(CRONICA) PACO VENTURA LEGEND FEST – Madrid – Sala Nazca – 07/02/2020

PACO VENTURA LEGEND FEST Madrid Sala Nazca 07/02/2020

Paco Ventura no necesita ninguna presentación. Su currículo y los más de treinta años que lleva comandando junto a Manuel Martínez la nave de los incombustibles Medina Azahara le preceden pero, además de poner su talento como compositor e instrumentista al servicio de la mítica banda cordobesa, ha editado a lo largo de su vasta carrera trabajos muy interesantes fuera del grupo que le ha dado el reconocimiento popular.

Paco Ventura_01@Sala Nazca

“Madre Tierra” es su último esfuerzo en solitario en el que, junto a su enorme talento, ha sido capaz de reclutar a parte de lo más granado, en lo que a guitarristas se refiere, del panorama internacional. El resultado es un enorme trabajo que, aprovechando cierto parón en la actividad de Medina Azahara, se ha animado a presentar en directo bajo la acertada etiqueta “Legend Fest”.

Paco Ventura_03@Sala Nazca

Y digo acertada porque, además de los temas más recientemente compuestos y motivo principal de su vuelta a los escenarios con esta serie de conciertos, ha aprovechado para recordar ese interesante disco de Hard Rock clásico que grabó en 2015 llamado Black Moon (para el que también contó con ilustres artistas tanto músicos como vocalistas) y, cómo no, redondear el repertorio con algunos temas de Medina Azahara clásicos mezclados con otros nunca interpretados o que han caído en el olvido sepultados por otros más nuevos.

Paco Ventura_04@Sala Nazca

A pesar de otras ofertas musicales programadas para ese día en la capital creo que una sala como la Nazca, cuyo aforo es bastante discreto, mereció lucir mucho mejor aspecto que el que finalmente tuvo (aspecto que sin todos los acreditados de prensa y los numerosos invitados hubiera sido totalmente indigno)  para presenciar lo que a la postre fue un magnífico concierto de casi dos horas a cargo de Paco y la más que competente banda que lo acompaña en este periplo.

Paco Ventura_05@Sala Nazca

Creo que esa fue otra de las claves del concierto, los versátiles músicos que forman parte de la banda del cordobés. A nadie le debe pasar desapercibido que interpretar música tan variada, estilísticamente hablando, como la que esa noche ofrecieron de una manera que hiciera justicia a la original no es para nada sencillo. Salieron victoriosos del envite en mi opinión.

Paco Ventura_06@Sala Nazca

Pues bien, tanto la sensacional base rítmica formada por el bajista Lolo Gónzalez y el baterista Félix Ramírez (que encima por lo visto estaba enfermo aunque si no lo dice Paco nadie lo hubiera pensado) como la inconmensurable labor a los teclados de Víctor Mateos consiguieron que los temas sonaran de un modo brillante ayudados por un sonido en el que todos los instrumentos estaban muy bien ecualizados.

Paco Ventura_07@Sala Nazca

Mención aparte merecen los vocalistas de la formación porque, si difícil era la papeleta de los instrumentistas, la suya no era tampoco baladí. Por ello creo que es justo reconocer el gran trabajo que hicieron a este respecto el argentino Ger Philippens, encargado principalmente de los cortes de Black Moon, y Manuel Escudero, que hizo lo propio con los de Medina Azahara. Además, mientras cada uno de ellos cantaba sus temas, el otro no abandonaba el escenario sino que permanecía en las tablas aportando grandes coros (también colaboró en estas tareas Paco) por lo que la sensación final fue francamente buena.

Paco Ventura_09@Sala Nazca

Por último qué decir del señor Ventura. Demostró lo que cualquiera que le haya escuchado a lo largo de todos estos años ya sabe, el grandísimo guitarrista que es. Ese que sabe dar a cada tema lo que necesita sin perderse absurdamente en el virtuosismo sin sentido pese a que su técnica y estilo, deudor en mi opinión de Malmsteen sobre todo, sea excelso.

Paco Ventura_08@Sala Nazca

Estuvo simpático y agradecido con todos a pesar de la escasa audiencia, supo llevar de manera magistral el ritmo del concierto presentando todos los temas brevemente sin aburrir y mostró una enorme complicidad con todos sus compañeros de escenario. A pesar de que él fuera la “estrella” no fue de “estrellita” sino que, por el contrario, derrochó humildad. En definitiva, me encantó tanto su interpretación como su actitud y la forma en que confeccionó el repertorio para que todo fluyera.

Paco Ventura_11@Sala Nazca

Entre la apertura de puertas y el arranque del concierto transcurrió bastante tiempo. Tiempo copado por algunos de los clásicos más manidos de la historia del Rock y el Metal hasta que “Abre La Puerta Niña” y “El Lago” de los dioses Triana rompieron la tendencia en lo que parecía la antesala más apropiada posible para que apareciera el grupo. Por desgracia no fue así (lástima porque lo habrían clavado) y, para mi sorpresa, tuvimos que escuchar por segunda vez el “Ace Of Spades” y hasta sonó el “Raining In Blood” de Slayer que, no es que no me gusten, pero rompieron absolutamente el ambiente que los temas de Triana habían creado.

Paco Ventura_13@Sala Nazca

Al fin, con quince minutos de retraso sobre la hora prevista, los pocos allí presentes dábamos la bienvenida con aplausos a la banda mientras los músicos tomaban posiciones y sonaba la intro “Wind Of Damascus”, que abre “Madre Tierrra”, dando así comienzo a las dos horas que teníamos por delante. El último en parecer fue, obviamente, el guitarrista cordobés para atacar la propia “Madre Tierra” junto a sus compañeros y empezar a repartir muestras de sus habilidades a diestro y siniestro.

Paco Ventura_14@Sala Nazca

No hubo que esperar demasiado para que el guitarrista tomara el micrófono y presentara a Ger Phillipens pidiéndonos una ovación para él quien, sonriente y ataviado con un sombrero, se encargó de sustituir con solvencia a José Luis Juárez en “Coge Mi Mano”, primer tema cantado de la noche y el único que recordó a sus trabajos en solitario previos a Black Moon. En ella ya pudimos ver lo bien que funcionaba la dupla de voces Philippens-Escudero y fue la primera muestra de lo que nos esperaba en los temas no instrumentales.

Paco Ventura_15@Sala Nazca

En la sala se encontraban presentes algunos guitarristas patrios de renombre que seguro sacaron mucho partido a la interpretación del cordobés y supieron valorarla con conocimiento de causa pero, ¿qué pasa con los que no somos guitarristas? Ese temor, que siempre me viene a la mente con este tipo de discos, lo disipó desde el inicio Paco ya que las composiciones de “Madre Tierra” no son sólo un derroche de técnica sino que poseen un gusto exquisito por la melodía.

Paco Ventura_16@Sala Nazca

Por ello, aunque tocara la mitad de las canciones del disco intercalándolas entre bloques de temas cantados (así además daba descanso a los vocalistas), no se hicieron en absoluto pesadas o tediosas para el público que no fuera guitarrista o seguidor acérrimo de este tipo de  discos instrumentales. Es más, temas como “Taboo”, “Hayabusa” o la singular versión instrumental del “Take On Me” de A-Ha, que presentó como un tema para “echarse unos bailoteos”, sirvieron como perfectos “enlaces” entre los bloques dedicados a Black Moon y a Medina Azahara, logrando que, como decía antes, todo fluyera a la perfección.

Paco Ventura_17@Sala Nazca

Inteligentemente, y para que el escenario no fuera un continuo entrar y salir de cantantes, tras “Coge Mi Mano” Ger y Manuel se quedaron para afrontar la primera dupla de referencias al magnífico “Black Moon”. Así se marcaron “Por Ti Volaré”, finalizada con un pequeño fragmento del “Starway To Heaven”,  y “Vencer Tu Miedo” donde el argentino se desenvolvió a la perfección “arropado” por unos estratosféricos coros de Escudero. Además, también pudimos evidenciar lo bien que el teclado de Víctor tapaba cualquier “hueco” durante los solos al haber sólo una guitarra. Me encantó cómo quedaron los temas de Black Moon aunque Ger no fuera el vocalista que los grabó.

Paco Ventura_18@Sala Nazca

Si los temas de Black Moon fueron muy bien recibidos (si la memoria no me falla nunca lo presentó oficialmente en vivo) imaginad cómo fue la respuesta cuando Manuel Escudero asumió la voz principal (por tanto Ger se encargó de los coros) para afrontar los primeros recuerdos a Medina Azahara en forma de la fantástica “Niños”, coreada por todos, la inédita en directo “El Umbral De Mi Locura” y la nada habitual “La Luz De Mi Camino”. Pese a la dificultad enorme de calzarse las botas de su tocayo creo que Escudero las defendió con mucha solvencia ayudado por nuestras voces.

Paco Ventura_21@Sala Nazca

Con “Hayabusa” llegamos al ecuador del concierto en el que se despachó a gusto con Black Moon enlazando hasta cuatro temas para deleite de los allí presentes. Esta parte se inició con la cadenciosa “Despiértame”, seguida de una “rockera” “En Tu Piel”, la rápida “Sólo Por Ti” y una emocionante “El Final” cuyo estribillo Ger nos animó a corear, como así hicimos. Está claro que Black Moon bebe de las bandas clásicas de los setenta que a todos nos vienen a la cabeza pero también es evidente el gusto con el que el guitarrista las hace suyas para dar forma a grandes composiciones. Meter temas de este proyecto en estos conciertos creo que es un acierto total y una oportunidad, seguramente única, de escucharlos en vivo.

Paco Ventura_23@Sala Nazca

Tras el divertido tema de A-HA encaramos la recta final del concierto con otro tramo dedicado a su banda madre.  Así sonaron la mítica “Favorita de Un Sultán”, donde Escudero tuvo que emplearse a fondo y le dio su toque ya que hacerla como Manuel Martínez es imposible, la genial “Córdoba”, dedicada por el guitarrista a sus compañeros de Medina Azahara que siguen en pie tras más de cuatro décadas y donde Ger y Manuel se compartieron protagonismo vocal, y otra nada habitual como la dura “Rompe Esa Cruz” en la que atacan a esa lacra que es la violencia hacia las mujeres. Aunque la ejecución de todas era un reto creo que lo salvaron con nota y todos disfrutamos de sus interpretaciones.

Paco Ventura_26@Sala Nazca

El retraso en el inicio hacía necesario no perder demasiado tiempo por lo que tras “Black Moon”, la canción que homenajea a “Long Live Rock´n´Roll” de Rainbow y en la que mezcla el inglés del estribillo con el español en las estrofas, se despidieron entre aplausos para acometer con los consabidos bises que, por cierto, no pedimos precisamente con efusividad….

Paco Ventura_27@Sala Nazca

Daba igual porque en apenas unos segundos apareció Paco con una Ibanez (en vez de la Gibson que había lucido hasta ahora) para arrancarse con un pequeño solo que desembocó, con sus músicos ya con él, en “Genzai”, una genial canción que puso punto y final a la presentación de “Madre Tierra” pero no a la descarga, pues ese honor todos sabíamos en quién iba a recaer.

Paco Ventura_30@Sala Nazca

Con un “todos necesitamos respirar” presentó un tema que no necesita presentación como es “Necesito Respirar”, coreado por la sala y alargado menos (afortunadamente) que lo que lo suele hacer con Medina mientras que, como no podía ser de otro modo, “Todo Tiene Su Fin” dio por concluido un extraordinario concierto que no pudo dejar insatisfecho a nadie por repertorio, ejecución y entrega tanto de Paco como del resto de su banda.

Paco Ventura_31@Sala Nazca

Es una pena que la gente no respondiera como alguien con el talento y la trayectoria de Paco Ventura merecía pero, los que allí estuvimos, nos fuimos a casa con una sonrisa de oreja a oreja. Como dijo en una de sus intervenciones hay que ser agradecido a todas esas personas que nos regalan su luz. Por ello sólo me queda decir para terminar mi crónica. ¡Gracias Paco!

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

842 Views

Sobre admin

Administrador