(CRONICA) Marc Almond – Sala Arena – 12/02/16

Marc Almond

MARC ALMOND Madrid Sala Arena 12/02/2016

Peter Mark Sinclair Almond o, en su versión artística, Marc Almond, visitaba de nuevo Madrid para presentar su nuevo y sensacional trabajo “The Velvet Trail” en una sala Arena que, si no colgó el cartel de no hay entradas, poco le debió faltar por el aspecto que lució.

Marc Almond_25@Sala ArenaSus grandes éxitos comerciales me pillaron pequeño y, pese a que su época con David Ball en Soft Cell siempre me gustó, nunca entré de lleno en su carrera en solitario o bajo otros proyectos hasta hace poco tiempo. Para mi sorpresa, yo que me muevo habitualmente por otros derroteros musicales pese a que gusto de escuchar todo tipo de música, o casi, me gustó mucho lo que oí por lo que no me lo pensé dos veces cuando vi que tocaría en Madrid. No todos los días puedes ver en sala a una estrella de su calibre, aunque su popularidad aquí sea ínfima comparada con la que tiene en su tierra, por ejemplo.  Marc Almond_26@Sala Arena

Los más fieles seguidores del inglés hacían cola antes de que se abrieran las puertas para poder estar lo más cerca posible de él y coger una buena posición en la sala aunque aún faltaba casi una hora hora para que Almond se subiera al escenario. Durante ese largo tiempo la gente fue accediendo con cuentagotas al recinto para que, a las diez de la noche, una sala a reventar diera la bienvenida al cantante.

Marc Almond_29@Sala ArenaFue recibido con una calurosa ovación, como no podía ser de otro modo, mientras atacaban la calmada “Minotaur”, primer tema de su última entrega que sonó esa noche, pero no el último, ya que “The Velvet Trail” gozó del protagonismo debido. En primer lugar porque era el motivo de su visita y en segundo porque es un trabajo del que sentirse más que orgulloso, a mi parecer.  Marc Almond_28@Sala Arena

El formato elegido por Marc fue simple pero efectivo para interpretar con elegancia, y al mismo tiempo relativa fidelidad (aunque algunas piezas sonaron algo diferentes eso si), el variado repertorio con el que nos deleitó. Instrumentalmente guitarra, batería y teclado acompañaban la voz de Almond, que se conserva en líneas generales en un estado muy bueno, contando además con un par de coristas femeninas que ayudaban (y de qué manera ya que cantaban obviamente de lujo) en las líneas melódicas y los coros. No necesitó más.

Marc Almond_17@Sala ArenaTras este inicio pausado, poco duró la calma porque, sin respiro, se marcaron la “bailonga” “Tears Round Rings” y “Bad To Me”, con los guitarrazos de Neal X de Sigue, Sigue, Sputnik en su parte central retumbando la sala. No tocaron las dos horas que anunciaban (fueron 95 minutos finalmente) pero es que el ritmo del concierto fue un auténtico “non stop” ya que empalmaron tema tras tema, sin respiro, desde el inicio hasta que se bajaron del escenario. Ya podían aprender otros artistas…  Marc Almond_12@Sala Arena

No sabía qué esperar respecto a la actitud del vocalista. ¿Iría de divo? Ni mucho menos. Pese a que está en la historia de la música por méritos propios se mostró muy simpático, cercano, cómplice con la gente de las primeras filas (incluso hasta se bajó en un momento al foso para cantar desde allí) y muy sonriente y agradecido por la entusiasta del público que le llevó en volandas durante su actuación, mostrándole respeto y cariño a partes iguales. Sólo había que ver la cara de algunas de las personas de mi alrededor o los silencios que se hacían cuando interpretaba temas lentos como “Burn Bright” (dedicada a David Bowie) o la, simplemente grandiosa, “Scar”, que puso los pelos de punta a la sala.

Marc Almond_05@Sala ArenaLa sala Arena no es famosa por su buena acústica pero esta noche nada podía estropear el concierto y el sonido fue desde mi posición en la parte delantera, prácticamente perfecto. Todo sonaba en su sitio y en su justa media, desde los teclados a las coristas. Además, Marc se movió continuamente por el escenario con una mezcla de nerviosismo y emoción, y la pantalla del fondo del escenario, donde se proyectaron imágenes de todo tipo, junto a un buen juego de luces que aportó la iluminación precisa en cada momento, completaron la cuidada puesta en escena del inglés que, ni corto ni perezoso, hasta llevaba un taburete que usó apropiadamente para dar aún más juego sobre las tablas.  Marc Almond_06@Sala Arena

Con una carrera tan dilatada como la suya resulta difícil que llueva a gusto de todos. Aún así, creo que el set elegido, que ha ido variando ligeramente durante los conciertos ya ofrecidos como he podido comprobar, fue una muy buena representación de sus múltiples etapas como artista.

Marc Almond_03@Sala ArenaLo mismo explotaba su faceta como “crooner” y se marcaba “Something´s Gotten Hold Of My Heart” de su admirado Gene Pitney (con el que la cantó en su día), que “Jacky” (o “La Chanson de Jacky”) de Jacques Brel, que un tema de su época junto a The Mambas como “Black Heart” o nos introducía en la revista y el cabaret con “Variety”, “The Dancing Marquis”o “Demon Lover”. Todas ellas fueron ejecutadas e interpretadas con brillantez.  Marc Almond_09@Sala Arena

Fantastic Star” es de sus mejores trabajos por lo que sólo “Brillant Creatures”, coreada por toda la sala, la marchosa “The Idol” y “Adored And Explored, justo antes de los bises, supieron a poco pero daba lo mismo porque ni siquiera los medios tiempos como “Champagne” o las lentas “Zipped Black Leather Jacket” y “Meet Me In My Dreams” bajaban los ánimos, simplemente cambiábamos de registro.

Marc Almond_16@Sala ArenaBueno, y de Soft Cell, ¿qué? Evidentemente sonaron temas de la banda que le puso en el mapa musical en los ochenta y por el que más se le conoce, sin duda. Sin embargo,  esta etapa no copó el grueso de su repertorio ya que, como comentaba antes, su carrera es extensa y su dúo tan sólo una parte de ella.  Marc Almond_20@Sala Arena

La gloriosa “Darker Times” fue la primera con la que nos obsequió, pero fue la octava en el repertorio (nada de usarla en los compases iniciales para levantar el concierto, no hacía falta, siempre estuvo en lo más alto) y se relegó sabiamente el resto para la recta final y los bises. Así sonaron las celebradas “Bedsitter” y “Soul Inside«, antes de los bises, reservándose para la traca final su versión más famosa, el “Tainted Love” de Gloria Jones (aunque les queda como anillo al dedo y podría haber sido suya perfectamente), despidiéndose del único modo posible con la emocionante “Say Hello Wave Goodbye”. cantada por la sala a coro con él dejándonos una sonrisa imborrable durante la ovación que les brindamos a él, y a toda su banda, mientras saludaban.

Marc Almond_02@Sala Arena

Ese día había más conciertos que me interesaban (la oferta en la capital es muy amplia siempre) pero no me arrepiento de haber dejado “en paso” otros conciertos. Es más, me alegro profundamente de haberle elegido porque me encantó disfrutar de algunas canciones de mi infancia y adolescencia en directo. Últimamente subo la media de edad en algunos conciertos a los que voy, no fue este el caso y me alegro que la gente que le siguió en su momento todavía se acuerden de él y fueran a rejuvenecer unos años al ritmo que este “gentleman” de 58 años nos brindó. Realmente una auténtica estrella y como tal brilló en la capital.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

1349 Views

Sobre admin

Administrador