Entrevista a Grim Comet: El buen sabor del rock

Entrevista a Grim Comet: El buen sabor del rock

Por Alberto García-Teresa

‘Afterlife’ es el nuevo plástico de Grim Comet; recién salido del horno. Sobre él, sobre el nuevo espectro de su sonido o su gira asiática hablamos con Willy de Moya, el cantante, guitarrista y líder de la banda.

 

TCIC: ¿Por dónde diríais que camina ‘Afterlife’, vuestro nuevo disco?

Willy: He querido hacer un cambio en nuestro sonido. Me salían riffs similares a nuestro trabajo anterior pero estoy más cómodo tocando en este espectro de sonidos. Diría que está a medio camino entre el rock, el grunge y el rock alternativo. Hay gente que todavía nos llama stoner y algunos nos han dicho que suena a progresivo. Lo importante es que se escuche. Las etiquetas la verdad es que me dan igual. Es el mejor disco del grupo sin duda hasta ahora.

TCIC: Habéis profundizado en el sonido setentero en este trabajo, pero, como señalas, también se pueden ver coqueteos con el rock de los 90, hasta con el grunge.

Willy: Sí. Bueno, no ha sido intencionado. Íbamos a grabar otro disco, tenía otros temas más doom, más stoner, que se han quedado a punto de grabar. A un mes de entrar a grabar las demos, le dije a Juanma (batería) que me veía más con otros temas y llevé al local “Over You” y “Dig Up Her Bones”. Raúl no participó en ninguno de estos ensayos porque estaba trabajando y teníamos muy poco margen para montar los temas nuevos así que ensayábamos por las mañanas. Eran temas que me salían en unas horas de una mañana libre. Y me sonaban mejor que lo demás que teníamos. Luego nos han dicho que suena a grunge pero tampoco era nuestra intención.

TCIC: Creo que la producción del disco ha conseguido un sonido muy particular: grueso, con cuerpo, pero definido y potente.

Willy: Muchas gracias. Me alegro. Se ha pegado un curro Guillermo Laorga de Estudios Goldfish increíble. El sonido ha crecido mucho también por eso. Juanma también lo tenía muy claro y eso ayudó mucho.

TCIC: ¿Cómo surgió la idea de grabar ‘Metropol Sessions’, vuestra anterior entrega? 

Willy: Para mí el grupo es una forma de probar cosas como músico. Nunca lo habíamos hecho, y me parecía buena idea. Aparte de que en directo siempre decían que sonábamos mejor que en disco de estudio. Esperamos que con ‘Afterlife’ ya digan que sonamos igual de bien en estudio que en directo.

TCIC: ¿Cómo realizasteis el trabajo de composición de estas canciones? 

Willy: Arreglamos algunos fragmentos en el local y luego en el estudio una vez hicimos las demos. Pero, básicamente, escribía el tema entero en mi casa, a la vez guitarra y voz, y quedaba con Juanma donde cerrábamos el tema de cara a hacer una demo. Las demos suenan demasiado a Royal Blood por eso [risas].

TCIC: En especial, ¿cómo se os ocurrió esa pieza clásica, con toques incluso flamencos, que cierra ‘Afterlite’, “Azabache”?

Willy: Estuve estudiando fragmentos de “La malagueña”, “Entre dos aguas” y, sobre todo, “Reflejo de Luna”. Quería hacer algo en esa onda y le escribí el tema a una chica. Quien compre el disco sabrá quién es. Está en los créditos…

TCIC: ¿Compartís la impresión de que un tercer disco es el momento crucial de una banda, por cuanto de necesidad de asentarse e ir más allá conlleva?

Willy: Espero que suponga un antes y un después para la banda, pero el mundo de la música no es un mundo de certezas. Pueden pasar muchas cosas. Vamos a hacer lo imposible por crecer pero siempre necesitas un factor suerte. Ya te contaré en unos años…

TCIC: ¿Dónde ponéis los ojos y los oídos cuando escribís vuestros temas? 

Willy: Intento hacer ideas o melodías que me diviertan, no busco nada más. Probar cosas con la guitarra y mejorar como músico.

TCIC: ¿Qué ofrece un trío frente a una banda con más miembros e instrumentos? 

Willy: Si cada uno de los miembros es competente con su instrumento, no hace falta una banda de 15 músicos. Aunque creo que son cosas distintas, están bien las dos. Para tocar, a mí me gustan más las bandas más pequeñas. Es más fácil todo; probar, coordinar, ensayar, grabar…

TCIC: ¿Cómo os afectan, en vuestra condición de músicos, las redes sociales digitales y las plataformas de Internet? ¿Qué os parece que la gente se suscriba a Spotify y deje de comprar CD?

Willy: A mí no me gustan nada. No me imagino a Jeff Beck o a Jimi Hendrix subiendo fotos a Instagram. Es lo que nos ha tocado vivir y hay que aprovecharse en la medida de lo posible pero es una pérdida de tiempo brutal. En su mayoría, es contenido vacío que no lleva a ninguna parte, ni te hace crecer como persona. Por otro lado, los tiempos cambian y las formas de escuchar música también. No me parece mal que la gente no compre CD. Me viene mal como músico pero no creo que tenga sentido darle muchas más vueltas. El CD no va a volver.

TCIC: Para tocar, para Grim Comet, ¿mejor un gran estadio o una sala pequeña? ¿Y para vosotros como espectadores?

Willy: Ya te diré qué tal en estadios cuando pisemos uno [risas]. Me he mal acostumbrado a ver conciertos desde el escenario y gratis por mi trabajo, y ahora me cuesta verlos de otra forma. Me resulta hasta raro aunque suene mazo de repelente.

TCIC: ¿Qué tal vuestra gira por Asia? ¿Qué diferencias habéis apreciado entre el público oriental y el nuestro? 

Willy: Inolvidable, sin duda queremos volver y lo intentaremos por todos los medios.

Nos cambió como banda y como personas. Los chinos no nos pudieron tratar mejor y nos llevamos una experiencia brutal. En cuanto al público, hay videos de nuestro paso por China. Los chinos lo dieron todo en nuestros directos. Vedlo por vosotros mismos.

No habíamos vivido eso en ningún sitio.

TCIC: ¿Con qué banda os gustaría haber compartido escenario en el pasado y con cuál en la actualidad? 

Willy: Nos gustaría girar sin parar, nos da igual con quien sea y con qué banda sea. Mientras sea buena gente y sepa lo que hacen en el escenario estaríamos contentos.

276 Views

Sobre admin

Administrador