(CRONICA) Luca Turilli´s Rhapsody + Freedom Call + Orden Ogan + Vexillum – Sala Caracol – 15/11/12

Luca Turilli´s Rhapsody  – Sala Caracol  – 15/11/12

En la sala Caracol tocaban cuatro grandes bandas, Vexillum, Order Ogan, Freedom Call y por supuesto Luca Turilli´s Rhapsody. Un buen puñado de horas cargadas de metal. Como era de esperar las primeras actuaciones no acogieron a un gran número de asistentes.

Abrían los jóvenes Vxillum, que tuvieron media hora escasa para demostrar de que eran capaces. Salieron con un muy buen nivel enérgico, ataviados con faldas escocesas y con un estilo power con toques de folk en sus melodías.  Aunque les faltan tablas, tienen muy buena actitud y no dejan tiempo para que la gente se amuerme, que respondió bastante bien congeniando con la banda.

La pega de estas bandas, es que al ser un grupo joven esperábamos que aportaran algo nuevo a su sonido y como suele suceder con este tipo de bandas, algunas partes iban adornadas con otros instrumentos que debían sonar mediante samplers, cosa que le quita bastante gracia.

Con una indumentaria que recordaba a la película “Waterworld”, con protecciones destrozadas, trozos de neumáticos y harapos parcheados, saltaban a escena Orden Ogan.Este quizás fuera el grupo con el estilo más tranquilo, aunque sin salir del power metal y el folk. Ellos mismos se califican de piratas, piratas venidos del futuro o algo así podría entenderse. Un grupo que se notaba que estaba mas hecho a tocar sobre un escenario que el anterior, pero también más estático y menos vertiginoso, también debido a la falta de espacio en el escenario con el “back line” del resto de grupos detrás. Un estilo bastante propio, con voces claras pero rasgadas a la par que melódicas. Algunos temas que tocaron fueron “Rise and ruin”, “We are a pirates”, “Angels war” y cerraron con “Easton Hope”.

Freedom Call fue otro cambio de ritmo, con el que nos vinimos a un sonido mas hard rockero, mas festivo, con vocalista que hacía de estandarte de la banda que captaba toda la atención del público. Esta también es una banda que lleva muchos adornos orquestales para darle el toque épico a su sonido, que una vez más tuvo que sonar lanzado a través del ordenador.

Lo que está claro es que se ganaron al público con mucho chascarrillo entre tema y tema, chapurreando castellano y de más gracietas como pidiendo que alguna dama le enseñara sus encantos, para así cumplir el sueño de su anterior noche sobre el concierto en Madrid. Incluso “regañó” a los mas tardones que llegaban para ver expresamente a Rhapsody  y se estaban perdiendo la auténtica fiesta que Freedom Call estaba ofreciendo. En su set list incluyeron “Freedom call”, “Rockstars”, “Power & groy”, “Tears of Babylon”, “Warriors” y para rematar “Land of Light”.

Todavía quedaba la traca final de la noche, Luca´s Turilli Rhapsody, la versión menos power de Rhapsody pero si, quizás, la mas virtuosa y sinfónica.

Tras una proyección de un video que perfectamente podría ser el tráiler de una película aparecía la banda a escena. Alessandro Conti, un vocalista excepcional demostró que está muy a la altura de la banda que se ha montado Luca, el cual no paró en todo el concierto de moverse y contorsionarse mientras nos deleitaba a las seis cuerdas. Una auténtica locura de hombre. De cuando en cuando se proyectaba una intro antes de según que canciones, cosa que hacía que la dinámica del concierto se detuviera un poco y enfriara el ambiente. Durante muchas canciones también se proyectaban los videoclips de los temas.

Alessandro también recordó que faltaba Dominique, el segundo guitarrista de la banda, pues por problemas de salud ha tenido que retirarse de la gira. También sonaron temas de Luca en sus proyectos en solitario.  Hubo momentos para ver el virtuosismo del resto de músicos en solitario, arrancando primero con el batería Alex Landerburg. El siguiente momento fue el momento de recogimiento y hacerlo todo un poco más íntimo. Luca sentado tocaba la guitarra acústica algo mas medieval, “Forest of unicorns”.  Según pasaban los temas llegó el instante para el solo de bajo, a cargo de Patrice Guers, que nos deleitó con un solo de corte funky.

Seguía la noche con un público muy entregado a la banda, pero de la banda hacia el público solo era Alessandro quien buscaba ese contacto mas directo.  Y por fin atacaban con los temas más poderosos de esa noche, “sons of pain”, “Dawn of victory”, la que no puede faltar y que significa el momento mas álgido de la noche “Emerald sword”. Pero no significaba el final, todavía se habían guardado Ira “Tenax” y “Warrior of ice”. Y para cerrar de nuevo unos títulos de crédito simbolizaban el final de la película.

Una gran noche en la que todas las bandas y por parte dela mayoría del público, hicieron una noche más que épica, que se enturbia un poco la actuación con los sonido pregrabados, por parte de Rhapsody fue una muy buena apuesta por adornar la actuación con videoclips pero para introducir las canciones hubo momentos que se hizo larga la espera y el ritmo recaía bastante.

Crónica y fotos: Daniel Cruz.

1592 Views

Sobre Roberto Fierro

Administrador