ENTREVISTA A ROXY PETRUCCI (VIXEN): “Si hubiera terminado la universidad, habrías oído hablar de ese clarinetista clásico vestido de cuero llamado Roxy Petrucci”

ENTREVISTA A ROXY PETRUCCI (VIXEN): “Si hubiera terminado la universidad, habrías oído hablar de ese clarinetista clásico vestido de cuero llamado Roxy Petrucci”

 

Vixen son una de las bandas de Hard Rock más conocidas de los ochenta y, si lo acotamos a las bandas compuestas por féminas exclusivamente, seguramente la que mayor éxito cosechó en aquella dorada época para el estilo.

Con motivo de su próxima visita a Madrid nos pusimos en contacto con su baterista, Roxy Petrucci, para que nos contara aspectos del pasado, presente y futuro de su banda principal así como otros sobre la vuelta a la actualidad de Madam X, su otra banda.

Lástima que se mostrara tan políticamente correcta o, directamente, pasara por encima de determinadas cuestiones porque hubiera sido interesante conocer de primera mano su opinión pero así son las entrevistas vía mail. Esto fue lo que nos contó la carismática baterista.

 

Hola Roxy ¿Qué tal estás? Imagino que preparada para vuestros próximos conciertos en Europa aprovechando vuestra participación en el festival de Nottingham.

Estoy genial, gracias, y ansiosa por volver a Europa. Los fans allí sois muy agradecidos y receptivos.

Sólo hacéis tres conciertos además del festival Rockingham. Uno en España, en Madrid, y dos en Alemania. ¿No ha surgido la posibilidad de hacer más fechas o teníais que volver a vuestro país?

Si hubiera la posibilidad de tocar más conciertos estaría encantada de quedarme todo el tiempo que pudiéramos. Sólo hay unos pocos conciertos en esta ocasión pero tenemos planes para regresar el año que viene.

¿Es Europa un mercado importante para Vixen tras la reactivación de la banda o América sigue siendo vuestro principal feudo?

Cada mercado es importante para nosotras. Tenemos mensajes de seguidores alrededor del mundo pidiéndonos que vayamos a sus respectivos países. Si pudiéramos tocar en todas partes, ¡lo haríamos! Europa es, sin duda, un buen mercado para Vixen y pasamos un montón de tiempo aquí tocando y haciendo giras promocionales.

Hablando un poco de la actualidad del grupo. Habéis sacado el directo “Live Fire”. ¿Se resiste la publicación de material nuevo en estudio por algún motivo? Llevo tiempo oyendo que tenéis pensado sacar un nuevo disco pero no se termina de materializar…. ¿Será 2019 el año en el que el mundo verá nuevo disco de Vixen?

Decidimos sacar un disco en directo como una especie de declaración de que Vixen están de vuelta. Como Britt es un nuevo miembro tenía sentido trabajar con ella algo de tiempo antes de sumergirnos en la composición y grabación de un nuevo disco de estudio ¡2019 será el año!

El año pasado cambió vuestra formación con la salida de Gina Style, sustituida por Britt Lightning, así como un cambio menor como la incorporación de Tyson Leslie a los teclados en sustitución de Chris Fayz. Me parece relevante el primero de ellos. ¿Por qué se separaron vuestros caminos y cómo encontrasteis a Britt? Supongo que no fue a través de Alejandro Sanz…  (ndr: ha formado parte de su banda en directo)

Britt vino muy recomendada y si, vimos vídeos de sus actuaciones con Alejandro. Quedamos impresionadas con su estilo y forma de tocar así que voló para hacer una jam con nosotras y la química fue instantánea. Britt es una guitarrista con mucho talento y nos encanta su energía. Ella aporta un sonido más clásico a la banda. (ndr: curioso, sobre la salida de Gina no dice nada…)

¿Qué tal se han acoplado ambos a Vixen? ¿Ha supuesto un cambio drástico en algún aspecto respecto a sus predecesores?  Llevan más de un año ya en la banda….

Tanto Britt como Tyson trajeron nueva emoción y energía a la banda. Musicalmente, ellos suenan más parecidos a las Vixen clásicas que los seguidores conocen y aman. Tyson es un monstruo en los teclados y tiene una poderosa voz. Nos estamos divirtiendo un montón con los nuevos miembros, ¡tal vez demasiado!

La primera vez que escuché en vivo canciones de Vixen fue con la formación que creó Jan en la que ella era el único miembro “clásico”. Me hizo ilusión pero reconozco que no sonaban cómo esperaba y quedé algo decepcionado con su concierto, sobre todo porque la voz de Jenna y la de Janet no se parecen. ¿Llegaste a escuchar esta encarnación de Vixen? ¿Qué opinión te merece?

Bueno, con sólo un miembro original sería muy difícil sonar como las Vixen originales.

Sin embargo del Firefest en 2013 salí mucho más contento con lo que ofrecisteis como JSRG. Me emocionó e impactó cuando recordasteis a Jan y mostraste la camiseta del segundo disco que llevabas puesta. La pérdida de Jan estaba muy reciente y os vi afectadas en ese momento, especialmente a ti…  ¿Qué recuerdos te trae esa actuación?


Photo by Scott Sprague and Haris Cizmic

Nos tomamos un momento en cada concierto para recordar y honrar a Jan. Ella causó tal impacto en tantos amigos y seguidores que no puedes dejar de conmoverte cada vez que se habla de ella. Todavía no puedo creer que el 10 de octubre hará cinco años desde que nos dejó. Qué gran e injusta pérdida.

Es imposible de saber, lo sé, pero ¿crees que de no haber fallecido Jan la reunión hubiera funcionado esta vez? ¿Estaba todo aclarado entre vosotras y el hacha de guerra enterrada definitivamente con el paso de los años? En 2001 el intento no funcionó…

No tengo ninguna duda de que hubiera funcionado. Dejamos el pasado en el pasado y nos centramos en ensayar, salir ahí fuera y pasar un buen rato una vez más como las Vixen originales. ¡Estábamos más que emocionadas!

A este respecto. En 2001 Share no formó parte de esa reunión y personalmente creo, por lo que he leído y visto en documentales del grupo, que ella siempre ha sido la más reacia a volver a Vixen, aunque aquí está. Sé que esta pregunta debería responderla ella pero, en tu opinión ¿por qué crees que fue? Incluso hubo una época en la que en entrevistas Share parecía casi “renegar” de su etapa en Vixen, lo cual me desconcierta un poco.

No puedo responder a eso pero diría que musicalmente tomó una dirección diferente y se estaba estableciendo en un mercado más punk. Su música no se parecía en nada a Vixen por lo que creo que tenía razón al no confiar en el nombre de Vixen para promocionar su nueva imagen.

Para las bandas del estilo de Vixen y para el Metal, en general, la década de los noventa fue una época muy complicada por la aparición del Grunge. Se le ha culpado de la desaparición y cambio de estilo de muchos grupos. ¿Cuánto tuvo de  culpa en el caso de Vixen? ¿O la relación entre vosotras estaba tan mal tras “Rev It Up” que os hubierais separado con o sin la aparición de Nirvana y todo el “fenómeno Seattle”?

Todo lo que comentas entró en juego pero la ruptura fue un paso en falso de todas las involucradas.

Creo que “Tangerine” nunca debió salir bajo el nombre de Vixen pero, independientemente de mí opinión ¿por qué ese cambio tan drástico en el sonido respecto a lo que habíais hecho en el pasado? Vale que no estaba Jan pero la primera vez que lo escuché pensé que me había equivocado de grupo. ¿Hubo presiones externas para que sonaseis así? ¿Queríais explorar otros terrenos musicales que con Jan hubiesen sido imposibles? ¿Ninguna de las anteriores opciones?

En retrospectiva, estoy de acuerdo contigo. No deberíamos haber utilizado el nombre de Vixen pero no hubo presiones para escribir en una dirección. Janet y Gina compusieron lo que estaban sintiendo en ese momento. Creo que realmente es un buen disco con canciones interesantes, si no lo hubiéramos sacado bajo el nombre de Vixen probablemente habríamos hecho algo de “ruido” aunque para una base de seguidores diferente.

En la época de vuestro debut era bastante habitual que compositores externos escribieran canciones para grupos, ya fueran las bandas conocidas o no. “Vixen” contó con el talento de muchos compositores y el resultado fue exitoso, no cabe duda. Sin embargo hay mucho más de vosotras en “Rev It Up”. ¿Con cuál de los dos discos te quedarías si tuvieras que elegir y por qué?

El éxito de nuestro primer disco fue el empujón que Vixen necesitaba. El álbum incluyó algunas canciones realmente geniales y una vez que las conseguimos en el estudio y le pusimos el sello Vixen, se convirtieron en nuestras. Una buena canción es una buena canción, no importa quién la haya compuesto, pero depende de la banda “entregar la mercancía” por así decirlo.

“Rev It Up” fue el resultado de girar durante mucho tiempo y convertirnos en una banda muy compenetrada que desarrolló su propio sonido. En ese momento estábamos preparadas para componer y teníamos un montón de material que grabar. Me gustan los dos discos por diferentes motivos pero, en general, por el rendimiento, la producción y la consistencia que tiene “Rev It Up” creo que sería este.

Leyendo un poco sobre vosotras individualmente me surge una duda. ¿Cómo terminan músicos con un bagaje anterior y gustos tan dispares, musicalmente hablando, formando un grupo? ¿O precisamente esa mezcla de gustos era la clave y aportó lo que se plasmó en “Rev It Up”?

En mi caso Vixen estaba buscando un baterista con un lado más Heavy ¡y creo que lo encontraron! Es lo que comentas, todas esas diferentes influencias son las que hacen a una banda única. Hay un cierto sonido y estilo que desarrollas tocando en un grupo y, a medida que creces musicalmente, exploras diferentes ideas a la vez que te mantienes fiel a tu sonido característico porque no puedes evitarlo. Tuvimos más libertad para ser quiénes éramos en el álbum Rev it Up.

Aunque el motivo de la entrevista es el próximo concierto en España de Vixen no quisiera perder la oportunidad de preguntarte algo, lo habrás imaginado, por Madam X y su vuelta a la actividad. ¿Qué tal ha sido la aceptación de “Monstrocity” y los conciertos que habéis dado presentándolo?

Las reacciones han sido abrumadoramente positivas y la asistencia a los conciertos la bomba. Madam X es una banda de metal cojonuda, todo lo que hacemos lo demuestra. El video del single “Monstrocity” es un buen ejemplo del humor y la diversión desenfrenada  metalera de Madam X. Échale un vistazo, ¡creo que te va a gustar!

Retomasteis la actividad del grupo en 2014. ¿Por qué tanto tiempo hasta que se fraguó “Monstrocity”? ¿Había que esperar a que el momento fuera el correcto?

¡Gracias al festival Sweden Rock por traer a Madam X! Ese concierto encendió nuestro deseo de grabar un nuevo disco. “Monstrocity” llevó dos años hacerlo porque como banda no habíamos tocado juntos en años. Habían cambiado muchas cosas pero otras tantas seguían igual. Teníamos que estar en el mismo plano y eso lleva un tiempo para que funcione. En cualquier caso, siento que este es un álbum de metal de primer nivel y ¡nuestros seguidores parecen estar de acuerdo!

Han pasado más de treinta años entre “We Reserve The Night” y “Monstrocity”. Está claro que no sois los chavales de aquel entonces ni como músicos ni como personas, ninguno lo somos. Sin embargo me ha sorprendido mucho lo “heavy” que es el disco en líneas generales. ¿Fue premeditado o salió de forma natural durante la composición? El resultado me ha parecido muy interesante.

En lo que respecta a las canciones, todos teníamos una idea sobre a qué dirección queríamos orientarlas y las canciones reflejan eso. Maxine y yo queríamos sacar el lado más metálico de Madame X, y es por eso que descubrirás que escribimos las canciones más “heavies”. Para nosotras esto es algo natural ya que estamos influenciadas por bandas como Black Sabbath y Judas Priest, y nos encanta todo ese metal atemporal de la vieja escuela. ¡Cuánto más “heavy”, mejor! El álbum resalta la enérgica voz de Bret y las habilidades de los músicos de la banda.

Está claro que la relación con tu hermana ha sido y es muy buena. Tengo un hermano y no me resultaría sencillo tocar en un grupo con él, la verdad. ¿Tenéis algún “truco” o simplemente se debe a la química entre vosotras? ¿Sois capaces de separar lo personal de lo profesional?

Definitivamente hay una gran química entre nosotras, sabemos lo que la otra va a decir. La ruptura de Madam X fue mala para los cuatro, pero el tiempo que estuvimos separados nos hizo bien. Hemos cerrado el círculo y con la edad viene la sabiduría y estamos en un momento de nuestras vidas donde realmente disfrutamos componiendo y grabando juntas. Por supuesto, hay momentos en los que no estamos de acuerdo en algo y básicamente nos mandamos a la mierda, pero nos perdonamos rápidamente con un par de copas de vino y volvemos a hacer música. Max y yo tenemos un proyecto paralelo llamado VIP Aftershow donde escribimos y grabamos temas para que algunos invitados especiales canten en ellos. “Kilmister” fue nuestro primer single después de que Lemmy falleciera y cuenta con Mark Slaughter en las voces. Planeamos lanzar más material con diferentes vocalistas de metal en un futuro cercano.

Ahora una controvertida. ¿Qué recuerdas del paso de Sebastian Bach por Madam X? ¿Tenía ya un ego tan enorme antes de ser mundialmente famoso gracias a Skid Row? Me encantaba como cantante y frontman pero…

Ya me había unido a Vixen cuando Sebastian se unió a Madam X, así que no estuve en la banda con él, sin embargo, Maxine y Chris pueden explicarte historias divertidas, y no tan divertidas, sobre su paso por el grupo. (ndr: lástima que no se lo pueda preguntar a ellos directamente y ella no quiera compartir lo que sabe al respecto)

Para ir terminando esta entrevista me gustaría hacerte algunas preguntas para conocer más a Roxy Petrucci, aunque tengo entendido que eres más bien una persona reservada. Tranquila, no voy a ser indiscreto.

Tu relación con la música siempre ha sido muy estrecha pero ¿a qué te gusta dedicar tu tiempo cuando no estás sentada tras la batería?

Últimamente la música ha estado consumiendo todo mi tiempo pero siempre saco algo para relajarme con mi familia.

Leí hace tiempo que tocas, o tocabas, el clarinete (curiosamente mi hermano también). ¿Cómo se produjo el salto de un instrumento de viento a uno de percusión? ¿Qué fue lo que te hizo decantarte por la batería?

Era un clarinetista bastante bueno y, durante un tiempo, tocaba el clarinete en la orquesta de la universidad en la sección de viento mientras tocaba la batería en una banda de rock por la noche. Estaba haciendo estos “malabares” con éxito hasta que la banda (que terminó siendo Madam X) decidió salir a la carretera. Tenía que tomar una decisión. Como el Metal corre por mis venas dejé la orquesta de la universidad y el resto es historia. Hay una canción oculta en el disco “Tangerine”, “Swattin Flies in Wanker County”, es la última canción y en realidad estoy tocando mi clarinete. ¡Dale una escucha!

Ni siquiera en la actualidad resulta fácil encontrarse con bateristas femeninas (lo que abunda más son bajistas, no sé por qué) por lo que en los primeros ochenta serías todavía más una “rara avis” en el mundo del Rock. ¿Nos puedes contar alguna anécdota curiosa al respecto? ¿Cuáles fueron tus influencias, si las tienes, a la hora de ser baterista?

Mi historia favorita es cuando estaba tomando algo con Lemmy Kilmister en el Rainbow Bar de Sunset. Me preguntó si no estaba cansada de los seguidores que se acercaban y me decían que era realmente buena para ser una chica. Le dije que no me molestaba, pero a Lemmy sí lo hacía, así que sugirió que la próxima vez que alguien me dijera eso le respondiera con un “Chúpame la polla”. ¡Seguí su consejo unas cuantas veces! (ndr: Lemmy en estado puro, sin duda)

Mis influencias musicales van desde la música clásica al jazz, pasando por el rock y el metal. Tengo el Rock and roll en mi corazón pero soy metalera hasta la médula. Black Sabbath, Led Zeppelin, Judas Priest, Accept, la lista es larga. Esas bandas han pasado la prueba del tiempo y todavía las escucho a todas. John Bonham y Bill Ward son mis dos bateristas de Rock favoritos.

En Vixen daba la impresión de que por un lado estaban Janet y Share, y por el otro Jan y tú. ¿Hasta qué punto es correcta esta percepción? Tengo entendido que Jan y tú llegasteis a ser muy buenas amigas ¿se debía a que teníais un carácter o visión de la vida similar o era más por un tema de afinidad musical?

Simplemente sucedió de forma natural. Janet y Share se sintieron cómodas la una con la otra mientras que yo me sentía más atraída hacía Jan. Esto es bastante irónico porque al principio Jan no estaba muy emocionada con que me uniera a Vixen. Con el tiempo ella me conoció y creo que me gané su confianza. Era una persona leal e integra, Jan era realmente especial y nunca volveré a conocer a nadie como ella.

En los ochenta la imagen en la música era fundamental y, aunque todo funciona de un modo muy distinto para los grupos en la actualidad (relación con discográficas, venta de discos,  la promoción en redes sociales,…), la apariencia sigue siendo un punto importante para “vender” el producto. Ir maquillada no es algo extraño en una chica, cosa bien distinta en grupos masculinos como Poison, por ejemplo, pero ¿cuánto de vuestra imagen era marketing y cuánto decisión personal? Con las mallas no pero con la laca la capa de ozono sufrió mucho en esa época, aunque seguro que no fuisteis las que más abusabais de este producto…

¡Nos encantaba el maquillaje, el pelo cardado y los atuendos salvajes! Cuanto más cardado, mejor, como puedes ver en las fotos del pasado. ¡Cada año el pelo estaba más alto! Nuestra imagen era parte de quienes éramos. No sólo podíamos rockear duro sino que queríamos vernos muy bien haciéndolo. Cuando miro hacia atrás ahora me doy cuenta de que esos chicos nos hicieron una buena competencia. No estoy segura de quiénes eran más guapos, ¡si Vixen o Poison!

¿Qué consideras que fue lo mejor y lo peor del éxito que tuvisteis a finales de los ochenta y principio de los noventa?

Lo mejor fue girar con leyendas como Ozzy, Deep Purple, Kiss, Scorpions, etc. ¡Qué increíble experiencia y qué bien lo pasamos!

Lo peor fue la ruptura de la banda.

 

Con la perspectiva que da el paso del tiempo, ¿Qué hubieras hecho de manera distinta, si es que hay algo, antes de la separación de Vixen? ¿Y después?

Miro hacia atrás solo para recordar los buenos momentos y trato de aprender de errores del pasado.

Ya la última. ¿A qué te hubiera gustado dedicarte si las baquetas y el Rock no se hubieran cruzado en tu camino?

Si hubiera terminado la universidad, habrías oído hablar de ese clarinetista clásico vestido de cuero llamado Roxy Petrucci.

Muchas gracias por tu tiempo y nos vemos en Madrid. Por favor, despide tú la entrevista como quieras.

Haremos una firma de autógrafos en el puesto de merchandising después de nuestro concierto y nos gustaría conocer a la mayor cantidad posible de nuestros seguidores, así que ven y salúdame. ¡Madrid nos vemos pronto!

Entrevista y traducción: David Ortego

 

*Fotos sacadas  de

 https://www.google.es/search?q=roxy+petrucci&safe=off&source=lnms&tbm=isch&sa=X&ved=0ahUKEwiSmPbv9PndAhWP66QKHQuKD5IQ_AUIDigB&biw=1920&bih=920

Todos los derechos de las mismas están reservados a sus autores

957 Views

Sobre Roberto Fierro

Administrador