(CRONICA) Wolfheart + Eternal Storm – Sala Copérnico – 23/03/17

KF_Amorphis_PosterA1.eps

WOLFHEART + ETERNAL STORM Madrid Sala Copérnico 23/03/17

Parece que el multinstrumentista y alma mater de numerosos proyectos (entre ellos el que nos ocupa)  Toumas Saukkonen ha encontrado, al fin, “algo” en lo que concentrar todos sus esfuerzos creativos. Ese “algo” se llama Wolfheart y, con esta nueva banda, (que para variar inició como una “one man band”) parece que poco a poco está obteniendo cierto reconocimiento o, al menos, salir de algún modo del underground en el que parecían sumirse sus proyectos pasados.

Wolfheart_04@Copernico

Aunque no era ni mucho menos un desconocido para muchos de nosotros, es cierto que la repercusión de Wolfheart, en especial de su primer trabajo “Winterborn”, fue notable entre los seguidores del Death Melódico y le ha puesto en el candelero de nuevo tras disolver todos sus grupos y proyectos anteriores, que no eran pocos, para dedicarle todo su tiempo a la nueva criatura. Supongo que parte de culpa también la tiene ese halo de melancolía que destilan sus canciones tan propia de su tierra y que parece haber calado en seguidores tanto de este tipo de sonidos como de los del Pagan Metal.

Wolfheart_03@Copernico

He de reconocer que su actuación junto a Swallow The Sun de hace algo más de un año no me convenció. De hecho esperaba bastante de ella y, aunque a la mayoría de los que pregunté les había gustado incluso más que la de los citados compatriotas, a mi me dejaron tan frió como lo fue su descarga. Sin embargo la edición de su tercera obra, “Tyhjyys”, me daba la oportunidad de volver a verles y, además, de cabezas de cartel por lo que decidí comprobar si mis impresiones fueron acertadas o no aquel día.

Wolfheart_01@Copernico

Lo locales Eternal Storm eran la banda encargada de abrir para los fineses pero, lamentablemente, circunstancias personales imprevistas me impidieron llegar a ver su actuación que, según me comentaron, no gozó del sonido adecuado al tipo de música que practican sobre todo en lo que a las guitarras se refiere, cosa que ya he vivido con ellos en otras ocasiones. Me dio rabia perdérmelos y les pido disculpas por no poder decir nada de su concierto que, a buen seguro, estuvo lleno de actitud y buen hacer, como siempre que les he visto, más allá del sonido. Espero poder resarcirme pronto y tener la ocasión de disfrutar, de nuevo, en directo de esta interesante banda.

Wolfheart_05@Copernico

El obligado cambio de sala por las nuevas y penosas condiciones de la sala Lemon (lugar donde estaba programado el bolo inicialmente), convertida desde hacía pocos días en club de fumadores, dio como resultado que la sala se les quedara grande pero claro, la diferencia de aforo entre ambas es notable y, lo que en la Lemon hubiera sido un recinto prácticamente lleno, en Copérnico se convirtió en menos de media entrada. De cualquier modo la gente estaba bastante motivada y el público ganó con el cambio, aunque imagino que al promotor no le pasó lo mismo…

Wolfheart_11@Copernico

Con bastante puntualidad “Shores Of The Lake Simpele” fue disparada a modo de intro mientras los miembros del cuarteto se iban colocando de espaldas al público hasta que se giraron para atacar “Boneyard”, el primero de los cortes que interpretaron de “Tyhjyys”, recibiendo el entusiasmo del respetable por primera, pero no última, vez.

Wolfheart_10@Copernico

“Strengh And Valor” nos retrotrajo a su debut y la verdad es que sonó francamente bien con Lauri, Mika, y hasta el baterista Joonas Kauppinen, moviendo su cabeza en círculos intensamente mientras el siempre comedido líder permanecía más bien estático muy pendiente de sus tareas vocales. Eso sí, en esta ocasión, le noté más relajado, sonriente (para lo que vi la otra vez) y hasta diría que “simpático” aunque fuera hacía el final de show porque el resto del tiempo no pronunció una palabra dejando la tarea de interactuar mínimamente y presentar algunas canciones en manos del bajista Lauri Silvonen como parece ser costumbre.

Wolfheart_14@Copernico

No abandonaron “Winterborn” para proseguir con “I”, otro de los temas que más me gustan del grupo, que provocó el headbanging de las primeras filas del mismo modo que lo hizo “Abyss”,  primer corte de “Shadow World” que sonó y en el que la guitarra de Mika fue la protagonista con esa pegadiza melodía que posee el tema. La verdad es que me estaban gustando.

Wolfheart_09@Copernico

Con un buen sonido y fieles a su manera de afrontar los directos sin apenas pausas y casi empalmando una canción con la siguiente volvieron a recalar en el recientemente editado trabajo (no hace ni un mes que está en la calle) con “World On Fire”, que me parece de lo mejor del mismo (me ha parecido bastante intrascendente “Tyhjyys”, para qué mentir), unida a la siempre eficaz “Zero Gravity” donde los coros del bajista fueron fundamentales y se escucharon bastante bien.

Wolfheart_20@Copernico

La brutal “Ghost Of Karelia” volvió a hacer las delicias de los que consideramos al debut del grupo como lo más interesante que han editado hasta la fecha antes de que mutilaran la épica “Veri”, ignoro muy bien por qué, y nos quedáramos un poco a cuadros cuando Lauri anunció que se despedían con el siguiente tema cuando ni una hora llevaban en escena. De nuevo el mal endémico de muchos de los conciertos actuales. La escasa duración.

Wolfheart_22@Copernico

Por suerte, la magnifica “Routa Pt. 2” no sería lo último que la banda ofrecería esa noche y tras ciertos momentos de duda sobre si saldrían de nuevo o no en los que el público coreó el manido “oe oe, oe oe, oe oe oeee” volvieron a aparecer para obsequiarnos con un par de bises, que tampoco iban a excederse demasiado en el tiempo… para qué.

Wolfheart_21@Copernico

Las guitarras acústicas de “The Hunt”, enlatadas lo mismo que todos los teclados que sonaron durante la velada, sirvieron para dar continuidad al concierto antes de llegar al momento surrealista de la noche protagonizado por Tuomas quien, previamente a afrontar el último tema de su actuación se dirigió a nosotros para decirnos unas palabras de agradecimiento. Hasta aquí todo normal, lo que ya no me lo pareció tanto fue que nos pidió, entre risas, que todos nos diéramos la vuelta y nos hiciéramos un “selfie” con la banda de fondo (los de las primeras filas pudieron hacérselo hasta con el propio frontman por cercanía) para luego subirlo al facebook del grupo.

Wolfheart_02@Copernico

A pesar de lo ridículo que me pareció, por mucho que dijera que estábamos en la era de la tecnología, aluciné al ver que todo el mundo (chavales y no tan chavales) lo llevaron a cabo mientras el grupo se partía de risa. Ver para creer. Para mí fue totalmente innecesario y le quitó de un plumazo al concierto la “seriedad (bien entendida) que estaba teniendo. Algunos lo consideraréis un gesto simpático o de cercanía pero yo lo considero tan lamentable como cuando la gente da palmas en los conciertos de Slayer. Para gustos, colores.

Wolfheart_13@Copernico

Tras este bizarro momento no podía faltar el que se ha convertido en el tema emblema del grupo. Efectivamente “Aeon Of Cold”, coreada por la sala con fervor, puso el punto y final a setenta minutos de concierto (con “momento selfie” incluido) que, si bien me dejaron buena impresión (bastante mejor que la primera vez) considero demasiado corto para un grupo que está en auge.

Wolfheart_17@Copernico

De cualquier modo parece que a este tipo de bandas acercarse a los 90 minutos, no olvidemos que ya tienen tres discos aunque por el último pasaran de puntillas sobre todo siendo una gira de presentación (que no tocaran “The Flood “ me extrañó), les da alergia así que tendremos que conformarnos con lo que ofrecen que, en el caso que nos ocupa, estuvo bastante mejor de lo que esperaba. Veremos si su popularidad se estanca o sigue “in crescendo” para alegría del señor Saukkonen.

Texto y Fotos:David Ortego

→  Galería Completa de Fotos  

487 Views

Sobre Roberto Fierro

Administrador