(CRONICA) STRAVAGANZZA – Madrid – Sala La Riviera – 28/09/2019

STRAVAGANZZA Madrid Sala La Riviera 28/09/2019

“El tiempo nos ha dado la razón”. Esta frase pronunciada por Leo durante una de sus intervenciones a buen seguro recoge también las sensaciones del resto de miembros de la banda madrileña ante lo vivido el pasado sábado. El grupo de metal sinfónico iba a hacer realidad el sueño de muchos artistas de capturar en imágenes un concierto especial, único, poniendo así el broche de oro a la gira de regreso tras siete años de parón de este ambicioso proyecto iniciado en 2003 por Pepe Herrero y Leo Jiménez llamado Stravaganzza.

Stravaganzza_32@La Riviera

Debe ser muy gratificante haber podido llevar a escena en la medida de sus posibilidades actuales (que no me parecieron nada desdeñables todo sea dicho), como no se ha cansado de recalcar en entrevistas previas el vocalista, un concepto tan ambicioso como el que representa este grupo. Realmente el resultado final superó mis  expectativas porque, tanto musical como escénicamente, nos ofrecieron algo de una calidad superlativa como se podrá comprobar cuando salga el DVD.

Stravaganzza_30@La Riviera

No contaron con una orquesta completa, como seguro le habría gustado a Pepe (tal vez algún día lo lleve a cabo), pero tanto los arreglos como la labor de la sección de cuerda que actuó fue más que acertada y relevante a la hora de recrear las partes más orquestales de sus canciones así como los interludios entre algunas de ellas y evitar así llevarlas grabadas. Personalmente agradezco sobremanera cuando las bandas hacen estos esfuerzos por recrear con la mayor fidelidad posible en directo sus canciones y, desde luego, la ocasión lo merecía.

Stravaganzza_29@La Riviera

De igual manera contar con la participación de una parte representativa de la coral de Fuenlabrada “Coro´n´Rock” (llevarlos a todos no era posible dado su elevado número) con Beatriz Albert (si, la que fuera vocalista de Ebony Ark) y Miguel Ángel Gónzalez a la cabeza aportó grandilocuencia a la interpretación en vivo de los temas. Además estos últimos ayudaron a Leo a aguantar un concierto de tan larga duración como el que nos brindaron interpretando incluso alguna parte solista. Gran actuación la del coro creado y dirigido por Pepe.

Stravaganzza_28@La Riviera

Por último no puedo obviar hablar del trabajo de las bailarinas de Danza Rock & Metal bajo la supervisión de la coreógrafa y bailarina Zarina (rebautizadas a “Stravadanzers” por Leo) encargadas de, junto a la habitual artista de body painting Natalia Barrios, hacer visualmente más atractiva todavía su ya de por sí cuidada puesta en escena. Hay opiniones que apuntan a que este tipo de “performances” distraen de lo que es verdaderamente importante, la música.

Stravaganzza_27@La Riviera

En este caso no estoy de acuerdo ya que sus apariciones, atrezzo, vestuario y coreografías no sólo no restaban atención sino que sumaban al conjunto. Todo tenía un sentido y una razón de ser. Su trabajo me pareció excelso y muy por encima de lo que esperaba o había visto en otras ocasiones a otros grupos. Sin duda muy logrado el resultado final que denota el esfuerzo y el mimo con el que habían preparado cada una de sus apariciones esta noche.

Stravaganzza_26@La Riviera

El dichoso fútbol, la saturación de conciertos que sufrimos en la capital o la coincidencia con otros bolos ese día (me dolió en el alma perderme a los dioses Y&T pero sin el don de la ubicuidad es lo que hay…) hizo que temiera por el aspecto de una sala de gran capacidad como es la Riviera. Por suerte, aunque no estaba abarrotada ni mucho menos, seguidores venidos de toda España (sólo con los madrileños la cosa hubiera sido bastante diferente) dotaron de “color” y un aspecto digno al recinto. Me alegro de ello porque el feedback del público siempre lo agradecen los artistas.

Stravaganzza_25@La Riviera

Con todo preparado, y una gran expectación flotando en el ambiente, puntuales se apagaron las luces mientras los miembros del coro, la sección de cuerda y los componentes del grupo fueron tomando sus posiciones en el escenario mientras se proyectaba en la pantalla gigante trasera (tuvieron también el gesto de poner dos laterales para que nadie se perdiera detalle) la introducción que una voz en off (la de Patricio Babasasa concretamente) narraba dando inicio al primer acto y, con él, al concierto. El último en aparecer, como era de esperar, fue el carismático frontman siendo recibido con una gran ovación.

Stravaganzza_24@La Riviera

Sin sorpresas “Dios” fue la encargada de dar el pistoletazo de salida a una descarga en la que, durante dos horas y veinte minutos, la banda repasó cronológicamente sus cuatro discos (o “actos”) escogiendo algunas de las canciones más representativas de los mismos. Estoy seguro que muchos seguidores echarían en falta alguna u otra canción pero, evidentemente, no se pueden tocar todas. Aún con todo, creo que fue acertada la elección y pareció satisfacer en líneas generales a una audiencia totalmente volcada con ellos desde la primera nota.

Stravaganzza_22@La Riviera

“Cárcel de Piel y Hueso”, con protagonismo del teclado de Eloy Terrero, y la tremenda “…Y En Soledad Me Lamento”, que dejó la estampa de las bailarinas portando unas cadenas para su coreografía, dieron pasó a la “folclórica” “Mi Tempestad”, último tema que sonó del debut grabado hace tres lustros, y dónde Leo se vació intentando clavar las exigentes partes vocales del tema. No me extraña que en su momento sorprendieran con este disco y se sintieran “incomprendidos”. Los seguidores del madrileño seguro que esperaban “otra cosa” del vocalista de Saratoga en aquellos días. Con el tiempo parece que sus seguidores tildan de “obra maestra” a “Primer Acto” así que sí, Leo acierta diciendo que el tiempo les ha dado la razón.

Stravaganzza_22@La Riviera

Aunque era la primera vez que les veía en directo no era ajeno a la forma en que afrontaban sus conciertos. Sin embargo, y pese a que las entrevistas y vídeos previos pusieron mis expectativas muy altas (con el peligro que eso conlleva), lo visto hasta el momento las había superado. Precisión en la ejecución, pasión y teatralidad en la interpretación, puesta en escena muy vistosa y trabajada así como un sonido increíble (de lo mejor que he oído nunca en esa sala) que se mantuvo durante toda la actuación pese a la cantidad de elementos e instrumentos a sonorizar (soberbia la labor de Anti Hornillos en este aspecto) estaban dando como resultado un concierto muy satisfactorio a todos los niveles. Algo, sin duda, muy difícil de conseguir porque no siempre lo que quieres hacer coincide lo que sale finalmente. En este caso creo que salió todo como ellos habían planeado.

Stravaganzza_20@La Riviera

Siguiendo el esquema previo, Pepe Herrero se volvió hacía el coro para dirigirles en la interpretación de la melodía central de “Esperanza” mientras la voz en off introducía “Sentimentos”, el segundo acto del grupo antes de que sonora “Miedo” para regocijo de la sala. Este corte nos mostró a un Leo encapuchado y es que no sólo las bailarinas se cambiaban continuamente de atuendo sino que el vocalista hizo lo propio también con cada nuevo “acto”.

Stravaganzza_19@La Riviera

“Pasión” sonó rotunda, con gran protagonismo de la sección de cuerda, y fue cantada por los presentes con el mismo sentimiento que tiene por título para que, seguidamente, Leo apelara a un sentimiento que “seguro todos habíamos sentido alguna vez”. Efectivamente, ¿quién no ha sentido “Desilusión” alguna vez en su vida? Pero esa noche dudo que alguien se fuera de la sala con esa sensación porque todo estaba saliendo a pedir de boca y se veía tanto al grupo como al público disfrutar.

Stravaganzza_18@La Riviera

La extensa y compleja “Dolor” cerró este segundo bloque dedicado a “Sentimientos” y sonó oscura y muy, muy dura con unas guitarras pesadas sensacionales. Buena “culpa” de esto la tuvo la presencia de Miguel Ontivero (Migueloud si eres seguidor de los tremendos Wormed. El compañero de Leo en Azabel hace muchos años, con su guitarra de siete cuerdas, fue el complemento perfecto a la solista de Pepe Herrero. Esa noche formaron una dupla fantástica que aportó empaque a los temas y que, si no tengo mal entendido, parece que será habitual puesto que Miguel es nuevo miembro de Stravaganzza y no sólo un colaborador para la gira que acababa esta noche.

Stravaganzza_17@La Riviera

Nueva intro a cargo del coro y la sección de cuerda mientras aparecían en escena las cuatro bailarinas de negro riguroso portando candiles para que la celebrada “Deja de Llorar” iniciara “Requiem”, el tercer acto. Este disco, más directo y dedicado al difunto productor Big Simon como es sabido, fue el primero grabado con Patricio y Carlos en sus filas (no cuento el Ep “Hijo del Miedo”) por lo que ambos estaban muy cómodos interpretando sus temas. Así mismo fue ampliamente representado y gozó de una respuesta muy entusiasta por parte del público.

Stravaganzza_15@La Riviera

La cañera “Grande”, dedicada por Leo como no podía ser de otro modo a su amigo Big Simon, y “Máscara de Seducción”, donde el de Fuenlabrada compartió protagonismo con Natalia Barrios y su coreografía con bastón, dieron paso a la monumental “Requiem” donde tanto las “Stravadancers” portando epitafios como el coro y el grupo brillaron especialmente bordando su atmósfera y sentimiento original. Un tema imponente en estudio que tuvo una ejecución en vivo a su altura. Para mí de lo mejor del concierto.

Stravaganzza_14@La Riviera

Tras el “momentazo” de “Requiem” reconozco que “Perdido” no causó en mí el efecto que proclamó Leo porque lejos de llevarme a un estado “fiestero” me descolocó. Entiendo que sirviera para presentar y reconocer la labor de Patricio Babasasa, quién además de ser aclamado aporto segundas voces a su composición, pero ni su inicio modificado esa noche hasta hacerlo pseudo “industrial” ni el corte en sí me gustaron. Lo mejor que puedo decir de ella es que duró poco.

Stravaganzza_12@La Riviera

Todo lo contrario me pareció el que, sin duda, fue el momento más sentido y relajado del concierto. Para ello se saltaron un poco el guión seguido hasta ese momento y retrocedieron hasta “Sentimientos” para que Eloy cediera al genio polifacético Pepe Herrero el teclado y, junto al vocalista, interpretaran “Nostalgia” enlazada sin pausa a “Inmortal”. Así dieron por concluido este tercer bloque mientras la sala coreaba el nombre del señor Herrero más que merecidamente.

Stravaganzza_11@La Riviera

El tiempo estaba pasando volando y ya estábamos en la sección dedicada a “Raíces”, el cuarto trabajo del grupo y, si no estoy equivocado, el favorito de Leo por lo que su representación también fue más extensa que la de los dos primeros discos, algo que escuché comentar a algún asistente que no había terminado de convencerle. Sea como fuere los parámetros de calidad en directo se mantuvieron intactos y al vocalista, ataviado con una máscara y una falda para la ocasión, le vi muy bien pese al tiempo que llevaban sobre las tablas.

Stravaganzza_10@La Riviera

“Cuestión de Fe”, la emotiva “Sin Amar”, cantada con fervor por la sala junto a Leo y donde de nuevo las bailarinas nos sorprendieron con una coreografía usando paraguas decorados para la misma fueron la antesala para la que, a la postre, fue la única colaboración con la que contaron esa noche tras desvelarse días antes que ni Ana Torroja ni Mónica Naranjo podrían estar. Se intentó pero no debe ser fácil cuadrar agendas con ellas y, esta vez, no pudo ser. Lástima porque hubiera estado bien poderlo registrar para la posteridad en el DVD.

Stravaganzza_08@La Riviera

Así para “Impotencia II”, esa especie de lavado de cara al corte “Impotencia” de su segundo disco que no es del agrado de todos los seguidores, contaron con Korpa de los toledanos Fuck Division para las voces guturales. Más allá de que pueda gustar más o menos esta canción la colaboración quedó resultona aunque, en mi opinión, el atuendo del cantante invitado chirriaba como arrastrar una llave sobre el capó de un coche con la estética del resto del grupo. Supongo que buscaban ese contraste a propósito porque, de lo contrario, no me cabe en la cabeza que saliera con una camiseta de fútbol americano.

Stravaganzza_07@La Riviera

Volvimos al sinfonismo de la mano de “Un Millón De Sueños” que desembocó en la presentación de la banda y de todos los involucrados, que no eran pocos. Coro, sección de cuerda, bailarinas, compañeros de banda, sello, los encargados de la grabación del directo, Anti Hornillos, técnicos de luces…. Leo no quiso dejarse a nadie incluso siendo consciente de que se podía hacer un poco pesado. Puede que así fuera pero también opino que era necesario reconocer el mérito a todo aquel que en su parcela, era responsable de lo que estaban haciendo realidad.

Stravaganzza_06@La Riviera

El teclado de Eloy introdujo “Agonía” antes de que la canción que cerraba y daba título al último disco hasta la fecha de Stravaganzza, en la que Leo exprimió sus cuerdas vocales al máximo, hiciera lo propio y les sirviera como despedida momentánea mientras eran aplaudidos a rabiar por una audiencia consciente de que lo que acaba de presenciar no está al alcance de cualquiera y no es nada habitual de ver sobre un escenario. Y lo mejor es que habíamos sido participes de ello.

Stravaganzza_05@La Riviera

De allí no se movió ni un alma porque todos sabíamos que aún se guardaban, al menos, un cartucho en la recámara. Finalmente fueron dos pero hubo que esperar casi cinco minutos de merecido descanso para que volvieran a salir y marcarse su ya mítica, e imprescindible, versión metalizada del “Hijo de la Luna” de Mecano. Como han dicho en repetidas ocasiones, Stravaganzza ha conseguido el hito de que metaleros acérrimos se desgañiten con una canción de uno de nuestros grupos pop por excelencia. De nuevo volvió a pasar y fue una pena que Ana Torroja no estuviera para ver “in situ” como muchos “melenudos” coreaban uno de los himnos de su ex grupo. Hubiera sido curioso.

Stravaganzza_04@La Riviera

Con la recientemente muerte de Camilo Blanes Cortés, más conocido por todos como Camilo Sesto, pensé que le iban a rendir un homenaje. No sólo porque Leo Jiménez sea seguidor declarado del cantautor y compositor alicantino sino porque, además, el vocalista encarnó a Jesús en la ópera Rock “Jesucristo Superstar”. “Vivir Así Es Morir De Amor” tal vez no era la elección más apropiada (aunque ya la hubieran hecho con anterioridad) pero “Getsemaní” hubiera sido un buen homenaje.

Stravaganzza_03@La Riviera

Sin embargo me equivoqué y fue el bonus de “Requiem”, “Eloise”, la elegida para finalizar su memorable actuación de manera acertada porque Tino Casal era otro genio adelantado a su tiempo y el tema le va como anillo al dedo a Stravaganzza. Con ella, y todas las bailarinas implicadas en el escenario, se despidieron rubricando una actuación soberbia a la que pocos (por no decir ninguno) “peros” se le puede poner. ¡Enhorabuena!

Stravaganzza_02@La Riviera

De este modo terminaba una exitosa gira de retorno de dos años que les ha llevado por España y Latinoamérica dejando claro que no hay nada mejor que desaparecer un tiempo para que la gente reconozca el trabajo realizado, te eche de menos y pida tu regreso. Stravaganzza están de vuelta, con las miras puestas en un quinto acto muy esperado por sus seguidores por lo que pude comprobar, y un futuro que se antoja prometedor. Veremos por dónde nos salen porque ya han demostrado que son impredecibles y los encorsetamientos no van con ellos. Y que así siga siendo.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

 

206 Views

Sobre admin

Administrador