(CRONICA) El Canijo de Jerez – Sala But – 15/12/12

Tocaba El Canijo de Jerez y los fumadores galácticos nos traían su nuevo trabajo llamado “El nuevo despertar de la farándula cósmica” en la sala But, en un ambiente bastante peculiar, a caballo entre el garrapatero con el que se autodefine la banda junto con los aires altivos y de glamour más habituales de la sala.

 

El escenario decorado con una carreta de caballos al fondo, con alguna cachimba en los laterales y sobretodo alfombrado por todos los rincones, cosa que le daba un ambiente muy cálido y casero.

 

Después de una intro arrancaban con “El pequeño comediante”, “El son de los traperos”, “El tiempo vuela”, “Cuando tenga pocos pelos”, “La gran caravana de los sonidos multicolores” y su particular visión de lo que es un pardito de futbol con “Me voy al fútbol”. Esta fue una parte quizás menos flamenca y más dedicada a la fusión con otros estilos.

 

 Lo que está claro es que El Canijo no se limita tan solo a tocar sus canciones, pues no para sobre el escenario y eran recurrentes las idas y venidas correteando y revolcándose por el escenario mientras el resto de componentes jugaban e interactuaban con él. “Cin esford”, “Si te pones triste”, “No paramos de mover las manos”, “De los matorrales” y “El insoportable mosquito picón”.

 

 Desde el inicio del concierto tenían al público ganado, pues no pararon de cantar las canciones, fueran más o menos antiguas en su repertorio, por no hablar de los bailes que pudimos ver continuamente.

 

Después de un momento a modo de gag en el que para colocar las sillas montaron un lío digno de los hermanos Marx, tocaron sentados “Puedes hacerlo mejor”, “Sentimiento de caoba”. Un momento bastante íntimo y de relax, aderezado con algo de “aliño” para el tabaco. Ya en pie “El aire de la calle” dedicada al compañero fallecido del Canijo, Er Migue. La instrumental “Miau”.

 

Luego ya entre un gran alboroto “Don Grisaldo, chatarrero, rey del vertedero” y “Alma errante” antes de marchar por primera vez entre bambalinas. El concierto ya comenzaba a mostrar sus notas más flamencas pero todavía queda mucho por llegar y sobre todo mucha fiesta por delante.

 

Regresaban con “Nubes de pegatinas”, otro de los momentos en los que la gente se desató pro completo en “La primavera trompetera”, según se iban sucediendo las canciones iban apareciendo invitados como Muchachito Bomboinfierno, El Langui y Tomasito para transformar el escenario en una auténtica verbena en “El azote de los monos”, “Pirata del estrecho”, “Kiss off” y “Maradona”. Muy épico el momento de Tomasito lanzándose sobre el público y luego imitándole El Canijo.

El concierto terminó entre vítores, zapateaos y un popurrí del cancionero popular garrapatero como la canción de “Trabubulandia” entre otras.

Un concierto con estos artífices significa fiesta garantizada.

Texto y fotos: Daniel Cruz.

1645 Views

Sobre admin

Administrador