(CRONICA) URIAH HEEP + MONTERREY – Madrid – Sala Mon – 26/01/2019

URIAH HEEP + MONTERREY Madrid Sala Mon 26/01/2019

¿Vivir de las rentas? Hay frases que no tiene cabida en el vocabulario de determinados grupos clásicos. Uriah Heep son uno de ellos, no hay duda. A punto de cumplir cinco décadas desde que publicaran el genial “Very´ eavy…Very´ umble” no sólo acaban de editar su vigésimo cuarto trabajo (sin contar Ep´s y discos en directo) sino que, para colmo, “Living The Dream” posee un puñado de temas realmente excelsos en calidad. Vamos, que no es el típico disco con canciones mediocres editado como “excusa” para salir a la carretera a hacer caja si no que, en mi opinión, es francamente brillante. Seguramente lo mejor que han editado en años los ingleses. Y eso que el nivel de sus últimas obras dejaba el listón muy alto…

Monterrey_12@Mon Live

Si exceptuamos festivales, la verdad es que no es un grupo fácil de ver por estos lares en su propia gira. De hecho, en lo que a la capital se refiere, tenemos que remontarnos a octubre de 2010 y su glorioso concierto en la difunta sala Heineken para recordar su última visita en una sala. Es decir, más de ocho años sin verles “en condiciones” porque aunque en los escenarios de los festivales tampoco fallan, no es lo mismo.

Monterrey_11@Mon Live

Supongo que por este motivo, y seguramente también porque todos somos conscientes que la edad no perdona y son demasiados los músicos que nos están dejando en los últimos tiempos, la afluencia de público fue masiva. Nunca sabemos cuándo será la última vez que veamos a músicos veteranos sobre un escenario (la reciente muerte de Ted McKenna tras haber tocado hace nada con Michael Schenker por aquí no hace sino confirmar esta afirmación) y si encima rondan los setenta años (Mick Box incluso los supera) pues las posibilidades de estar ante esa “última vez” aumentan. ¿Consecuencia? Una sala Mon que se le quedó pequeña a Uriah Heep, de lo que me alegro profundamente, y una sensación de agobio notable de la que no me alegro tanto.

Monterrey_06@Mon Live

Para abrir sus conciertos e ir caldeando el ambiente la promotora eligió en cada una de las tres fechas peninsulares a una banda local. En el caso de Madrid la elección fue Monterrey grupo que, aunque bastante desconocido para el grueso del público, está compuesto por músicos que llevan en esto de la música mucho tiempo. El combo formado por José de Benito (ex Sobredosis) cuenta en sus filas con Manolo Arias que no necesita presentación (Atlas, Ñu, ex Niágara,…) o Nacho Arriaga (Arwen, ex Gaunlet, ex Inntrance,…) y Julio Gutiérrez y Julio Dávila (ex Mr. Rock), bajo y voz respectivamente, menos conocidos pero con una larga trayectoria profesional también a sus espaldas.

Monterrey_05@Mon Live

Con puntualidad salían al escenario los madrileños para presentar algunos de los temas que formarán parte de su próximo trabajo como la inicial “Viejos Tiempos”, encargada de abrir su descarga de casi tres cuartos de hora con el Rock sureño como principal, aunque no único, referente junto a otros de su primer Ep titulado como el propio grupo (aunque sin la presencia de los teclados que si tenían en estudio) como “Perro Fiel” y “Encadenado A Tu Piel”, siguientes en caer. No sabía muy bien qué esperar de ellos y lo cierto es que me convencieron, y mucho.

Monterrey_08@Mon Live

Pese a ser teloneros tuvieron un sonido y un juego de luces francamente bueno, cosa que es de agradecer (sobre todo el sonido) para disfrutar de un concierto. Eso sí, a nivel escénico, tuvieron que permanecer prácticamente estáticos en sus posiciones ya que el montaje de Uriah Heep apenas les dejó espacio para moverse más allá de permanecer casi al borde del escenario. Una pena porque se les veía un poco como “enjaulados” en tan reducido espacio pero ya se sabe que son cosas que suelen ocurrir en escenarios con no demasiada profundidad.

Monterrey_02@Mon Live

“Me Hace Sentir Bien” dio paso al tema que más me gustó de su concierto, “Me Olvidé De Ti”, con unas guitarras sensacionales, unos grandes coros de Manolo y Julio y un toque sureño delicioso. Además, las composiciones en general me parecieron muy logradas  y, el hecho de cantar en castellano, les permitió conectar con un público que a estas alturas casi llenaba la sala y que pareció aprobar con nota su actuación por los aplausos cosechados y los comentarios que escuché a mí alrededor.

Monterrey_03@Mon Live

Para la recta final dejaron a un lado “Monterrey” para volver a los temas de nuevo cuño con “Lo Veo En Tus Ojos”, “No Necesito Más” y “Al Final Del Camino”, que también será el título de su próximo trabajo que verá la luz en breve como comentaron, con la que se despidieron tras una breve presentación previa por parte de Julio dejando un gran sabor de boca ente los presentes. Si te gustan los primeros M Clan (la voz de Julio recuerda mucho a la de Tarque), el Rock sureño o la buena música sin más yo les daría una oportunidad porque Monterrey merecen la pena. Grata sorpresa la que me llevé con ellos. Y ya digo que no fui el único.

Uriah Heep _23@Mon Live

Con los últimos rezagados entrando en la sala y mucha gente aprovechando para saciar su sed o ir al baño (el trasiego de personas en la zona de la barra izquierda y la zona de los servicios era tremenda) los pipas de Uriah Heep hacían las últimas comprobaciones para que nada desluciera un concierto que, sin duda, volvió a corroborar que la veteranía es un grado y que estos “muchachos” no fallan en directo. Incluso parecía que hubieran hecho un pacto con el diablo porque estaban exactamente igual que como les recordaba en su concierto de hacía ocho años. Algunos no podemos decir lo mismo….

Uriah Heep _21@Mon Live

Es obvio que con veinticuatro discos de estudio confeccionar un repertorio que le de representatividad es totalmente imposible. Si además quieres darle mucha cancha a tu último trabajo tocando hasta seis cortes del mismo, dejando claro que tu confianza en el nuevo material es absoluta, las posibilidades de sorpresa se reducen aún más porque, tanto ellos como sus fans, sabemos qué temas son imprescindibles en cualquiera de sus conciertos. Sin embargo, y teniendo en cuenta estas premisas, creo que no fue posible salir decepcionado con lo ofrecido por Box, Shaw, Lanzon, Gilbrook y Rimmer.

Uriah Heep _20@Mon Live

Con una sala cuya media de edad era acorde a la veteranía de Uriah Heep bastó la irrupción en escena de Mick Box y los suyos junto a los primeros acordes de “Grazed By Heaven” para que el público estallara y se contagiara de la energía del combo inglés. Resulta admirable, ya no el entusiasmo de Davey Rimmer (sustituto del tristemente fallecido Trevor Bolder) que podría ser hasta lógica por ser el más joven y haber logrado ser parte de esta mítica banda, sino ver como Bernie Shaw lo daba todo desde el primer instante para acabar tras pocos temas como se hubiera tirado a una piscina. Hasta me pareció ver más activo y sonriente al “jefe” con sus inseparables gafas de sol respecto a su última visita a la capital. Está claro que disfrutan viviendo su sueño y esto se transmite, como siempre digo, a los que estamos en la pista.

Uriah Heep _18@Mon Live

La prueba de fuego para cualquier nuevo trabajo de una banda tan longeva como lo son los Heep es comprobar cómo encajan las nuevas canciones entre los clásicos atemporales que todos los seguidores tenemos en mente. Pues bien, los cortes de “Living The Dream” pasaron este “examen” con nota. Así en la primera mitad del concierto “Living The Dream” (la canción) y su poderoso riff, las animadas “Take Away My Soul” y “Knocking At My Door”, la emocionante y relajada “Water Flowin´” con acústica incluida o la extensa y progresiva “Rocks In The Road” compartieron protagonismo con temas tan emblemáticos y añejos como “Return To Fantasy”, la épica e hipnótica “Rainbow Demon” y “Too Scared Too Run” de “Abominog”. Precisamente esta última fue la única sorpresa de la noche y concesión a la década de los ochenta, que fue muy coreada por la audiencia. La alternancia entre presente y pasado se produjo sin que la magia del concierto decayera un ápice en ningún momento.

Uriah Heep _19@Mon Live

Aunque el sonido lo calificaría como bueno, sobre todo en el plano instrumental, la voz de Bernie Shaw estaba un poco baja en la mezcla, o eso me pareció, porque en ocasiones se le escuchaba con cierta dificultad desde mi posición. El paso del tiempo no parece haber hecho mella ni su energía sobre las tablas ni en su capacidad para conectar con la audiencia, que siguen intactas, pero si ligeramente en su voz.

Uriah Heep _17@Mon Live

Aunque su actuación fue muy notable, le vi algo forzado a la hora de defender algunos temas clásicos a pesar de que se ausentaba del escenario en muchas de las partes instrumentales. Como comentaba con un amigo, en esta ocasión le vi más lejos que otras veces en los cortes de los discos del mítico David Byron aunque ya digo que este hecho se compensaba con su arrollador carisma y los geniales coros de sus compañeros. Mención especial en este apartado a Phil Lanzon.

Uriah Heep _15@Mon Live

Hablando del teclista la preponderancia de su instrumento en el sonido del grupo es total. No es que el teclado sea importante sino que es santo y seña de la música de los ingleses y fue tan protagonista como la guitarra de Mick Box pero a veces tapaba un poco al resto de instrumentos e incluso a la voz. Sin duda labor excepcional la suya aunque, por muchos años que pasen (y lleva más de treinta en el grupo), siempre echaré de menos a Ken Hensley y me hubiera encantado haberle visto junto a ellos en vivo una vez en la vida.

Uriah Heep _14@Mon Live

Llegados a este punto Mick, al que como decía vi muy relajado y más sonriente que otras veces, tomó el protagonismo que le corresponde como único miembro original del combo y, una vez cerrada la presentación de “Living The Dream”, retrocedimos de nuevo hasta la década de los setenta para no volver a abandonarla ya hasta el final de la descarga. Así recalaron en su primer trabajo para encarar un “Gypsy” maravilloso, levemente alargada como es costumbre en ellos en directo con protagonismo para la base rítmica, coreado con fervor. Resulta complicado no emocionarse con este y el resto de temazos imprescindibles que nos tenían reservados.

Uriah Heep _12@Mon Live

“Look At Yourself” tuvo representación por partida doble. En primer lugar con el tema que le da título, en la que los coros del resto de miembros del grupo arroparon perfectamente a Shaw que salvó de forma  digna la complicada papeleta y que fue alargada con una jam donde se vio el buen rollo y sintonía entre nuevos y viejos miembros. Después sería el turno para esa oda rebosante de sentimiento de más de diez minutos llamada “July Morning” que emocionó como de costumbre. Pelos como escarpias mientras toda la sala coreaba los “la la la” correspondientes.

Uriah Heep _05@Mon Live

Con Mick de nuevo acústica en mano acompañado únicamente por Bernie en escena era obvio que la folkie “Lady In Black” era la siguiente que iba a sonar. Aquí volvimos a evidenciar con claridad la química y cercanía absolutas entre guitarrista y vocalista que cantó las primeras estrofas agarrado al septuagenario músico hasta que sus compañeros hicieron acto de presencia para unirse a ellos y bordar esta increíble canción con la que, desgraciadamente, nos dejaron unos instantes.

Uriah Heep _06@Mon Live

Con la sala jaleándoles no tardaron en volver a aparecer para afrontar el primer bis que, como esperábamos, no fue otro que una impecable “Sunrise” con Shaw desgañitándose para lanzar esos agudos iniciales recibiendo los aplausos de un público entregado a la causa de los británicos. Lástima que el que seguramente sea el tema más popular de Uriah Heep, la breve pero no por ello menos maravillosa, “Easy Livin´” nos avisara de que aquello estaba a punto de terminar cuando a todos nos hubiera gustado que la fiesta se hubiera prolongado un poco más. Había tiempo para ello pero no estaba así escrito en el guión del grupo por lo que con ella pusieron punto y final a un gran concierto al que pocas pegas se le pueden poner más allá de que hubieran tocado algún clásico más de los muchos que se quedaron en el tintero.

Uriah Heep _09@Mon Live

El año que viene Uriah Heep celebra sus bodas de plata y están hablando en algunas entrevistas sobre la posibilidad de hacer algo especial para conmemorar tan señalada fecha. ¿Reunión con algunos de sus antiguos miembros vivos? ¿Alguna fecha especial con Ken Hensley de invitado? Soñar es gratis pero eso sí, ojalá no tarden otros ocho años en volver de gira por aquí porque cada vez son más escasas las lecciones magistrales de clase y profesionalidad como la que los Heep dieron en la capital. No juegan en la misma liga de popularidad que algunos coetáneos suyos pero, en lo que a calidad se refiere, ya lo creo que lo hacen.

Texto y Fotos: David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

329 Views

Sobre admin

Administrador