(CRONICA) Viña Rock 2013

Este año el Viñarock cumplía su mayoría de edad, con su 18ª edición con un nuevo record de asistencia, 61.000 entradas vendidas lo que supuso la venta de todos los abonos disponibles. Cosa que hace que esta nueva etapa del festival manchego se afiance y vuelva a ser uno de los festivales referencia a nivel nacional.
Este año respetó el cielo y pudimos gozar de buen tiempo. Pudimos ver algunas mejoras en cuanto a organización y otras carencias que siguen existiendo.

En primer lugar, nada más llegar al festival y salvando los típicos atascos, cosa inevitable, ya en la zona de parking podemos comprobar que había gente organizando la llegada de los coches e indicando dónde debían aparcar, esto es un punto a favor importante, como también pudimos comprobar que en el interior del festival los precios eran algo más razonables para los tiempos que corren. Los precios de los abonos incluso unas semanas antes eran por un precio bastante asequible. También mencionar el buen trato y buena organización que disfrutamos la gente de prensa. Por otro lado, las duchas quizás fueron insuficientes ocasionando todas las mañanas unas colas que llegaron a rondar incluso las 3 horas, también en las casas de los vecinos del festival se veían desbordados donde ofrecían su ducha por un cuestionable “módico” precio, abusando de la necesidad de la gente.

Otro aspecto mejorable del festival es que junto a la falta de civismo generalizado, no había contenedores dentro del recinto donde tirar los vasos de plástico, cosa que a última hora se convertía en un mar de vasos aplastados, cosa que se puede paliar en parte con más puntos donde arrojarlos o como se hace en otros festivales con solera, es cobrar una fianza por unos vasos más sólidos y atractivos que después se devuelve a la hora de retornar los vasos a la barra o bien, si son molones llevártelos a casa por poco dinero, solo como propuesta. Esta edición también será recordada en tono de humor, por la supervivencia a los tornados en el camping en la que alguna tienda pudimos ver volar bien alto, a parte de los ya clásicos gritos de guerra buscando a “Antonio” o vocear la música de Bricomanía, en definitiva, cosas que pasan en los festivales.

Riot Propaganda

Comencemos a hablar de música, y es que el festival para muchos empezó el miércoles, con La selva sur, Tomasito y sobre todo a partir de Los Aslántidos, Che Sudaka e Iratxo, que tocaron en la zona del camping en lo alto de un autobús adaptado para ofrecer conciertos, y lo cierto es que la explanada lucía llena de gente bailando, pero nada de calentamientos previos al festival, pues supieron hacer moverse y de qué manera a la gente, tanto que en ocasiones el autobús-escenario parecía que se movía al son de los saltos de los músicos.

Riot Propaganda

El jueves arrancaba con junto con Malaguitarra y Unamed, Silencio Absoluto, que empezaron a congregar a gente ante los escenarios. Una buena dosis de rock que para mí, junto a muchos otros grupos merecen mejor horario dentro de los festivales porque ofrecen cosas muy interesantes y que además son capaces de animar mucho a la gente. En el escenario de metal tocaba Leo Jiménez a la par que también lo hacía Zulu 9.30, que seguro que hizo muchos nuevos seguidores que los descubrieron en este viñarock.

La  Pegatina

Riot Propaganda, la fusión entre Chikos del Maíz y Habeas Corpus no dejó indiferente a nadie, partiendo de su indumentaria con camisa blanca y corbata negra. Se puede decir que gozaron de un muy nutrido público y que además iba con muchas ganas y estaban descansados. Muy destacable la versión que hicieron de Siniestro Total de “Bailaré sobre tu tumba” y su particular cambio de letra que a muchos nos hizo sonreír. También el viña se aprovechó por parte de muchos grupos para revindicar cosas, y Riot Propaganda es uno de estos grupos que suelen hacerlo, animando a la agitación social…”Hoy en el viña, mañana en la calle” decían.

Gigatron

Proseguían Txarango, otro de los grandes descubrimientos del festival y Hora Zulú, que no gozó de un gran sonido, la verdad es que el escenario de metal sonó demasiado grave casi todo el tiempo pero la actitud solventa bastante a veces esos problemas, como hicieron los granadinos. Pero en muchas ocasiones otros escenarios se comían el sonido de éste por lo tanto no acompañaba demasiado.
Turno para uno de los cabezas de cartel del festival, Pennywise con el atractivo de que regresaba su cantante original. Se notó y mucho la gran afluencia de público en este concierto que luego se disgregó para ver por un lado al Canijo de Jerez o a Berri Txarrak dónde mejoró notablemente el sonido.

Gigatron

Otro concierto masivo fue el de Boikot, el que probablemente más gente congregó la noche del jueves, también destacar que se convirtieron en el grupo que más veces había tocado en el viña. Ellos en su línea, hicieron bailar hasta el que estuviera más retirado y en media Mancha se tuvieron que escuchar sus canciones cantadas por el público.

O´Funkillo

Pero la noche no terminaba, teníamos todavía el metal épico y friki de Gigatrón en el que sin lugar a dudas no faltaron las risas y el buen rollo, aunque haya gente que no sea capaz de encajar su humor. Pero para buen rollo generalizado el que ofrecen La Pegatina, pues apostar por ellos en un festival es apostar sobre seguro y a favor de la fiesta.

O´Funkillo

Los encargados de cerrar la noche del jueves fueron O´funkillo, que hicieron un alarde de musicalidad despampanante, y se podría decir que los que mejor sonido ofrecieron si no de todo el festival, de la jornada del jueves seguro.

KOP

Arrancamos con mucha contundencia el viernes con KOP y con los gallegos Dakidarría, que celebran ya 10 años en los escenarios haciendo ska.

Dakidarría
Pero quienes empezaron a atraer a la gente en mayor número fueron Disidencia, con integrantes de Boikot y acompañados por Fernando Medina de Reincidentes, toda una sorpresa, incluso tocaron “Jartos d´aguantar” para cerrar la actuación.

Vita Imana

Volvía de nuevo una de esas indecisiones obligadas en los festivales entre ver un grupo y otro o mitad y mitad. Pues nos encontrábamos la agresividad de Vita Imana, que como siempre nos pusieron a mil, espectacular el derroche de actitud de esta banda sencillamente arrolladora y casi degolladora, también.

Vita Imana

Cardoso muy cercano al público, es uno de estos personajes que te ponen la carne de gallina cuando los ves sobre el escenario. Y por otro lado teníamos a Trashtucada, para los más bailongos y fiesteros, dejados de los pogos, uno de estos grupos que se están haciendo imprescindibles en festivales de corte semejante al viña.

Vita Imana

Ver a S.A en un festival siempre es un gran acontecimiento y disfrutaron del gran llenazo del viernes. Las luces una auténtica puñeta para los fotógrafos, todo sea dicho.

S.A.

Pero entre el aire lúgubre del grupo, unido a los grandes clásicos imprescindibles y ese aire de comerse el escenario como si estuvieran enfadados con medio mundo les hacen alucinantes para la gente.

Obrint Pas

Continuaban Obrint Pas en el que probablemente sea su último viñarock, una lástima la separación de este grupo después de 20 años y la gente aprovechó para darles una gran despedida como se merecen, un grupo luchador, reivindicativo y muy querido por la familia festivalera.

Narco

Narco también tocando entre penumbra, pero siempre con esa chulería y buen hacer que caracteriza a los sevillanos, a los que el escenario Villarrobledo se les quedó muy pequeño.

El Drogas

Otro de los esperados para el viernes era El Drogas, que se ha creado un personaje no sabemos si real o ficticio bastante enigmático sobre el escenario. Las canciones de Barricada sonaron bastante más metálicas y eran las que realmente la gente esperaba escuchar y seguro que acabaron satisfechos.

Toy Dolls

Unos que le están cogiendo el gusto a tocar en España son los Toy Dolls, y la gente les da una gran acogida. No tienen desperdicio sobre el escenario, muy desenfadados y dentro de la simplicidad de su música se notan mucho los años de solera y la gran forma que tienen de congeniar con la gente aportando un concierto más que divertido al festival.

Proseguían Segismundo Toxicómano, uno de los clásicos del punk rock en los festivales y haciendo que a esas horas todavía aguantáramos el tirón y siguiéramos repartiendo caña. Para rematar la noche estaban Talco, con los que la gente suele desatarse y no pueden parar quietos con su punk-ska combativo, pero que a ellos les pudimos ver algo más fríos sobre el escenario que en otras ocasiones. Imagen que contrastaba con el público que sí que si se dejaron hasta el último aliento bailando.

Talco

Muchos se quedaron con más ganas de fiesta y después de Talco fueron al escenario Babilonia dónde tocaban Iros todos a tomar por culo, banda tributo a Extremoduro, pero para algunos nos fue imposible acceder a la zona del escenario pues estaba masificada y se quedó muy pequeña para este momento. Por lo que optamos por marchar a reponer fuerzas y descansar. De todos modos y contrastando opiniones al día siguiente, tampoco es que nos perdiéramos gran cosa.

A la salida también notamos la llegada de mucha más gente que el anterior dentro del recinto, pues la tarea de entrar y salir era más masificada y tediosa.

Termofrígidus

Último día festivalero, el sábado y el día más atractivo para la mayoría de la gente.
En primer lugar teníamos a Termofrígidus, banda que promete mucho para quienes les guste el rock-ska.

Sujeto K

También disfrutábamos con Sujeto K, otra de esas bandas a las que me gustaría ver disfrutando ante más público, pues son una banda con una energía enorme y reparten buen rollo y mala leche a partes iguales.

Manolo Kabezabolo

Manolo Kabezabolo, momento para las tonadillas punkis, poco melodiosas, pero que a fin de cuentas son efectivas a la hora de pasar un buen rato con el bueno de Manolo. Con Desakato comenzó a llegar mucha más gente al recinto y dejaron muy buen ambiente.

Uzzuhaïa

Y por el lado más hard rockero teníamos a Uzzuhaïa, que sin un gran sonido sí que consiguieron congregar a un número muy interesante de público y en cuanto a actitud, intachables.

Con Porretas ya se ponía la cosa seria en cuanto a asistentes. Porretas raro es que hagan un mal concierto y en el viñarock no fue una excepción y ofrecieron un repertorio de grandes clásicos que todos los presentes siguieron al dedillo prácticamente sin respiro.

Porretas

Cumplieron como grandes veteranos rockeros que son y demostraron porque tienen la importancia que tienen dentro del circuito festivalero. Acompañados por Txiquitín a la trompeta en “Tripis”, que ya tocó con Boikot y luego lo haría con Ska-P.

Alamedadosoulna
Las ganas de cachondeo lo único que hicieron fue aumentar con Alamedadosoulna, pues su actuación entre lo musical y lo teatral no tiene desperdicio alguno. Un concierto muy colorido con la gran cantidad de globos que se arrojaron sobre el público, seguro que para muchos fueron uno de los grandes descubrimientos del viña.

Skun D.F
Para los más macarrillas teníamos a Skun D.F que hicieron un conciertazo muy volcado de cara al público.
La hora para la locura más espídica llegaba de mano de los Lendakaris Muertos.

Lendakaris Muertos

Aitor es una auténtica cabra sobre el escenario y bajo él, pues frecuentó lo de arrojarse sobre el público y cantar correteando por el recinto, nada nuevo, pero no deja de sorprender de todas formas. Se puede definir como pura energía un concierto de los Lendakaris.

Fermín Muguruza
Muy esperado era el concierto de Fermín Muguruza, que fue muy activo y ameno en el que también participaron las mujeres del grupo Zuloak.

Sepultura

Sepultura se vio perjudicada en cuanto a sonido y había veces que costaba identificar las canciones, pero el espectáculo visual, en cuanto a presencia en el escenario ya es un grado. De nuevo el escenario Villarrobledo se quedaba pequeño y pese al buen concierto de Sepultura, las expectativas eran mayores a lo que pudimos contemplar, aunque me duela decirlo.

Ska-P.

El concierto que sin duda más gente conglomeró y era de largo el más interés provocaba a los festivaleros, era el de Ska-P. Concierto plagado de himnos, conocidos hasta por quienes se sientan más despegados del sonido de los vallecanos, que en algún momento fueron reprochados los parones para algún discurso. Pero que pese a todo pueden contentarse de vivir el momento álgido del festival.

Ska-P.

Concierto que también se llevó la nota negra, pues tenemos que lamentar la pérdida de un joven de 25 años que murió en el hospital de Villarrobledo que se desvaneció durante el concierto de Ska-P a causa de una parada cardiorrespiratoria.

Barón Rojo

Barón Rojo se llevaron disparidad de opiniones, para unos están mayores para ofrecer un gran concierto, para otros pese a la edad son leyendas vivas que lo demuestran allá donde van. Yo me decanto por el segundo grupo, y es que pese a algunas carencias, sobre todo en el tema de las voces, muestran mucha vitalidad, virtuosismo y que muchas de sus canciones son estandarte para los rockeros.

El último ke zierre

El último ke zierre cumplió con su cometido de continuar y agotar las fuerzas de la gente después de Ska-P y se nota que en sus años de carretera han conseguido a muchos seguidores que les acompañan. Pero quienes cerraron el festival y por todo lo alto fueron La Raíz, grupo que cada día se hace más grande y gana más adeptos. Un gran acierto para despedirse hasta el año que viene.
Pero para los más trasnochados teníamos a la Orkesta Paraíso y su popurrí de versiones rockeras que consiguieron que volviéramos a la tienda con una muy buena sensación de final de festival.

En definitiva un gran festival, que ha cumplido su mayoría de edad con buena nota, buen cartel, se han mejorado ciertas infraestructuras aunque hay cosas que todavía pueden ser mejorables. Los horarios se cumplieron al dedillo. El sonido pues en ocasiones impecable en ocasiones un hándicap a la hora de disfrutar algunos conciertos. En algunos momentos quizás demasiadas conglomeraciones de gente y la hora de salir del recinto se tornaba un tanto agobiante. Pero se nota que la nueva organización se toma el festival de una forma más profesional, a ver si siguen en esa línea y se portan tanto con grupos como con asistentes perfectamente, incluso mejorando, que es lo que todos esperamos.

Crónica: Carmen Camacho y Daniel Cruz.

Fotos: Daniel Cruz.

Reportaje fotográfico completo del festival:

http://www.flickr.com/photos/lockenkopfrock/sets/72157634108698317/

2535 Views

Sobre admin

Administrador