(CRONICA) Peter Murphy + Radar – Sala Arena – 29/05/13

PETER MURPHY + RADAR – 29 DE MAYO – SALA ARENA (MADRID)

El pasado 29 de mayo recalaba en la madrileña sala Arena la gira “Mr Moonlight Tour 2013”, con la que el gran Peter Murphy está recorriendo Europa celebrando el 35 aniversario de Bauhaus, para muchos el grupo creador del movimiento gótico. Para el concierto de Madrid estuvieron acompañados por Radar, un grupo madrileño de rock electrónico.

La tarde-noche la abrieron los madrileños Radar, un trío de rock electrónico con muchas influencia de la New Wave. Comenzaron aún con poca gente en la sala, normal siendo un miércoles laborable y empezando a las 20:30, pero para el final de su actuación la sala ya estaba llena, y es que el público madrileño respondió a la llamada de Peter Murphy agotando las entradas.  Arrancaron con “Time” y entre los temas que tocaron se encuentran “Enough”, “Rescue” o “Fade” con la que cerraron. Un concierto de Radar es ir a ver un espectáculo muy cuidado, en el que reproducen imágenes en cada uno de los temas, lo que ayuda a crear una atmósfera especial.

Lo que no me terminó de convencer de todo fue el sonido que tuvieron, demasiado bajo, y que el cantante del grupo no se despegara demasiado del micrófono, lo que hizo que el público permaneciese un poco frío durante su actuación.

Puntual a las 21:30 saltaba al escenario Peter Murphy para celebrar con el público madrileño los 35 años de Bauhaus. Arrancó interpretando “King Volcano” a modo de intro, y siguió con “Kingdoms Coming” y “Double Dare”, como veis todo son temas de Bauhaus y es  que el repertorio lo basó íntegramente en la discografía del grupo, a excepción de la versión habitual que hacen de David Bowie. Peter Murphy vestido de forma muy elegante (de traje, con unos gemelos enormes y brillantes, y el cuello de la chaqueta emplumado), no paró de moverse por las tablas de la Arena y saludar a la gente.

Continuaron con la “rockera” “Flat Field”, “God in the Alcove” y “Boys”, acompañadas por una iluminación bastante pobre, como es habitual en esa sala, lo que hizo que en ocasiones no se viese quien estaba encima del escenario. Para “The Three Shadows (Part II)”, Peter Murphy se colgó una guitarra acústica, interpretando el tema casi en solitario. Siguieron con más guitarras acústicas, para hacer “Silent Hedges”, que dio paso a  “Kick in the Eye” y “Endless Summer of the Damned”. El concierto estaba siendo espectacular y se notaba la gran calidad tanto de los músicos que había sobre las tablas, como de los clásicos de Bauhaus con los que estaban haciendo una noche muy especial para todos los seguidores del grupo.

Llegó el momento de escuchar la intensa “All We Eber Wanted” y a partir de entonces nos tenía reservados los himnos de Bauhaus. El primero de ellos fue “Bela´s Lugosi´s Dead”, en las que proyectaron imágenes en la pantalla de detrás del escenario, siguieron con “The Passion of Lovers”, que se vio “deslucida” por la ausencia casi total de luz en el escenario, y es que si el técnico de luces quiere crear atmósferas con la iluminación, la mejor forma no es dejando todo a oscuras, porque eso, aparte de perjudicar a los fotógrafos que nos las vemos y nos las deseamos para sacar una foto decente en esa sala, perjudica sobre todo al público que ha pagado una entrada para ver, y nunca mejor dicho en este caso, al artista que le gusta. Para “She´s in Parties” se acompañó de un peque teclado de boca, y en “Stigmata Martyr” Peter Murphy tocó una guitarra eléctrica para darle más fuerza al tema.

El concierto ya se iba terminando, pero aún nos tenía guardados algunos temas más como “Dark Entries”, “Suwbay” y la versión de David Bowie “Ziggy Stardust”, con la que pusieron punto y final a un concierto memorable, y es que una vez más el gran maestro del  gótico salió por la puerta grande.

Texto y Fotos: Alfonso Davila

2656 Views

Sobre admin

Administrador