pudo hacer un sábado (ya sabemos cómo está la agenda de conciertos en la capital y la antelación con la que se reservan las salas) pero el día del Señor no es el ideal para ir de concierto. Encima hablamos de una banda cuyo grueso de seguidores rondan (cuando no los pasan) los cincuenta, aunque hubiera un público mucho más joven gracias a los teloneros y a que muchos seguidores iban acompañados por sus vástagos dejando una bonita estampa. Estoy convencido que de haberse realizado un sábado la afluencia hubiera sido algo mayor pero esto es lo que hay. Qué le vamos a hacer.

Ignis Anima_10@La Riviera

Me pareció una buena idea mezclar savia nueva, representada por los jóvenes Ignis Anima y sus seguidores, con “viejos” rockeros como los que en su día seguían a Júpiter y no quisieron perderse esta cita tan especial. De hecho el vocalista del sexteto en varios momentos de su concierto les agradeció tanto su inclusión en el cartel como el apoyo y la ayuda brindada en todo momento. Para ellos tocar en un escenario como el de la sala del Manzanares también suponía un reto y un “regalo” dada su, aún, corta trayectoria. Creo que los chavales de Ignis Anima aprovecharon bastante bien la oportunidad que se les dio y cuajaron una actuación más que digna.

Ignis Anima_06@La Riviera

Con los más jóvenes tomando las primeras filas, cosa no muy difícil puesto que la sala estaba prácticamente vacía en el momento de su inicio, saltaron al escenario los seis integrantes del combo madrileño mientras sonaba “Tempus Fugit” a modo de intro, corte que abre su último trabajo “Bajo el Yugo del Tiempo” que siguen exprimiendo a la espera de editar su próxima entrega, siendo recibidos con aplausos y gritos por parte de sus incondicionales, que los había.

Ignis Anima_04@La Riviera

Lo primero que me llamó la atención es que no estaba su violinista Mercedes Olmeda y que, en su lugar, había un chico tras un atril. Efectivamente, el encargado de poner la nota folk al Power Metal de Ignis Anima esa noche iba a ser Daniel Rodriguez (Ars Amandi) al que, como no podía ser de otro modo, el vocalista David Isidro elogió y agradeció efusivamente su colaboración para que este elemento de su música no se perdiera o lo tuvieran que llevar grabado desluciendo la descarga. Parece ser que Merche estaba enferma y debe ser un tema serio para perderse semejante concierto. La banda, en palabras de su vocalista, la echó de menos y le dedicaron “Hermanos de Sangre” a modo de reconocimiento.

Ignis Anima_03@La Riviera

Aunque el inicio de su concierto recayó en “Bajo El Yugo Del Tiempo” con “Cicatrices”, la oriental “Pirámides de Sangre”, con gran protagonismo del violín que se escuchaba tal vez algo bajo en la mezcla en el arranque, y “Heraldo del Hambre” lo cierto es que el protagonismo entre sus dos trabajos editados hasta la fecha fue compartido a partes iguales. Esto permitió comprobar la clara evolución que el combo ha experimentado entre ambos trabajos aunque sus incondicionales respondieron por igual ante todos los temas. Sin duda estaban decididos a llevar al grupo en volandas.

Ignis Anima_05@La Riviera

La citada “Hermanos de Sangre” fue seguida por la más “power” “Bushido”, muy bien recibida, como también lo fue otro corte de “Albores de Guerra” como “Avanzar Por Avanzar”, con agradecimiento a los que les apoyan yendo a sus conciertos siendo también el momento elegido para presentar a sus compañeros de fatigas en esta aventura llamada Ignis Anima. Estábamos en el ecuador y lo cierto es que estaban convenciendo porque sonaron francamente bien y, poco a poco, se les veía menos agarrotados que al principio, por los nervios supongo. Eso sí, exceptuando a David y al bajista Iván Martí, vi demasiado estáticos a sus guitarristas pero bueno, ya digo que serían los nervios de no querer fallar en un concierto especial para ellos también.

Ignis Anima_01@La Riviera

“Alma en Llamas”, con su pausado inicio y con el público coreando el nombre del grupo en su estribillo, fue una de las que más gustaron a título personal y la última que sonó de “Bajo el Yugo del Tiempo” puesto que la recta final de su descarga se centró en canciones de su primer trabajo. Primero fue una cañera “Arde el Valhalla” que, como supondréis, versa sobre vikingos, valkirias y sus batallas. Fue muy celebrada y coreada por sus seguidores mientras que su particular oda al alcohol, “Bebercio”, los puso también a bailar dado su carácter y letra festivos.

Ignis Anima_07@La Riviera

Parecía que con ella iban a dar por finalizado su bolo pero desde la organización les dejaron tiempo para completar el repertorio que tenían programado así que, sin tiempo que perder, a modo de bis tocaron “Ritual” cuya temática David desestimó explicar aludiendo que había niños en la sala. Ahora si abandonaron el escenario agradeciendo a todos nuestra presencia y dejando una muy buena impresión tanto en seguidores como en aquellos que nos topábamos con ellos por primera vez.

Ignis Anima_08@La Riviera

Es evidente que tienen cosas que pulir como joven banda que son pero, desde luego, cumplieron y ofrecieron un buen concierto de unos cincuenta minutos que pareció dejar satisfecho tanto a público como a banda. Personalmente no es una música que me llene a día de hoy pero sus composiciones enganchan y, para mi gusto, ganan enteros en directo. Tal vez lo que menos me gustó fue la voz de David y no porque cantara mal, que no lo hizo, sino porque la veo algo lineal y limitada en registros pero vamos, nada que reprocharle a su actuación esa noche. Veremos cuáles son sus próximos pasos y si siguen esta evolución ascendente que han iniciado con “Bajo El Yugo del Tiempo”.

Júpiter_23@La Riviera

Está claro que todo estaba más que probado porque ni un cuarto de hora duró el, normalmente tedioso, cambio entre bandas. Así, ocho minutos pasaban de las nueve de la noche cuando apareció Paco Madrid para presentar a la banda brevemente antes de que la intro comenzara a sonar, proyectándose además en las pantallas unas imágenes bastante psicodélicas, mientras los músicos iban tomando sus posiciones en el escenario. Estas imágenes terminaron con la proyección del logo del grupo mientras sus dos bateristas, Juan Jesús García y Carlos León (que grabaron, respectivamente, el primer y segundo disco de Júpiter) tocaban simultáneamente unos ritmos de acompañamiento.

Júpiter_28@La Riviera

Tras la intro apareció Narciso y, mientras Carlos abandonaba su kit discretamente, la banda arrancó su actuación con la apropiada “Esta es tu Noche” con la gente ovacionando al grupo madrileño por primera, pero no última, vez. Sonido un poco deficiente inicialmente pero que fue ajustado con prontitud por el técnico por lo que el resto de su actuación gozó de un sonido muy bueno en el que todo estaba en su sitio, incluso cuando los invitados se unieron a la fiesta.

Júpiter_29@La Riviera

Aunque había leído entrevistas al grupo previas al concierto no tenía muy claro cómo lo iban a enfocar y si cumplirían lo dicho de que iban a tocar sus dos discos enteros. Finalmente así fue por lo que no se dejaron ningún tema en el tintero que alguien hubiera querido escuchar cosa que todos, sin duda, agradecimos. Desde luego este aspecto es digno de halagar y demuestra las ganas del grupo en convertir esa velada en algo realmente único y especial. El tiempo dirá si también irrepetible.

Júpiter_30@La Riviera

Respecto a la estructura del concierto, y dado que estaban presentes los dos bateristas que estuvieron en la formación, no tenía mucho sentido que se intercalaran continuamente las canciones de ambos discos con el consiguiente cambio de miembro tras los parches. De este modo Juanje se encargó de tocar las canciones de “Júpiter”, junto con “Pagarás Mi Amor” y “Vuelve” de “Radio Rock N´ Roll”, mientras que Carlos hizo lo propio con las que en su día grabó “apropiándose” de “El Planeta Encantado” y “Dama de Hielo” que son del primero.

Júpiter_26@La Riviera

Así en el primer tramo de la actuación el debut homónimo de Júpiter fue el protagonista principal con “Prisionero de la Noche”, “Entre Sábanas”, “Destrozado por tu Pasión”, una fantástica “Perros De Presa” (de los mejores temas para mí del grupo) o su canción seguramente más conocida, “Suspenso en Amor”, coreado por toda la sala con entusiasmo.

El sonido era muy bueno, el juego de luces también más que correcto y el tema de las pantallas acertado (aunque la resolución dejara que desear y los motivos proyectados poco variados) pero en los miembros del grupo aprecié diferencias según de quién hablemos aunque, eso sí, todos muy bien en el apartado instrumental demostrando su profesionalidad.

Júpiter_20@La Riviera

Por un lado tenemos a Javier Mira, el sustituto del insustituible Javier Ponce, al que se le veía activo, muy sonriente y regalando posturitas para las cámaras y los móviles. Vamos, disfrutando el momento con mucha ilusión. Por su parte, el encargado de sustituir a José Rubio al bajo, Álex Morell, estuvo impecable con su instrumento pero no le vi demasiado integrado en la banda, cosa lógica por otro lado puesto que ha sido el último en llegar. En este punto me cuesta mucho entender por qué no estuvo en este concierto Pepe, aunque fuera para algún tema puntual, a pesar de que haya dejado el grupo y no quiera continuar en esta nueva andadura que parece que van a iniciar sus ex compañeros. Fue una lástima porque el peso del bajista en Júpiter fue muy elevado y se le echó en falta en una celebración de esta índole.

Júpiter_16@La Riviera

Sobre el resto de miembros pues tanto Juanje como Carlos cumplieron con su labor, e incluso el primero terminó en la segunda parte del concierto colgándose en momentos puntuales la guitarra gozando de cierto protagonismo “extra” en el escenario. José Barta fue dueño y señor del sonido del grupo tras su muro de teclados y nos sorprendió con su voz, no sólo en los coros, sino en la versión que se marcó en solitario y de la que luego hablaré. Muy grande el teclista.

Júpiter_24@La Riviera

Dejo para el final a Narciso López porque fue al que más incómodo vi en escena, y no a nivel vocal, donde creo que cumplió con creces ya que mantiene la voz en un estado muy adecuado para defender los discos que grabó hace treinta años (ahí es nada), sino en líneas generales. Tuvo muchos problemas con el pinganillo y la petaca, que le descentraban y terminaron por enfadarle visiblemente dedicándole, incluso, unas palabras no muy cariñosas al primero. Tampoco ayudaba a mejorar su imagen de frontman que se pasara medio concierto poniéndose y quitándose las gafas de sol o que diera la impresión de no saber qué hacer cuando no le tocaba cantar.

Júpiter_11@La Riviera

Ya digo, presentó un estado vocal notable (por eso tampoco acabé de entender por qué llevaron a dos chicas, Sara y Lucia, como coristas pese a que aportaron un toque diferente a las canciones que no quedaba mal) pero como frontman y conductor del concierto me pareció algo flojo. No sé si también le afectó más que al resto del grupo la poca afluencia de público, y por eso su semblante era mucho más serio de lo que una ocasión como esta merecía, pero no transmitió la ilusión que me esperaba, la verdad. No le vi relajado y disfrutando en casi ningún momento de la actuación.

Júpiter_10@La Riviera

Continuaron desgranando “Júpiter” y le llegó el turno a “Juégatela” y, con ella, la presentación del primer invitado a la fiesta. Gaby de Val fue la encargada de “romper el hielo” en estas lides y me dejó impresionado. No la conocía más que de nombre y su presencia y voz me encantaron, aportando mucho al tema en cuestión. Para mí fue la colaboración más destacada objetivamente, aunque el recuerdo a Goliath (el germen de Júpiter) en forma de “La Fuerza Del Rock”, con Ángel Arias, Carlos de Castro y Óscar Sancho a la voz (no me parece la más idónea para el tema pero bueno, fue sólo una versión) seguramente significó más para muchos de los presentes a nivel sentimental. Con ella se inició la parte dedicada al recuerdo a Javier Ponce puesto que el también fue guitarrista de Goliath.

Júpiter_06@La Riviera

Narci nos pidió que le cantáramos el cumpleaños feliz a José Barta pues era su onomástica y, tras este pequeño gesto, el teclista se quedó sólo en escena para dedicarnos unas palabras. En ellas se acordó de Javier Ponce, obviamente, pero no dejó pasar la ocasión de recordar a otros “caídos” con los que tuvo, tanto él como Júpiter, relación. Así mencionó a Chiqui Mariscal, Tony Urbano, Víctor Ruiz, Terry Barrios, Pachi Escolano, Azucena (a ella muy especialmente), Fito Loudness y el mítico Mariano García que mucho tuvo que ver con sus inicios. Tras esos recordatorios se arrancó en solitario con “Una Copa por un Viejo Amigo” acompañado únicamente por su piano y una proyección de Javier en las pantallas. Hubiera estado bien tener a José Carlos Molina para interpretarla pero he de decir que la cantó con una emotividad y feeling enormes acompañado por nuestras gargantas. Al término se le vio incluso emocionado.

Júpiter_02@La Riviera

Ya con Narciso de nuevo en el escenario interpretaron magistralmente sus dos grandes  baladas “Vuelve” y “Siempre Junto a mí”, contando con la colaboración del público en el estribillo y del gran Fernando Mainer al bajo (de cuya presentación se olvidó el vocalista no sé si por la emoción del momento o por el descentré del que hablaba antes), mientras en la pantalla podíamos ver imágenes de la época de Ponce. Dieron por terminado el tramo de homenaje a su ex guitarrista con la salida de su hijo, Fernando, para agradecer el gesto y recibir unos sentidos aplausos por parte de la sala. Creo que el resultado fue bonito y muy digno.

Júpiter_05@La Riviera

La transición a la segunda parte del concierto comenzó con la versión de Joan Baez del “Diamonds And Rust” (si, la de los Judas para los más heavies), ya con Carlos a las baquetas y Juanje a la segunda guitarra, que contó con la colaboración de Bárbara Black quien también demostró el vozarrón que se gasta pero que, por mucho que esté en el disco de Javier Mira “Coverdrive”, vi un poco fuera de lugar. Lo mismo me pasó con la instrumental “La Bella y la Bestia”, también de la carrera en solitario del actual guitarrista de Júpiter, pero supongo que sirvió de respiro para la voz de Narci y también para dar protagonismo a sus compañeros.

Júpiter_01@La Riviera

Estos momentos más prescindibles, bajo mi punto de vista, desembocaron en la última colaboración. Julio Castejón apareció para marcarse un “El Planeta Encantado” con más voluntad que acierto, porque se perdió en alguna ocasión saliendo Narciso al “quite”, antes de tocar “Amante del Rock” y finiquitar su primer trabajo con la gran “Dama de Hielo” que el vocalista recordó que no tocaron en el Leyendas y que así se quitaban la espinita los que quisieron oírla y no pudieron.

Júpiter_14@La Riviera

Ya centrados en su segundo disco, “Radio Rock N´ Roll”, sonó “Insocial” pero un nuevo parón en el ritmo del concierto con solos de Barta y Morell supusieron un pequeño jarro de agua fría porque nos sumieron un poco en el tedio. Creo que no eran necesarios, y más cuando el concierto había cogido ritmo de nuevo tras los temas lentos ejecutados. Aún así quedaron en anécdota cuando retomaron la simpática “Deudas”, la actualmente políticamente “incorrecta” “Voy a por ti” (con mención del vocalista a lo harto que está de esa necesidad permanente de corrección provocando las risas cuando dijo que si hubiera un travesti en la sala también se lo estaría pasando “de puta madre”), “Córtate”, en la que interactúo con las coristas durante el estribillo, y “Chica de Fuego”, en la que Narci lo bordó y eso que fue la última antes de abandonar unos segundos el escenario para los bises.

Júpiter_13@La Riviera

Fueron listos y no demoraron lo más mínimo su vuelta a las tablas para tocar los últimos temas que les faltaban, que no eran otros que “Radio Rock N´Roll” y “Rock N´Roll”. En esta última pidieron salir a escena a todos los invitados (aunque yo a algunos de los que habían salido no les vi) y juntos la enlazaron, a modo de fin de fiesta, con el “Long Live Rock And Roll” de Rainbow en la que Gaby y Bárbara fueron las que se encargaron de las estrofas y el resto, invitados y público, de corear el mítico estribillo.

Júpiter_19@La Riviera

Resumiendo, fueron ciento treinta minutos en total donde hubo un poco de todo. Momentos buenos, otros no tan afortunados, versiones, sentidos homenajes y temas inesperados pero, por encima de todo, fue la celebración del retorno de uno de aquellos grupos que a finales de los ochenta aportó su granito de arena a la historia del rock patrio. Sólo por eso creo que merecía la pena acudir. Si este concierto es un nuevo comienzo para Júpiter o un puro ejercicio de nostalgia el tiempo, y ellos, lo dirán.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

 

403 Views

Sobre Roberto Fierro

Administrador