Entrevista a Stacie Collins

ENTREVISTA A STACIE COLLINS

Por David Ortego

Con motivo de la próxima y extensa gira que ese huracán llamado Stacie Collins hará en febrero por nuestro país, y que la llevará por nada menos que ocho ciudades, recuperamos la entrevista que le hicimos en verano y que, por algún motivo que se nos escapa, nunca llegó a ser respondida. Con la ayuda de Kivents, su promotor de nuevo, conseguimos arrojar luz sobre las cuestiones que le planteábamos a una siempre afable y dicharachera Stacie. Si quieres conocer un poco más a esta artista con mayúsculas no dejes de leer sus interesantes respuestas.

TCIC: Hola Stacie, ¿Qué tal estás? Viendo tu agenda de conciertos veo que no te tomas un respiro de los escenarios….

STACIE: ¡Hola! Estoy feliz de volver a la carretera.

TCIC: Aunque has venido a España, si no me equivoco, en multitud de ocasiones desde 2011 no fue hasta el año pasado cuando caíste en mi “radar musical” y al fin este año he podido verte en directo. Para aquellos que, como era mi caso hasta no hace mucho, no te conozcan, ¿cómo te presentarías personal y musicalmente?

STACIE: Mi nombre es Stacie Collins y vivo en Nashville, Tennessee. Soy compositora y vocalista en un grupo junto a mi marido. Toco la harmónica como una “banshee” y soy un poco country y muy Rock´n´Roll.

TCIC: Como es la primera vez que tengo oportunidad de entrevistarte me gustaría saber qué acontecimientos consideras más relevantes a lo largo de tu trayectoria y que te han llevado a convertirte en la artista que eres a día de hoy. Leyendo tu biografía imagino que mudarte a una ciudad tan ligada a la música como Nashville fue uno de ellos y, seguramente, conocer a Al Collins también lo haya sido…

STACIE: Conocer a Al me llevo a este viaje. No era músico antes de conocerle por lo que él es el núcleo de mi historia. Mudarnos a Nashville fue, sin duda, una de las decisiones más importantes que hemos tomado con respecto a mi carrera musical. Además, tengo que decir que conseguir que Dan Baird produjera mis discos fue otro de esos acontecimientos relevantes.

TCIC: Una cosa que me ha llamado la atención es que, con lo importante y distintivo que es la armónica en tu música, no fuera un instrumento con el que te iniciaras de niña o adolescente sino que fuera mucho más tarde tu primer contacto con él. ¿Cómo entró la armónica en tu vida?

STACIE: Cuando comencé a componer canciones con Al y a tocarlas en directo sentía que “faltaba” algo. Necesitaba una manera de expresar mis ideas y tener algo que hacer en el escenario además de, simplemente, estar allí cantando. Sabía que mi padre era músico y tocaba la harmónica, así que pensé que podría haber heredado parte de su talento y entonces me enseñó cómo tocarla. No fue hasta que mi hermano me dio un disco de Blues de Chicago de Sonny Boy Williamson cuando me enamoré de la harmónica.

TCIC: Musicalmente se aprecia una gran, y lógica, evolución desde tu primer trabajo “Stacie Collins” hasta el último editado “Roll The Dice”. Precisamente has reeditado tu debut pero no incluyes ningún tema del mismo en tus repertorios. ¿A qué se debe? ¿Crees que ese material no te representa a día de hoy musicalmente?

STACIE: Ciertamente ha sido una gran evolución pero incluyo algunas de esas viejas canciones en mi repertorio de vez en cuando si la noche es apropiada para ello. Algunas veces hacemos un segmento acústico corto en mitad del concierto y Ola, mi baterista, sale de detrás de su kit y toca la caja.

TCIC: En “Roll The Dice” rendís homenaje al difunto Jani Lane con la canción “Jani”. Soy gran seguidor de Warrant y lo cierto es que me sorprendió este homenaje. ¿Cuál es la conexión con él? Creo que era amigo de Al…

STACIE: Si, Al y Jani solían tocar juntos cuando eran más jóvenes en Ohio y Jani todavía tocaba la batería. Más tarde formaron una banda juntos y se mudaron a Hollywood, California. Fue un gran compositor y un gran frontman. Me encantaba verle actuar. Una vez estábamos con Jani en una feria callejera y estalló una pelea. Todos comenzaron a correr pero me tropecé y casi me pisotean pero Jani me recogió y me salvó. Cuando Al dejó esa banda, Jani se unió a Warrant y pronto alcanzó el éxito masivo. Fue triste verlo ser “masticado” por “el negocio musical”.

TCIC: ¿Con qué tipo de temas te sientes más cómoda? ¿Con las más rápidas o con los medios tiempos o canciones más lentas? Personalmente, aunque me gustan ambos tipos, creo que me quedo con los más lentos como “Blood Moon”, por ejemplo, que es uno de mis favoritos de tu último trabajo.

STACIE: Me gusta utilizar de todo y mezclar cosas pero me encanta cuando tocamos “Blood Moon” en el repertorio. ¡Especialmente cuando lo hacemos en España!

TCIC: ¿Cómo va el proceso de grabación de “All In”? ¿Hay fecha para su edición o aún es pronto para saberlo? Los adelantos que tocasteis en directo sonaron realmente bien…

STACIE: Gracias. Estamos muy cerca de tenerlo terminado y estará listo para el inicio de nuestra gira en febrero. Tengo algunas pistas vocales pendientes y estamos terminando el diseño ahora. “All In” fue el nombre para nuestra campaña de recaudación de fondos a través de la preventa pero el nombre del disco es “Damn Girl!”.

TCIC: Repasando las fechas de edición de tus discos se aprecia que pasa mucho tiempo entre ellos. ¿Esto se debe a tu frenética actividad en directo? ¿A que los editas con tu propio sello? ¿A que sois muy perfeccionistas con la composición? ¿A todas ellas?

STACIE: Estamos tanto tiempo en la carretera que es complicado encontrar tiempo para escribir canciones. El otro obstáculo siempre es el dinero.

TCIC: Al hilo de esto, ¿qué ventajas y desventajas tiene, a tu modo de ver, auto editar tus discos? Creo que siempre has trabajado de este modo y supongo que así te sientes cómoda pero, ¿has tenido ofertas para fichar por una compañía? ¿Estarías interesada si la oferta fuera adecuada?

STACIE: Al principio nadie sabía qué hacer conmigo. Era demasiado “country” para el mercado del Rock´n´Roll y demasiado “Rock´n´Roll” para el mercado country, así que creamos nuestro propio sello. De esa manera podíamos hacer música sin tener que pedir “permiso” a las compañías discográficas. Hemos tenido varias oportunidades para involucrarnos con la industria a lo largo de los años pero nunca se ha dado la situación correcta. He visto un montón de cosas malas que les han pasado a algunos artistas que firmaron malos contratos o trataron con las personas equivocadas. ¡Estoy agradecida de no haber tenido que inclinarme por nadie y aún tengo mi corazón intacto! Y…soy dueña de toda mi música.

TCIC: Desde tus inicios Al es parte fundamental de tu música como compositor, productor y músico. Sé que es una pregunta difícil pero, ¿qué cualidades destacarías de él y qué te aporta musicalmente?

STACIE: Puff, hay tantas… Al es un gran tipo y no se agobia por las cosas. Es muy tranquilo y siempre tiene una buena actitud. No tienes suficiente tiempo o papel para que te cuente lo que aporta a mi música porque él es la música. Sin él, no habría Stacie Collins. Él es mi “superpoder”. No sólo escribe todas las canciones conmigo, toca el bajo como nadie más lo hace, produce mis discos, también es el líder de la banda, el “tour manager”, a veces es el agente de reservas, contable, se encarga de gestionar el merchandising, y la lista continua incluyendo cuidar y preocuparse por mí.

TCIC: Y no sólo eso. Además es tu marido por lo que vuestra relación va mucho más allá de lo estrictamente musical obviamente. ¿Qué cualidades a nivel personal destacarías de él?

STACIE: Nuevamente, no hay tiempo suficiente para enumerar todo pero es muy cariñoso, inteligente, organizado y el tipo de persona con la que puedes contar y siempre hace lo correcto. Él me inspira para hacer lo mejor y ser mejor persona.

 

TCIC: Esta pregunta se la hice hace algunos años a Ruyter Suys y este aspecto, seguro que algún otro también, lo tenéis en común. Por eso me gustaría saber cómo es para ti compartir escenario y girar con tu marido. ¿Facilita las cosas o aumenta la posibilidad de roces y tensiones que pueden afectar al grupo o a un concierto?

STACIE: Amo a Ruyter. No sé cómo se siente ella al respecto pero, para mí, es la mejor sensación del mundo estar en una banda con tu marido. No puedo creer lo afortunada que soy de poder viajar por el mundo y “rockear” en el escenario con mi amor. La mayoría de las personas de las bandas tienen que dejar atrás a sus seres queridos cuando salen de gira y eso puede causar muchos problemas y estrés. Nosotros no tenemos ninguno de esos problemas.

En nuestro caso hace las cosas más sencillas. Al es mi red en el escenario y siempre está detrás mío. Nos divertimos mucho y tenerlo a mi lado hace que no tenga miedo. En ocasiones se vuelve un poco complicado cuando tiene que ser mi “manager” en lugar de mi “marido”. Menuda soy a veces…

TCIC: Voy a muchos conciertos durante el año desde hace muchos años y, sinceramente, hacía tiempo que no asistía a uno que me impactara tanto como lo hizo el tuyo del pasado 30 de mayo en Madrid. ¿De dónde sacas la energía para mantener semejante nivel durante casi dos horas? Encima dijiste que habías dormido poco y no éramos “multitud” precisamente en la sala…

STACIE: Oooh, ¡muchas gracias! Muchas veces me he preguntado lo mismo. La gente a veces piensa que tomo drogas jajajajaja. Sinceramente, es la música la que me lleva a ese estado. Cuando suena la primera nota, toma el control de mí. Las circunstancias que nombras respecto a ese día lo hicieron más desafiante todavía pero eso forja el carácter.

TCIC: Viendo tu historial me queda muy claro que eres una autentica “Road Warrior” y también que te da lo mismo tocar ante diez personas que ante mil. Esto lo suele decir mucho los grupos en las entrevistas pero luego ves en el escenario a algunos de ellos y la frase resulta no ser tan cierta. Tras haberte visto me parece digno de mención cómo lo diste todo ante una sala casi vacía. Eso te honra pero, ¿qué piensas cuando se da esta situación? ¿Te creces ante las adversidades o este tipo de situaciones requiere de un esfuerzo extra por tu parte y la del grupo para no desmotivarse y salir a “cumplir”?

STACIE: Evidentemente odio cuando esto sucede pero trato de dar el mismo espectáculo y dejar todo lo que tengo en el escenario independientemente de las circunstancias. Me siento mal por los promotores y los camareros cuando hay poca gente pero no disminuyen mis ganas de actuar. Es como si fuera un concierto VIP privado.

Creo que sí, que me crezco ante las adversidades. Lógicamente este tipo de situaciones requieren más esfuerzo al no haber una sala llena de gente contribuyendo a dar ambiente pero estamos felices de estar allí tocando música. Afronto cada noche como si fuera la última pasando un buen rato con la gente que ha venido y disfrutamos simplemente estando en el escenario.

TCIC: Tus discos me gustan pero creo que donde marcas la diferencia y eres imbatible es sobre un escenario. Para mí es la prueba de fuego de cualquier artista porque en estudio se pueden hacer muchas pruebas, tomas y repeticiones pero en directo no. ¿Estás de acuerdo?

STACIE: En efecto. Es difícil capturar en el estudio el sentimiento de un directo porque allí todo es muy preciso y milimetrado. Odio cuando me encanta un disco y luego voy a ver al artista en directo y no se parece en nada a lo que esperas. Me encanta que mis conciertos sean cercanos o mejores que el disco ya que así la gente no saldrá decepcionada.

TCIC: Que tenéis un enorme directo lo sabe cualquiera que os haya visto alguna vez pero pensé que te había entendido mal cuando dijiste en el último concierto de Madrid que una pareja allí presente os había visto casi cien veces. ¡Es de locos! ¿Cuál es tu relación con ellos? Sin duda eso es un seguidor auténtico y lo demás tonterías…

STACIE: ¡Es una auténtica locura! Más de noventa conciertos en más de quince países. Conocimos a Al y Dawn Powers en un concierto que dimos en Inglaterra, donde viven. Comenzamos a hablar después y nos llevamos bien. Comenzaron a venir a muchos más conciertos después de eso y trajeron a sus amigos. Uno podría pensar que eran acosadores (ndr: no es para menos) porque nunca sabías cuándo o dónde iban a aparecer. La realidad es que simplemente les encanta nuestra música y nos hemos convertido en grandes amigos. Incluso en una ocasión nos pagaron para tocar en el jardín de su casa en la fiesta por el quincuagésimo cumpleaños de Al.

TCIC: Otra cosa difícil de conseguir actualmente es transmitir emociones durante una actuación. ¿Qué importancia le das a este aspecto? Creo que esto y el ser auténtico, hagas el estilo que hagas, son claves para ganarse al público y ofrecer un buen directo. ¿Tú qué opinas?   

STACIE: ¡Es muy importante! Creo que lo que dices es un elemento clave para dar un gran espectáculo. A veces los artistas no logran profundizar lo suficiente como para conectar con ellos mismos o con el público, lo que los hace muy aburridos. “No fart, no sweat”, como solemos decir nosotros. (ndr: curiosa expresión para dar a entender que hay que currárselo si quieres dar un buen concierto…)

TCIC: Además, aunque tú eres el centro de las miradas y la “protagonista” principal das a tus músicos su “momento” y me parecisteis una banda muy sólida. Personalmente en directo me gusta ver que los artistas solistas no son una persona y unos músicos de acompañamiento, sino una verdadera banda. Todos disfrutaban y eso se trasladó al público. ¿Es así cómo ves tu relación con tu banda?

STACIE: ¡Absolutamente! Mi nombre está en el telón pero esto se trata de los cuatro en el escenario. Me encanta compartir el centro de atención con ellos y darles a todos la oportunidad de lucirse. Es más divertido para mí y más interesante para el público. Y sólo puedo hacerlo porque cada uno de mis chicos es un “culo inquieto”. ¡No sería correcto no dejarles hacerlo!

TCIC: Durante tus actuaciones es evidente que buscas tanto la complicidad de tu banda como la del público, siempre con una sonrisa y mirando a los ojos a los asistentes. No es algo muy común y te aseguro que esa cercanía nos llegó a todos y cada uno. Sin embargo me llegó al alma la forma en que trataste a todos los que fueron al puesto de merchandising tras el concierto para hacerse una foto, charlar o para que les firmaras algún disco o postal a pesar de que debías estar agotada. ¿Cómo es de importante para ti ese contacto con tus seguidores tras los conciertos?

STACIE: Muchas gracias por tus palabras. De eso trata todo esto para mí. Las conexiones que establezco con la gente desde el escenario y después tras el concierto son muy especiales para mí. Me gusta conocer cara a cara a todos y también me gusta un buen abrazo. La música es muy poderosa, como la medicina, ya que hace que las personas se sientan bien. Me gusta compartir esos momentos y aprecio a cada una de las personas que emplean tiempo de su vida y pagan dinero, duramente ganado, para venir a vernos.

TCIC: Al y tú sois el núcleo duro del grupo pero tanto a Jon como a Ola, el fichaje  más reciente, les vi totalmente integrados con vosotros dando esa sensación que comentaba antes de “banda”. ¿Qué os aportan respecto a instrumentistas anteriores? ¿Crees que esta será la formación definitiva de tu grupo?

STACIE: Es agradable tocar con los mismos chicos todo el tiempo porque eso te da la oportunidad de estrechar lazos y, al mismo tiempo, que las cosas se mantengan relajadas.

Sobre si será mi formación definitiva es complicado porque ellos viven en Europa y nosotros en Nashville pero, hasta ahora, ha funcionado. Llevamos tocando con Jon desde hace varios años y él tiene como prioridad tocar con nosotros. Ola es el miembro más nuevo y toca con varias bandas más así que supongo que algún día se irá volando y abandone el nido.

TCIC: ¿Sientes alguna “presión” cuando músicos tan reputados como Dan Baird o Warner E. Hodges te elogian o simplemente lo asocias a que estás haciendo bien las cosas?

STACIE: Es una locura para mí trabajar con músicos de ese calibre y llamarlos amigos.

TCIC: Si pudieras elegir a cualquier músico para colaborar, con quien no lo hayas hecho ya, ¿a quién elegirías y por qué?      

STACIE: ¡Steven Tyler! Creo que compondríamos bonita música juntos.

TCIC: Son curiosas algunas de las frases que han usado para definirte en artículos o revistas pero, sin duda, una de las que más divertidas me ha resultado es la que te define como una “Shania Twain con pelotas”. ¿Ves ciertas similitudes entre ella y tú?

STACIE: Pensé lo mismo, es divertido y no tengo ni idea de cómo se les ocurrió. Tal vez sea porque tengo un poco de ese timbre en mi voz pero… ¡no veo ninguna similitud entre nosotras salvo que ambas tenemos tetas!

TCIC: Otra pregunta tal vez de difícil respuesta, ¿Cómo te ves o te gustaría verte dentro de diez años?

STACIE: Viva, feliz y con salud. (ndr: inteligente respuesta, ¿quién no firmaría eso?)

TCIC: Está claro que los japoneses son personas de lo más curiosas en muchos aspectos pero no lo podía creer cuando leí que tienes tu propia banda tributo nipona… ¿Qué sientes ante esto? No sé si has llegado a tocar en Japón y si has llegado a conocerles…

STACIE: No. Les conocí y hablé con ellos a través de Internet varias veces usando el traductor de Google. Ha sido divertido ver a otro grupo vestirse como yo, intentar tocar como yo y cantar mis canciones.

TCIC: Esto es todo por nuestra parte Stacie. Muchas gracias por tu tiempo, te deseo lo mejor con tu nuevo disco y espero volver a verte en escena muy pronto. Despide como quieras la entrevista.

STACIE: Gracias por la oportunidad de hablar contigo (ndr: en fin, el placer ha sido todo mío). Hiciste unas preguntas muy buenas y estoy feliz de haber podido compartir las respuestas contigo. Espero que nos pongamos al día la próxima vez que estemos por Madrid. Te deseo lo mejor.

PROXIMAS FECHAS POR LA PENINSULA

Stacie Collins, gira para presentar su nuevo disco

 

564 Views

Sobre admin

Administrador