(CRONICA) THE PROFESSIONALS + THE LASER MISHÉS – Madrid – Sala Sound Stage – 25/08/18

THE PROFESSIONALS + THE LASER MISHÉS

Madrid Sala Sound Stage 25/08/18

Mientras Incubus reventaba la Riviera en otro lado de la ciudad un número de personas, bastante más reducido, nos dábamos cita en la antigua sala Lemon para ver en vivo y en directo a un personaje que está en la historia del punk y, por ende, de la música. Su nombre Paul Cook y, por si hay algún despistado, en su currículo figura el haber sido el baterista de los Sex Pistols.

The Laser Mishés_14@Sound Stage

Reconozco que no soy un gran seguidor del punk, más allá de los grupos más clásicos y/o conocidos (o alguno que no lo es tanto pero que me hace especial gracia), pero tener la oportunidad de ver a este “señor mayor” aporrear la batería me resultaba algo difícil de dejar pasar estando en la capital. Además, los discos de The Professionals me gustan lo suficiente como para aprovechar su primera (y nunca se sabe si última) visita a nuestro país y empaparme un poco en punk de la vieja escuela.

The Laser Mishés_13@Sound Stage

Los locales, y totalmente desconocidos para mí, The Laser Mishés fueron los encargados de intentar caldear el ambiente pero, como suele pasar en estos casos, cuando arrancaron su descarga pasadas las ocho y cuarto con “Happy ´Round Here” no había ni diez personas en la sala. Lástima porque creo que cuajaron una más que correcta actuación y sus temas enganchaban pese a no estar familiarizados con ellos.

The Laser Mishés_12@Sound Stage

Estuve un buen rato pensando de qué me sonaba su cantante, Charly, y no fue hasta que nombró a Jota (que andaba por la sala) que caí en la cuenta de que era el guitarrista de los Gansos Rosas. No conocía su faceta como vocalista (más allá de hacer coros o cantar algún tema suelto en los conciertos de su banda tributo) y la verdad es que lo hizo francamente bien aunque llevara algunas letras escritas, como él mismo comentó entre risas cuando pidió que apagaran el ventilador del escenario para que no se le volaran.

The Laser Mishés_11@Sound Stage

He intentado saber algo más de los madrileños pero, curiosamente, no he encontrado apenas referencias de ellos en la red de redes. Ignoro si es porque llevan poco tiempo con el proyecto pero lo cierto es que ni página de facebook, ni web, ni nada que, a los que les vimos y nos causaron buena impresión, nos sirva para conocerles un poco más. En los tiempos que corren carecer de algo tan básico me sorprende pero lo mismo es fruto de mi torpeza, quién sabe.

The Laser Mishés_10@Sound Stage

Canciones (que puede que no se llamen exactamente así visto lo visto) como “Cruel To Be Kind”, “Blackmail”, “Passion Of Lovers” o “Somebody” me gustaron y entretuvieron a partes iguales y fueron defendidas con solvencia por una banda que, si no lleva junta mucho tiempo, si dio esa la impresión por lo que sus integrantes deben tener  bastantes tablas fruto de aventuras paralelas o pasadas.

The Laser Mishés_05@Sound Stage

Hacía la recta final de su actuación había algo más de ambientillo, sobre todo si lo comparamos con el inicio, pero aún así el público no respondió muy positivamente a la petición de participación de Charly. Ni siquiera una correcta versión del “Main Machine” de Sugar Ray logró el feedback de la audiencia.

The Laser Mishés_07@Sound StageThe Laser Mishés_01@Sound Stage

La despedida a su escueta descarga corrió a cargo de otra versión, la vacilona y apropiada “Good News” de Neurotic Outsiders (grupo donde militó Steve Jones junto a otros ilustres como Matt Sorum, Duff McKagan y John Taylor) poniendo así el punto y final a poco más de media hora en la que The Laser Mishés me convencieron ante unas circunstancias que no eran precisamente las más idóneas. Como aperitivo estuvieron mejor de lo que esperaba.

The Laser Mishés_01@Sound Stage

Aunque la sala no es muy grande que digamos no se llegó ni a la mitad del aforo. Eso sí, los que estábamos teníamos la intención de pasarlo bien junto al grupo por lo que el ambiente fue propicio para que Cook y sus secuaces recibieran una entusiasta respuesta cuando, tras los ajustes y últimas pruebas de sus instrumentos, arrancaron con “Payola” su concierto.

The Professionals_05@Sound Stage

Hay algunos fans que opinan que, por mucho que Steve Jones haya dado su bendición a la reactivación del grupo, Paul Cook debería haberlo rebautizado como Paul Cook´s The Professionals porque falta la mitad del núcleo original pero, discusiones estériles aparte, todos sabíamos que el guitarrista no forma parte de la banda en la actualidad (aunque haya puesto su granito de arena en su disco de regreso) y no lo íbamos a ver esa noche.

The Professionals_19@Sound Stage

Lo que yo no sabía es que Paul Myers tampoco iba a ser de la partida por temas familiares, según he leído a posteriori, siendo sustituido por un competente (y desconocido) Toshy que, aunque menos mítico, aportó mucho a la actuación en imagen y actitud. No era la primera vez que les echaba un cable ante la ausencia del bajista y se notó.

The Professionals_18@Sound Stage

“Northern Slide” nos mantuvo anclados en los primeros ochenta y en su segundo trabajo antes de que “Good Man Down” nos trajera a los Professionals de este siglo y, aunque los temas de “What In The World” suenan algo más “rockeros”, lo cierto es que no desentonaron en un repertorio en el que los viejos temas se mezclaron con los que presentaban de su último, y sorprendentemente interesante, trabajo.

The Professionals_17@Sound Stage

En Tom Spencer recaía, sin duda, la papeleta más difícil al tener que poner voz a las canciones cantadas originalmente por Steve. El ex The Yo Yos la salvó correctamente apoyado en todo momento por los coros del resto de sus compañeros, Paul Cook incluido, aunque se le escuchara poco en la mezcla. Además, la compenetración entre ellos me pareció total y se notaba que los conciertos previos les han cohesionado mucho como banda, incluso a pesar de la baja temporal de Myers.

The Professionals_16@Sound Stage

El concierto tuvo un ritmo muy “punk”, como no podía ser de otra manera, por lo que las pausas entre canciones fueron casi inexistentes y el golpe de baquetas junto al inseparable “one, two, three, four” de Cook servía de nexo entre ellas para que las guitaras de Spencer y Chris McCormack, el más joven de la formación habitual, comenzaran a rugir.

The Professionals_15@Sound Stage

Así fueron cayendo las celebradas y coreadas hasta por el apuntador “Join The Professionals”, “Just Another Dream”, “The Magnificient”, “Crescendo” o “Kick Down The Doors” para regocijo de los más veteranos del lugar, que los había (incluso estaba en primera fila como espectadora de lujo el icono del punk Jordan), pero que no dudaban en disfrutar también de cortes recientes porque ya digo que su retorno discográfico es más que digno.

The Professionals_13@Sound Stage

Efectivamente, canciones como el tributo que han querido rendir a Lemmy y Bowie en “Going Going Gone”, “Rewind”, “Take Me Down” o “Hats Off”, fueron asimismo bienvenidas y recibidas con entusiasmo por una audiencia escasa, si, pero muy participativa y metida en el concierto del mismo modo que lo estaba el grupo.

The Professionals_12@Sound Stage

Precisamente en la presentación de esta última hubo un gesto que corroboraba (como si hiciera falta con lo que estábamos viendo) la entrega del cuarteto cuando Spencer se quitó su sombrero mostrando su calva y sacudiéndolo hacía la primera fila dejando claro que estaban sudando la camiseta (el sombrero también en este caso) porque las gotas de sudor se apreciaron y rociaron a la primera fila.

The Professionals_11@Sound Stage

Por supuesto, uno de los momentos álgidos del concierto fue el recuerdo al “Silly Thing” de los Sex Pistols, donde un tipo enorme con aspecto de hooligan inglés irrumpió bailando y cantando en la parte delantera creando ambiente pero siendo recriminado por una chica a la que no le hizo mucha gracia sus empujones, pese a que no fueron para tanto. El tipo iba pasado de cervezas (no era el único por otro lado) pero en un concierto de estas características no me pareció fuera de lugar, ni mucho menos, y el buen rollo, los cánticos y bailes deben estar asumidos totalmente y fueron la tónica reinante en todo momento.

The Professionals_10@Sound Stage

Si “Silly Thing” era bastante previsible (o totalmente si se miraban los repertorios que venían tocando) todo lo contrario pasaba con “Lonely Boy”, repescada de la banda sonora de la película “The Great Rock´n´Roll Swindle”, que no es fija ni mucho menos en sus descargas. Fue una grata sorpresa que el público correspondió como se merecía coreando el estribillo a muerte.

The Professionals_08@Sound Stage

En este tipo de conciertos siempre hay un punto negativo (del que casi siempre hablo) que, desgraciadamente, lleva un tiempo siendo algo demasiado habitual en todo tipo de bolos. Me refiero, como no, a la duración. No llevaban ni una hora cuando “Let Go” cerraba la presentación de “What In The World” y despedía a la banda cuando el público estaba más “on fire”, que se suele decir, y que mientras el grupo se bajaba del escenario ya estaba pidiendo que se volviera a subir.

The Professionals_06@Sound Stage

Lo hicieron para interpretar un “One, Two, Three” que puso la sala patas arriba otra vez pero que no tuvo continuidad ya que, en lugar de cerrar con las versiones de “Bodies” y “Pretty Vacant” como estaban haciendo habitualmente, se despidieron definitivamente entre aplausos mientras el “London Calling” de The Clash empezaba a sonar por los altavoces de la sala.

The Professionals_04@Sound Stage

Siendo su primera vez en Madrid y viendo a la gente tan animada como estaba no hubiera pasado nada por tocarlas y hacer un poco más felices a los que las esperaban. Sin embargo no se salieron de su guión y una hora fue lo que estuvieron sobre las tablas. Aún así fue un concierto muy entretenido de una banda veterana que está de vuelta dispuesta a hacer bueno lo que decían The Exploited. “Punk´s not dead”.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

149 Views

Sobre Roberto Fierro

Administrador