(CRONICA) STACIE COLLINS – Madrid – Sala We Rock – 30/05/2019

STACIE COLLINS Madrid Sala We Rock 30/05/2019

No me suele pasar esto muy a menudo pero no sé por dónde empezar para intentar plasmar con palabras lo que Stacie Collins y sus The AL-Mighty 3 ofrecieron en una desolada We Rock a punto de echar el cierre, al menos en esa ubicación. Simplemente, como se suele decir vulgarmente, me “volaron la cabeza”. Lo mejor de todo es que no debería haberme pillado por sorpresa a tenor de lo que había leído sobre sus anteriores actuaciones en nuestro país (que desafortunadamente me perdí) pero, lo que vi en mi primer acercamiento en vivo a la artista afincada en Nashville, pulverizó todas mis expectativas. Y no eran bajas precisamente…

Stacie Collins_01@We Rock

Todo presagiaba que no lo iba a tener fácil la de Oklahoma porque a pocos minutos de la hora prevista para el inicio de su show la sala estaba, literalmente, vacía. No soy músico pero, por muy profesional que seas, me parece realmente difícil (por no decir imposible) tocar ante una sala prácticamente desierta y no desmotivarse en cierto modo, aunque sea un poco. Más aún cuando no eres un artista novel, no es la primera vez que tocas en esa ciudad y encima tus conciertos han sido calificados unánimemente como sobresalientes y de cita casi obligada. Después de lo vivido el “casi” yo lo quitaría de la frase sin dudarlo.

Stacie Collins_02@We Rock

Reconozco que me sentí bastante desconcertado con que el “boca a boca” sobre las bondades de sus actuaciones no hubiera corrido como la pólvora entre los seguidores del estilo (o cualquier seguidor del Rock en su más amplio sentido) y hubiera conseguido congregar a algo más que dos decenas de personas, si es que llegamos. Y si, es cierto que vino en octubre y finales de mayo está muy próximo en el tiempo pero me cuesta entender que una gran parte de aquellos que fueron a verla a Clamores, o a alguno de sus otros conciertos pretéritos en la capital, no tuvieran ganas de repetir. Pero así fue.

Stacie Collins_04@We Rock

También me resultó sorprendente a más no poder que ni siquiera la prensa mostrara un mínimo interés en cubrir el concierto con la infinidad de webzines que tocan el género del Rock de alguna u otra forma. Es lo que hay y cada uno tendrá sus razones, todas legítimas por supuesto, para no haber asistido. Ojalá no tengamos que lamentarnos cuando vuelva a nuestro país el año próximo para presentar su nuevo trabajo y Madrid no se quede fuera de las fechas de la gira pero, de ser así, habremos recogido lo que hemos sembrado. Sin más.

Stacie Collins_05@We RockStacie Collins_01@We Rock

Con lo anteriormente expuesto no digo que deba llenar grandes recintos ya que soy consciente que su estilo por estos lares no es mayoritario, aunque se lo merecería tras actuaciones como la que nos ocupa, pero de nuevo volví a comprobar algo tan sabido cómo manido. El mundo de la música es, a veces, muy injusto y la calidad no siempre es sinónimo de reconocimiento por parte del público. Al menos así fue en la capital ya digo porque, sin congregar a las masas, en otros lugares de la península las audiencias han sido mejores (vale, peores era difícil) cosechando incluso un “sold out” en Castellón aunque la sala no sea de un gran aforo. Algo es algo.

Stacie Collins_07@We Rock

Puntuales tomaron posiciones los miembros de la banda de Stacie que comenzaron a tocar mientras irrumpía en escena como un torbellino nuestra protagonista armónica en boca para demostrar que lleva la pasión por la música en la sangre, que siente cada una de las notas que salen de su instrumento y cada una de las palabras que hacen lo propio de su boca. En ella no hay poses forzadas (algunas algo estudiadas, cierto es, pero fluyen con pasmosa naturalidad) y todo resulta auténtico a más no poder. Una autenticidad en sonido e imagen que te transportaban a un bar de carretera cualquiera en mitad de la nada de los que salen en las películas donde ves a rudos tipos con sombreros de cowboy bebiendo whisky mientras una banda de country, que bien podrían ser ellos, ameniza la estancia.

Stacie Collins_08@We Rock

“Lost And Found”, enlazada con “It Ain´t Love”, fueron los primeros de los numerosos cartuchos en forma de canciones que los americanos nos dispararon esa noche y me agradó comprobar que el sonido esa noche se alió con ella, siendo más que correcto,  sonando todo en su justa medida. Supongo que las limitaciones del equipo de sonido de la sala se apreciaron menos por el tipo de música del cuarteto ya que otras veces que he estado allí asistiendo a conciertos, pocas afortunadamente, ha dejado bastante que desear en líneas generales.

Stacie Collins_09@We Rock

Éramos pocos pero la gran ovación que se llevaron antes de atacar “Ramblin´” me llevó a pensar que seríamos un público muy agradecido, como así fue. Del mismo modo que debe ser duro tocar para tan poca gente, aunque ni una mala cara o gesto serio aprecié y a Stacie no se le borró la sonrisa en las casi dos horas que duró la actuación, debe ser gratificante (y de justicia) que te aplaudan, ovacionen y reconozcan tu esfuerzo como lo hicimos. Qué menos que eso cuando lo dieron todo.

Stacie Collins_06@We Rock

Su colosal actitud, cercanía y el buen rollo que nos inoculó desde que sus botas pisaron el escenario hizo efecto tan rápido como el veneno de una serpiente y convirtió lo que antes de salir parecía un velatorio en una gran fiesta como confirmaban las caras, mezcla de asombro y felicidad, de todos nosotros. Gran mérito, sin duda, y una prueba más que corrobora que estamos ante una artista sobresaliente con un dominio de las tablas fuera de lo común. Disfruta en el escenario y hace disfrutar bajo él.

Stacie Collins_14@We Rock

Para cuando interpretaron “Baby Sister”, uno de sus mejores temas para el que suscribe, ya nos tenía rendidos a sus pies y tan sólo me quedaba la duda de si sería capaz de mantener esa intensidad inicial hasta el final porque no sólo cantaba y tocaba la armónica sin descanso, sino que bailaba, se recorría el escenario de punta a punta clavándonos sus claros ojos hasta casi sonrojarnos o se marcaba esos pasitos “country” tan apropiados como bien ejecutados. Ya os adelanto la respuesta, la intensidad se mantuvo y, por increíble que parezca, hasta aumentó en la recta final con Stacie y su banda totalmente desatados.

Stacie Collins_15@We Rock

Sin darnos un segundo de tregua bajaron un poco las revoluciones, que no la intensidad, con “Can´t Do It Without You”, corte ideal para darse una vuelta por el pantano en tu bote, que unieron a una “King Of Rock” con la que era imposible que no se te fueran los pies solos. Tras ellas, Stacie nos introdujo a su guitarrista Jon Sudbury quien tomó la parte central del escenario, acaparando el protagonismo, para interpretar la primera de las versiones que formaron parte de su repertorio. La elegida para abrir este “melón” fue “You Ain´t Nothing But Fine” de Rockin´ Sidney revelando que el guitarrista no sólo se defiende bien en los coros, al igual que el resto de la banda, sino que posee una voz bastante notable.

Stacie Collins_12@We Rock

No conviene pasar por alto, a pesar de que el arrollador carisma de la señora Collins lo eclipse todo y a todos, el talento y la química que poseen con ella los integrantes de su banda y sin los que las actuaciones de la menuda vocalista seguramente no serían tan buenas. Empezando por su compañero dentro y fuera del escenario, el bajista y compositor Al Collins al que vimos disfrutar siendo el perfecto cómplice de Stacie, siguiendo por el baterista Ola Göransson muy sólido a las baquetas y terminando por el citado Jon Sudbury a las seis cuerdas al que le costó un poco más “soltarse” (es británico…) pero que terminó por sucumbir a los encantos de la armonicista que le buscó en muchos momentos haciendo patente esa citada química que hay entre todos ellos, no sólo con su marido.

Stacie Collins_16@We Rock

Una de las pocas “quejas” que había leído sobre los directos de la cantante se debía al elevado número de versiones en su repertorio. Es cierto que son habituales y, tal vez, demasiado numerosas pero las llevan tan a su “terreno” que podrían pasar por temas suyos por lo que no desentonan lo más mínimo. Además, si tocas casi dos horas el impacto me parece menor pese a que yo también prefiera siempre temas propios del artista en cuestión. No obstante es algo muy típico de este tipo de estilos rendir “homenaje” a tus influencias por lo que, en este caso, yo no lo veo como algo tan negativo pese a que me hubiera gustado escuchar “Jani” o “Blood Moon”, por citar sólo un par de las que se quedaron en el tintero, en lugar de algunas de las versiones que interpretaron.

Stacie Collins_17@We Rock

Siguiendo con el tema de los “covers” no sólo se sirve de ellos para homenajear a artistas que la han inspirado o influido sino que también las usa para dar merecido protagonismo al resto de sus compañeros. Así en “If You Wanna Get To Heaven” fue Al el que se encargó de la voz principal mientras que en la última parte del concierto, tras un solo de batería (prescindible como casi todos pero que sirvió para que sus compañeros se tomaran un respiro) que terminó con un ritmo de samba que Stacie medio bailó graciosamente, Ola fue el que siguió acaparando el protagonismo cantando el “Whole Lotta Shakin´ Goin´ On” de Jerry Lee Lewis de forma muy competente también.

Stacie Collins_20@We Rock

En el repertorio con el que dieron un repaso a su trayectoria no faltaron fijas en sus conciertos como “Don´t Doubt Me Now”, una sentida y emocionante a rabiar “Heart On My Sleeve”, la gran “Tied To You” alargada con una pequeña jam y enlazada a “Top Of That Mountain”, “Hey Mister” (otra de sus clásicos que me encanta) o “Carry Me Away” en la que, por si no se había mostrado suficientemente cercana la americana, se bajó a cantar y bailar entre nosotros. Esto ya no es sorpresa en los conciertos y lo hemos visto bastantes veces pero lo que no es tan habitual es el grado de interacción que tuvo porque no sólo bailó (e invitó a hacerlo) sino que cantó “en exclusiva” casi a cada uno de los que allí estábamos mientras te miraba a los ojos poniendo a más de uno hasta “nervioso”.

Stacie Collins_25@We Rock

Aprovechó para comentarnos que están grabando un nuevo disco titulado “All In” cuya salida está prevista para otoño y del que presentaron “Too Damn Long” y “Oh Darlin´ Mine” (creo que así se llaman), esta última en primicia en la recta final del concierto, y nos animó a que la ayudáramos a hacerlo realidad mediante el “pre-order” correspondiente para financiarlo. Este tipo de maniobras cada vez son más frecuentes pero cuando editas tus discos con tu propio sello cobran bastante sentido y, además, estoy seguro que alguien como ella que tanto valora a sus seguidores sabrá aportar un “plus” a los que colaboren comprando el disco de forma anticipada. Además es una buena forma de apoyar directamente a artistas que lo merecen y disponen de pocos medios para seguir creando.

Stacie Collins_33@We Rock

“Show Your Mama”, con jam y “duelo” entre armónica y guitarra incluido y fundida como suelen hacer con el “Jumpin´ Jack Flash” de los Rolling, fue la elegida para poner el punto y seguido puesto que fue terminarla e, inmediatamente, empezar todos a corear el típico “oooee ooee oooeee oooeeee” que tanto gusta escuchar a los “guiris” cuando tocan en nuestro país. Es curioso que, con los pocos que éramos, la petición de algún bis se alzó mucho más alta que en la mayoría de eventos a los que suelo ir donde la gente ni se molesta en pedirlos dando por hecho que los van a hacer. Estoy casi seguro que iban a tocar bises pero, por si acaso, no íbamos a dejar de pedirlo porque ninguno queríamos que el concierto terminara.

Stacie Collins_41@We Rock

Con amplias sonrisas en sus caras a los cuatro les trajeron unos chupitos que se bebieron brindando a nuestra salud mientras eran aplaudidos con fervor para permanecer en las tablas y obsequiarnos con un par de temas más. El primero de ellos fue el “Beer Drinkers & Hell Raisers” de los barbudos más famosos del Rock, en la que el matrimonio Collins compartió tareas vocales y micrófonos, mientras que la coreada por todos “It´s A Long Way To The Top (If You Wanna Rock´n´Roll)” (de eso sabe mucho nuestra protagonista, sin duda), con coreografía de Jon y Stacie incluida, fue la encargada de cerrar una actuación que estará entre las mejores del año para mí. Así de claro lo afirmo, cuando no hemos llegado ni a la mitad del mismo, sin riesgo a equivocarme.

Stacie Collins_24@We Rock

Hasta aquí lo que dio de sí el concierto pero no quisiera terminar mi crónica de una gran velada sin reseñar otra cosa que también me tocó “la fibra”. Como muchos artistas que tocan en salas, y aunque creo que todos hubiéramos entendido que se hubiera retirado a descansar un poco viendo la maratoniana gira que la esperaba, la americana dijo que iba a estar tras el concierto en el puesto de merchandising para firmar, saludar, charlar y hacerse fotos con el que así lo quisiera.

Stacie Collins_31@We Rock

Lo que marcó la diferencia respecto a otras veces que me he acercado a felicitar a algún músico por su concierto es que la honestidad y la simpatía desplegada en las tablas aumentan exponencialmente en el “cara a cara”. La sonrisa y el sincero abrazo con el que te recibe y te despide agradeciéndote que hayas ido a verla o comprado algo de su “merch” para apoyarla, y que no se limita a firmar sino que además te lo dedica, llega al alma. Tal muestra de agradecimiento y respeto hacia sus seguidores hacía mucho tiempo que no la veía y la engrandece todavía más.

Stacie Collins_44@We Rock

En un momento en el que cada vez salgo más decepcionado de los conciertos porque los grupos van con el piloto automático, tocan poco y/o con menos ganas que las que tengo de madrugar un lunes sólo puedo dar gracias por haberme topado con un artista como Stacie Collins que da el 200% en el escenario sin importar “nimiedades” como que haya “cuatro gatos” o que apenas hubiera dormido cuatro horas la noche anterior (como era su caso), que a otros les servirían de justificación para salir sólo a cumplir el expediente o incluso ni eso, como veo en bastantes ocasiones.

Stacie Collins_03@We Rock

Sinceramente, noches como esta me reconcilian con la música en directo y me recuerdan por qué sigo yendo a conciertos después de tantos años a pesar de las decepciones que cada vez más a menudo me llevo. Si no me crees sólo tienes que acercarte a cualquiera de sus conciertos, resalto lo de “cualquiera”, y después hablamos sobre lo que esta mujer y su banda son capaces de transmitir. No es mi estilo favorito pero desde ya me declaro seguidor incondicional de esta diosa de la armónica. Inolvidable.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

 

138 Views

Sobre admin

Administrador