Entrevista a Daniel Ardura (Repetidor disc)

Ponerse en contacto con Daniel Ardura es sencillo pero muchas de sus respuestas son crípticas o simplemente desconcertantes y arriesgadas, como Repetidor, el sello que acoge a Alado Sincera, a Sonio, Will Spector y Los Fatus, Kiev Cuando Nieva y otras cuantas bandas que posiblemente sin su apoyo no conseguirían publicar un disco a no ser que fuese de manera autogestionada.

Está claro que este tipo de sellos son necesarios para poder acceder a música de calidad y con un trabajo honesto detrás de cada una de sus notas.

Repetidor no es un negocio es una forma de vida, y más allá de la repercusión que puedan tener sus bandas en los medios, merece la pena darse una vuelta por su web para apreciar la cantidad de sonidos que abarca esta discográfica.

Muchas gracias a Daniel por responder a nuestro cuestionario. Sin duda ha sido un placer escuchar a gente que siente lo que hace y que se expresan de una forma sincera, algo fuera de lo común en la sociedad que vivimos.

Os dejamos con la entrevista.

¿Nos puedes contar cuando y cómo nació Repetidor?

Repetidor nació en el 2008, cuando Alado Sincera nos vamos de Junk y decidimos montar un sello con gente de la comarca de la Anoia, de Igualada y Capellades principalmente, con quienes hay una amistad y relación artística desde hace muchos años, habiendo estado desde la adolescencia haciendo música juntos o conjuntos. Luego la idea surgió para dar voz a toda esa gente y a esos proyectos que no tenían visibilidad ante gente a la que, creemos, posiblemente les puedan interesar.

¿Repetidor es Daniel Ardura y cuantas personas más?

Pues todas y cada unas de las personas que forman los proyectos que hay en el roster actual, más una serie de gente involucrada con esta escena desde el principio.  Desde sus inicios, el sello ha crecido poco a poco y actualmente está formando por tres colectivos de artistas que colaboran entre sí: Igualada (Alado Sincera, Carles Viarnès, Cataplàusia, Ghandi Rules OK, Inot Eratsis Sonio…) Huesca (En, Kiev Cuando Nieva, Will Spector Y Los Fatus) y gente que pasó por la Facultad de Bellas Artes de Cuenca (Dos Gajos, Dúo Cobra, Roldán…) actualmente repartidos en varias ciudades.

¿En que criterio os basáis para fichar a una banda?

Responde a un criterio subjetivo con el que deciden unas cinco personas. Tratamos de preservar una cierta coherencia en el catálogo que respalde la personalidad de cada proyecto y a su vez beneficie el descubrimiento de nuevos artistas gracias a otros. Pero no nos guiamos por un estilo, creemos en una identidad por encima, algo más relacionado con la estética y la ética, la forma y la política activas que nos permita conservar una idiosincrasia asilada, una distinción conjunta al margen del estilo de cada uno de los artistas. Que al hacer una lectura transversal del roster uno pueda identificar ese factor ‘‘repetidor’’ al margen del estilo. Para ello tenemos algunas máximas, por ejemplo, no fichamos a ningún artista que no cante en su lengua materna porque, salvo excepciones, lo consideramos una codificación protectora, un síntoma de ejercicio de estilo.

Conozco algunos sellos pequeños como Aloud que están consiguiendo repercusión en la escena independiente, pero en el caso de Noma, de Cuervo o en el vuestro, el alcance es todavía muy reducido dentro de la escena musical, ¿cómo se financia este tipo de sellos y como son capaces de seguir adelante?

De momento somos una asociación cultural que funcionamos a modo de cooperativa, donde todos quienes pertenecen al sello colaboran equitativamente en su propio sustento y, con él, en la edición de todas las referencias que se publican, propias y ajenas. Con su aportación y colaboración, cada miembro de Repetidor se convierte en parte del sello. Con esa aportación conjunta se pueden llevar a cabo la edición y la promoción, así como el resto de actividades discográficas y de management.  Resumiendo, somos una asociación de artistas que gestionamos nuestra obra al 100% y que gracias a la unión conseguimos una gestión y una promoción especializada. Como una especie de DIY colectivo.

Y sobre la segunda pregunta, somos capaces de seguir adelante porque tenemos artistas con perspectiva de su propia realidad (hasta donde quiero y hasta donde creo que puedo llegar, pero sobre todo dónde estoy) y con una visión de su carrera sustentada única y exclusivamente en su obra, sea más o menos reconocida en el corto plazo.

¿Cuáles son vuestros planes para el futuro?

Tratar de sacar discos mejores o peores, pero que tengan personalidad. Si encima aportan algo a nivel formal, pues ya la hostia…

Si no me equivoco, formas parte de los grupos Alado Sincera y Sonio, con lo cual conoces las salas de concierto de nuestro país, ¿Me podrías decir que nivel general crees que tienen las salas en las que se hacen conciertos en España?, ¿Cuál recomendarías en cuestión de sonido, comodidad….?, ¿Qué echas en falta en las salas de nuestro país?

Te recomiendo la mejor sala de España a mi parecer,La Faena II.

En este país los requisitos para sustentar cualquier actividad relacionada con la producción de conciertos son de risa, así que cada vez creo más en lo ilegal.

Y sobre la segunda pregunta, lo que hecho en falta es gente. Gente comprometida con lo no establecido, bien estante o subvencionado. Gente con consciencia de responsabilidad cultural, preocupada por asistir a cualquier acto producido desde la autogestión. Personas con mayor inquietud por apoyar su escena local, ávidas de realidad artística y de formar parte de cualquier escena emergente.

Me gustaría que hablásemos un poco de nuevas tecnologías. ¿Cuál es tu opinión respecto a las descargas vía Internet?

Creo que son un mero complemento, un producto asociado en baja calidad de lo que realmente es un álbum, en vinilo por ejemplo. Pero por supuesto suponen un acceso muy valioso a la cultura musical. Un valor que conservar y proteger cara a la posible censura a que el mercado online pueda promover en el futuro. Las fuentes de información cultural  y artística deben de estar al alcance de todos.

¿Crees que plataformas como Spotify o Bandcamp son útiles para la promoción de nuevos grupos o que son creaciones pensadas exclusivamente con un enfoque comercial y empresarial?

Hombre, por supuesto que ambas están creadas para la explotación comercial, pero  es verdad que cumplen ambas funciones, porque el streaming es una herramienta de promoción muy buena actualmente.

Respecto a tus gustos musicales, ¿me puedes decir varios grupos que te hayan influenciado?

Uf, muchísismas cosas, pero actualmente creo que lo que más me ha influenciado son grupos como la policía nacional, el gobierno, la oposición, el Consejo Superior del Poder Judicial o artistas como Iker Casillas, Xavi Hernández, José Ignacio Wert o Artur Mas…

¿Crees que en España hay una buena cantera en la escena musical?

Voy a generalizar mucho, OK? Venga. Por supuesto, la escena era impensable hace unos años. Por razones obvias, tras superar el estado de economía de subsistencia, durante años España ha padecido un atraso histórico en todas aquellas corrientes culturales y artísticas parejas o provenientes de la posmodernidad, entre ellas el ocio entendido culturalmente, y por consecuencia el rock. A diferencia de escritores, artistas plásticos o cineastas, en España no hubo músicos de rock en el exilio durante la dictadura. Así mientras en Alemania surgían artistas como Can a finales de los 60, aquí lógicamente teníamos a Miguel Ríos. Este ejemplo un tanto tonto y descontextualizado solo lo pongo para tratar de retratar que aquí se edificó una industria del rock en la que los chavales suplieron esos complejos con un mimetismo hacia los referentes anglosajones que se ha arrastrado hasta hace muy poco. Ahora, en cambio, existen bandas con un nivel de originalidad muy alto, con personalidad y discurso propios como nunca antes ha habido y, lo más importante, asumiendo a la vez su propia realidad histórica sin condiciones: Lisabö, Manel, Fluzo y Lorena Álvarez pueden representar el paradigma de lo que acabo de describir.

Desde mi punto de vista, y dejando aparte que el acceso a la información musical es mucho mayor desde los años 80, creo hay algo que ha ayudado mucho a mejorar la escena, la propia fractura entre la basura mainstream (ambos medios e industria) y la emergencia underground. La falta de control sobre la escena independiente está siendo precisamente la mayor suerte que tiene la actual salud musical en el estado español.

Como te comentaba, conozco varias discográficas que hacen que la música de carácter menos comercial vayan haciéndose sitio dentro de la escena, en vuestro caso creo que la apuesta que hacéis apuesta por grupos todavía más arriesgados e incluso fuera de parámetros menos convencionales. ¿Crees que en España hay un espacio para este tipo de bandas o vuestra labor está enfocada a ser un trampolín para que la gente conozca otras formas de hacer música?

La labor es que nuestros artistas lleguen a ser conocidos por gente que pensamos pueda disfrutarlos. Especialmente en un contexto educativo como el español, los sellos independientes que llegan al mainstream lo hacen a veces con productos que no son independientes por naturaleza y, aún con todo, gustan de usar igualmente la marca ‘indie’ cual atributo de marketing más. Ante esos casos te confieso que siento un cordial pero sincero desprecio.

Por último, ¿Hay alguna pregunta a la que te gustaría responder y que todavía no te hayan hecho?

Pues… hummm, no se me ocurre ninguna, la verdad.

Nombre: Daniel
Vives en… Madrid
Te gustaría vivir en… Berlín
Lo que más te gusta… Cambiar
Lo que odias… Lo estoy dejando
Un hobby: Aprender a caminar despacio
Un libro: ‘Los heridos graves’ de Julieta Valero
Una película: ‘Días de eclipse’ de Aleksander Sokurov
Un consejo: Perder el miedo a la violencia

Puedes escuchar a todos los grupos de Repetidor en www.repetidordisc.com

Redactor: Raul B.

1719 Views

Sobre admin

Administrador