(CRONICA) Tako + Pedro Botero – Sala Cats – 27/05/16

TAKO+PEDRO-BOTERO_Web

TAKO + PEDRO BOTERO Madrid Sala Cats 27/05/2016

Con el título “30 Pasos” ha bautizado Tako a su última obra de estudio que ha visto la luz este pasado mes de febrero. Como todo en ellos, nada es fruto de la casualidad y con este trabajo celebran sus treinta años de andadura musical cumplidos el pasado año. Durante todo este tiempo han ido creando una discografía envidiable y a la altura de muy pocas bandas en este país por lo que, aprovechando la presentación del último disco se han embarcado en una gira aniversario que también daría cuenta, sin duda, de muchos de los clásicos atemporales que los aragoneses atesoran.

Pedro Botero_07@Cats

Por si esto fuera poco, la cita de Madrid tenía un aliciente más que el ya de por si interesante concierto de los maños porque otra banda mítica de su tierra les iba a acompañar. Pedro Botero, la banda de los hermanos Bartolomé ha roto su silencio discográfico de 23 años (que se dice pronto) y presentaban “17/50”, otro disco cuyo título encierra más significado de lo que parece pues se refiere a la edad con la que empezó la banda Rubén (el que más ha tirado del “carro” sin duda) y la que actualmente tiene.

Pedro Botero_09@Cats

Así pues la noche prometía, y mucho, pero el ambiente que reinaba en los alrededores de la sala pocos minutos antes de la hora prevista para la apertura de puertas no hacía presagiar una gran entrada para disfrutar de estas dos bandas, más bien lo contrario. Y es que, al igual que la última vez que tuve ocasión de ver a los de Ejido de los Caballeros en ese mismo enclave, la sala Cats se les quedó muy grande para una audiencia casi familiar, y con Pedro Botero, sin el “casi”.

Pedro Botero_18@CatsCon un leve retraso de diez minutos empezó la descarga de Rubén y los suyos quiénes, como si de una declaración de intenciones se tratara, eligieron el tema del último trabajo que da nombre al grupo para arrancar. “Pedro Botero” me convenció la primera vez que la escuché porque creo que mantiene totalmente la esencia de la banda pero claro, con lo que no contábamos ninguno es con el mal sonido que nos iba a acompañar durante toda la velada que, en líneas generales, echaría por tierra cualquier posibilidad de disfrutar totalmente tanto de ellos como, posteriormente, de Tako, quienes incluso sonaron aún peor. Pedro Botero_16@CatsSe anunciaba la descarga de los de Casetas como una actuación completa y así fue puesto que estuvieron unos 80 minutos sobre las tablas presentando a conciencia “17/50” (hasta nueve cortes sonaron del último disco si contamos la revisada “Hechicera”) y recordando algunos de sus mejores temas del pasado con una increíble excepción (no entendí como “Guerrero” se quedó en el tintero, la verdad) por lo que no se les puede calificar como meros teloneros sino casi como un doble cartel. Pedro Botero_05@Cats “Ponte las Pilas”, que ya no me convence tanto por ese aire de rock urbano que destila y que les va algo menos para mí gusto, prosiguió con la actuación y, aunque bastantes de los presentes estaban volcados con ellos puesto que habían desplazado seguidores desde su tierra, la diferencia en la reacción de la gente con los temas clásicos y los nuevos se podía palpar, “Sangre” fue el primer ejemplo de lo que digo.   Pedro Botero_06@Cats

Pero no sería el único porque la misma entusiasta respuesta obtuvieron “Ser Paranoico”, “Soledad”, donde Nano Pérez nos instó a corear el estribillo, “Volverás a Escuchar La Llamada” o la balada “Rosa Negra”, bien interpretada también por el “repescado” bajista de los tres primeros discos del grupo quien fue un apoyo fundamental para ayudar y dar algo de descanso a la voz de Rubén ya que, según fueron pasando los minutos y cayendo las canciones, peor vi vocalmente al líder del cuarteto en este aspecto. Está claro que los años no pasan en vano a pesar de la inactividad.

Pedro Botero_04@Cats

Me gustó la química que se percibía entre los miembros de la banda ya que tanto Rubén como Nano tuvieron multitud de gestos cómplices con Cesarito Royo poniendo “posturitas” durante las dobles guitarras o, simplemente, buscándole. Se notaba mucha ilusión y ganas por agradar en esta primera descarga en Madrid después de tantos años y destacó Nano sobre todo siendo el que más vivió la descarga. Una pena que fuéramos tan pocos y que el sonido siguiera sin dejar brillar a la banda porque poco se les puede reprochar a ellos, si acaso que el repertorio diera tantísima cancha al último disco con el que sus viejos fans de la capital tal vez no estuvieran muy familiarizados, restando participación en las canciones nuevas. Pedro Botero_12@Cats

Esto se apreció en el medio tiempo “No Hay Oro”, la canción contra la violencia de género “Esposa O Esclava” o “Castigo”, ambas cantadas por Nano y que van muy en la onda de los temas de sus primeros discos (sobre todo la segunda), donde la intensidad del concierto decayó un poco por el desconocimiento de muchos de los presentes de las mismas. Pedro Botero_13@Cats

Una de las canciones que más esperaba era la de “Hechicera” pero me vine un poco abajo porque su interpretaron no me terminó de convencer y, para colmo, una de mis canciones favoritas del grupo como es “Pasajero de los Vientos” quedó bastante deslucida, además de por el mal sonido de las guitarras, por una especie de versión libre de César en las partes solistas que no termine de entender y, desde luego, alejadas de las originales. No sé qué pasó porque, en líneas generales, me gustó el aire que imprimió a los temas el guitarrista.

Pedro Botero_02@Cats

El tiempo apremiaba pero afortunadamente no vieron recortado su repertorio y el tema que da título a su último disco junto al que le sirvió de adelanto, la melódica “Todo Me Da Lo Mismo”, también tuvieron cabida dejando para el final “Me Falta El Aire”, donde noté en la voz de Rubén que le pasaba un poco lo mismo aunque no sea un corte demasiado exigente vocalmente y que los coros de sus compañeros le ayudaron. El punto y final lo puso “Desertor”, muy celebrada por la gente, aunque muchos echamos en falta tras ella la citada “Guerrero” que, sinceramente, pensaba que era fija en sus directos.

Pedro Botero_11@Cats

Los miembros de Pedro Botero se despidieron recibiendo unos merecidos aplausos porque hicieron todo lo posible para agradar aunque las circunstancias no les fueron muy favorables, poco público y mal sonido. Espero que los próximos conciertos que tienen programados les ayuden a seguir cogiendo tablas como banda porque en algunos momentos también aprecié falta de compenetración musical entre ellos sonando algo “deslavazados”. Aún así siempre es un placer ver a uno de los grupos míticos de la prolífica escena aragonesa de los ochenta en particular y del rock patrio en general. Tako_17@Cats

Cuando aparcamos delante de la sala y fuimos a poner el ticket de la hora nos cruzamos con los miembros de Tako y, en concreto, Nacho se paró a hablar con un paisano. Mientras esperaba escuché decir al teclista que la prueba de sonido no había ido muy bien y que aquello no sonaba como era debido. Ya he vivido esa situación en la sala Cats pero también he visto conciertos con un sonido más que decente por lo que esperaba que, pese a lo escuchado con Pedro Botero, Tako tuviera más suerte. No sólo no fue así sino que el despropósito fue tal que incluso la banda, nada más salir, ya se disculpó por los problemas técnicos.

Tako_20@CatsNo pude asistir a la anterior visita a Madrid del grupo pero si estuve en la antepenúltima (precisamente en esa misma sala como comentaba antes) por lo que tenía “mono” de ellos y muchas ganas de disfrutar tanto con los temas de siempre, que considero clásicos indiscutibles de nuestro Rock, como de los nuevos recogidos en “30 Pasos” porque, una vez más, el nivel de las composiciones es de notable alto. Nada de esto pude hacer (y mira que lo intenté con todas mis fuerzas consiguiéndolo en momentos puntuales) porque el concierto de Tako, muy a su pesar y al de los pocos presentes, lo arruinó el deficiente sonido completamente. Tako_25@Cats

Es cierto que su cambió duró muy poco (supongo que para no retrasarse y poder tocar todo lo previsto, que ya sabemos cómo son los horarios de las discotecas) y tal vez algo no estaba bien ecualizado o no pudieron comprobar las cosas en condiciones los técnicos de sonido pero el inicio con la “Dama de Blanco” fue una pena, y no por la canción ni por el grupo, evidentemente.

Tako_04@Cats

Vale, pensé, ahora irán corrigiendo los técnicos las cosas que no están bien y todo sonará mejor, aunque sea un poco. Pues no. “Ayer, Hoy, Por Siempre” y “No Puedo Respirar” corrieron la misma suerte y daba rabia e impotencia, la misma que debía estar sintiendo el grupo, ver como todo seguía por el mismo camino pese a las quejas y gestos, sobre todo de Nacho y de Teto. Ellos fueron el fiel reflejo de lo que estaba sucediendo con el sonido y se les vio primero muy enfadados para terminar resignados bromeando y riendo por no llorar al ver que los técnicos no eran capaces de arreglar el desaguisado. Me pareció increíble que nadie fuera capaz de hacer nada y tuvieran que seguir con todos esos problemas.

Tako_07@Cats

Hicieron de tripas corazón e intentaron que su concierto no se resintiera demasiado pero, por mucho que sus paisanos les gritaran que no pasaba nada porque todos nos sabíamos las canciones, si que pasaba porque resultaba complicado (o imposible) disfrutar plenamente de joyas como “La Mitad de Mis Espejos”, “Carpintero de Condenas” o la brutal “Pintahierros” en esas circunstancias.

Tako_02@Cats

Podríamos estar hablando de una noche mágica de la mano de tan especial grupo celebrando treinta años de carrera con un repertorio cuidado y muy representativo de su larga trayectoria si alguien hubiera hecho bien su trabajo pero, en lugar de eso, estoy hablando de lo que podía haber sido y no fue porque, como ni siquiera se escuchaban bien entre ellos, la interpretación de algunas canciones no fueron las mejores, la verdad. Ejemplo podría ser “Entre Tinieblas”, que sonó extrañísima con la guitarra de Iñigo irreconocible y una interpretación vocal de Mariano bastante mejorable.

Tako_10@Cats

Me gustó que defendieran el último disco a conciencia así como comprobar que los nuevos temas de “30 Pasos” que sonaron como “El Barro Terco”, “El Ángel Rebelde”, “Matasueños”, presentada con pasión por Mariano diciendo que nos cuidáramos de ciertas personas que se aprovechan del talento de otros, “Sin Nacer Y Sin Morir” o la balada “marca de la casa” “Las Lágrimas de la Fortuna” tuvieron gran acogida y en absoluto desentonaron mezcladas entre los clásicos que nos ofrecieron y que nunca suelen faltar. A nivel compositivo está claro que siguen tocados por las musas que si han abandonado a otros grupos con el paso de los años.

Tako_08@Cats

Sin duda Tako pueden presumir de tener un público de lo más entregado, aunque fuera tan escaso esa noche, que les llevó en volandas de principio a fin a pesar de las adversidades, desgañitándose cantando cada tema como si fuera el último y disfrutando con la actitud del grupo que fue la de siempre, magnífica. De todos ellos destacaría a Mariano, cuya manera de afrontar los conciertos me ha parecido tremenda desde la primera vez que les vi (y no fue excepción esa noche pese a que no cantó tan acertadamente como en otras ocasiones que le he visto) y al sustituto de Fernando Mainer (qué pena que sus compromisos con otra banda patria le impidieran estar en esta presentación en la capital), Raúl Serrano, que lo vivió mucho y suplió satisfactoriamente la baja del gran músico.

Tako_09@Cats

“Palomas de Cartón” fue la única representante de su penúltimo trabajo “Las Campanas de la Vergüenza”, muy deslucida por el nefasto sonido para no variar y, como no podía ser de otra manera, Nacho salió de detrás de su teclado para hacer el “cabra” y provocar el  delirio del respetable en “El Viejo Resina” dándose su habitual baño de “multitudes” siendo llevado en volandas por la sala por sus incondicionales antes de que la preciosa “Trenzas de Arena”, con la acústica de Mariano sonando casi en condiciones, les mandara unos instantes a camerinos mientras todos pedíamos la vuelta a escena de los zaragozanos.

Tako_11@Cats

Como no estaba la cosa para andar perdiendo el tiempo poco tardaron en volver para brindarnos “Poeta Nocturno”, donde Mariano y Nacho compartieron micrófono y la gente les acompañó a grito pelado como no esperaba menos, la “country” “Con Dios y el Diablo” y otro de los temas que más de punta me pone los vellos, “A Las Puertas del Deseo”, presentada por el líder del quinteto recordando que el disco de mismo nombre marcó el camino de la banda hace ya un buen puñado de años. En ella Mariano dio protagonismo, excesivo para mi gusto, al público dejando en nuestras gargantas la ejecución de la primera parte del tema aunque este gesto mostró la gran comunión entre el grupo y los presentes.

Tako_14@Cats

Las once, como si el grupo fuera una Cenicienta de Canarias, parecía ser la hora maldita y apuraron su tiempo al máximo cerrando su concierto con otra de las que no pueden faltar, la mítica “El Enterrador” coreada a rabiar por todos sabedores de que no habría nada más que llevarse a la boca. Bueno, lo último realmente fue esa “gracieta” en forma de sucesión de “oh” que han bautizado como “Oh,oh, oh” pero vamos, que más canciones como tales no sonaron quedándose en el tintero alguna que esperaba como “Todos Contra Todos”, por citar una, aunque con tantos discos y canciones buenas todos echaríamos en falta alguna.

Tako_15@Cats

Cómo me hubiera gustado decir que fue una pasada el concierto y que lo disfruté tanto como esperaba pero la realidad fue algo distinta y, aún alegrándome de haber podido verles una vez más, me marché con la pena de haber asistido a un concierto lleno de ilusión y entrega lastrado por un penoso sonido y una incompetencia total de los encargados de solucionarlo o, al menos, mejorarlo. No me quedó más remedio que ponerme al llegar a casa algunos de los temas que habían tocado para volver a recordar lo buenos que son Tako, ayer, hoy, por siempre.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

1932 Views

Sobre admin

Administrador