(LIBROS) Inoxidable. Formación, cristalización y crecimiento del heavy metal en España, de F. Galicia Poblet

Inoxidable. Formación, cristalización y crecimiento del heavy metal en España, de F. Galicia Poblet

Por Alberto García-Teresa

Imprescindible resulta este brillante trabajo de Fernando Galicia Poblet, que consiste en su tesis doctoral en Musicología. Galicia Poblet era ya conocido por otros libros y, especialmente, por organizar las míticas jornadas El Heavy Metal en España en la Universidad Complutense de Madrid durante más de un lustro. En este formidable libro, el autor, tal y como indica abiertamente el título, aborda la etapa de formación, cristalización y crecimiento del heavy metal en España; de 1978 a 1985. En él, además de un recorrido pormenorizado desde un punto de vista histórico (tanto de la sociedad española como de los grupos en concreto), lleva a cabo un minucioso análisis musical de sus canciones y discos. Por todo ello, por su amplitud, profundidad y espectro (musical, histórico, político, sociológico, sincrónico, diacrónico), se trata de una obra fundamental y de referencia.

El punto de partida de Galicia es claro: defiende que el heavy no es sólo un estilo musical “sino un movimiento cultural mucho más amplio, cuya dimensión musical tan sólo sea la expresión más característica del mismo”. Por tanto, remarca conexiones, actitudes y posiciones vitales más allá de las notas musicales para explicar el movimiento y su idiosincrasia.

Masculinidad y autenticidad conforman los puntos de claves del movimiento en esa época. Citando a Deena Weinstein, explica que “el heavy metal se desarrolló como un híbrido de los hippies y de las culturas juveniles de clase trabajadora anteriores. La subcultura del heavy metal se apropió de los símbolos de rebeldía de la contracultura hippie (pelo largo, droga, música alta) y actitudes (menores inhibiciones respecto al sexo, suspicacia inherente a la autoridad, indiferencia pasiva hacia los logros). Sin embargo, junto con el punk, rechazaron los sueños utópicos de la Nación Woodstock. El heavy metal fusionó esto con los estilos de las subculturas obreras anteriores, como los rockers en Inglaterra y los Ángeles del Infierno en Estados Unidos, que también eran rebeldes caracterizados por su hipermasculinidad y los roles patriarcales”. En ese sentido, Fernando Galicia Poblet concluye: “Así, pues, el proceso de formación del heavy metal resultará de una combinación de masculinidad, autenticidad y elementos contraculturales procedentes del underground, que dará lugar a un estilo propio y característico. Su principal novedad vendrá manifestada por un cambio en la ideología del rock: el mensaje de paz y amor, propio de la cultura hippie, será sustituido por una alegoría del mal, la guerra y la agresividad, como metáfora del descontento social en la juventud. Además, este cambio ideológico se observa de forma plástica en el paso del gusto por el color al negro; y geográficamente, en el desplazamiento del epicentro del rock desde las zonas rurales a las urbanas”. En ese sentido, resultan muy interesantes sus análisis y reflexiones sobre las actitudes masculinistas de esos grupos, con su exaltación de los valores asignados socialmente a los hombres (rudeza, fortaleza, decisión…). La autenticidad como eje central (por oposición al artificio y banalidad del pop) es lo que explica las tensiones con el éxito de masas y la integración en los medios generalistas. A partir de ahí, se comprende mejor la construcción de la identidad de la comunidad heavy. La oposición, la hostilidad son herramientas para manifestar el descontento social y la exclusión de los barrios desde donde brotan los músicos y los seguidores del heavy español. Y, en especial, remarca el efecto de catarsis del heavy, expresado gráficamente con el headbanging y el air guitar, y que han pasado a ser icónicos.

Se ciñe a esos años (1978-1985) porque es cuando considera que se produce esa eclosión del heavy metal, con la referencia de la New Wave of British Heavy Metal como faro indiscutible. A partir de entonces, según Galicia, la diversificación (hacia el hard rock, el speed metal y otros) nos lleva a un panorama distinto. Con anterioridad, recorre los antecedentes. Así, presta atención, en los setenta, al rock laietano, al rock andaluz (casi constreñido a Triana en cuanto a calidad y periodización) y al rock urbano. Además,  observa con espíritu crítico la evolución de la industria musical. Entonces, basa su estudio en los discos editados en ese período por las siguientes bandas: Barón Rojo, Obús, Ñu, Panzer, Medina Azahara, Ángeles del Infierno, Banzai, Tritón, Mazo, Bella Bestia, Goliath, Tigres, Sobredosis, Evo, Rosa Negra y Santa. Así, analiza más de trescientas obras.

Aunque Fernando Galicia Poblet establece a Zarpa como “posiblemente, el primer grupo de heavy metal propiamente dicho de la historia de España”, marca un acontecimiento concreto: el “16 de agosto de 1980, momento en el que la escisión de Coz compuesta por los hermanos Armando y Carlos de Castro, José Luis Campuzano Sherpa y Hermes Calabria da su primer concierto, en la localidad de Leganés, bajo el nombre de Barón Rojo”. Y puntualiza: “No es descabellado, por tanto, afirmar que el heavy metal explotó definitivamente en España cuando Barón Rojo y Vicente Mariscal Romero (o lo que es lo mismo, Barón Rojo y Chapa Discos) unieron sus caminos, con el fin de materializar en un álbum lo que el grupo venía haciendo desde sus orígenes”. Sin embargo, “será Obús el que termine de dar forma al estilo otorgándole la estética y el carácter que le faltaba a las propuesta musical”. El autor señala hitos, conciertos, lanzamientos, historias de las bandas y de los músicos, ecos en la prensa y en la radio, locales…

Es un trabajo minucioso, escrito de manera eficaz. No es tedioso a pesar de la abundancia de referencias. Galicia no se enreda y logra aunar fluidez con densidad conceptual, también en los tramos más técnicos. En todo momento, no pierde la perspectiva diacrónica, con lo que aporta continuamente una visión global desde lo concreto.

Documentadísimo, con amplísimas referencias, el autor realiza un gran trabajo histórico y de contextualización desde la posguerra.  Hay que destacar, en ese sentido, la vinculación cultural en literatura, como magma, de la “poesía social” de mediados de siglo por su contenido crítico, del postismo por su actitud de rebeldía y la interdisciplinidad de los novísimos. Además, sabe realizar una lectura política y sociológica de la Movida y, en contraposición, del incipiente movimiento heavy. En conjunto, realiza un extraordinario trabajo también en ese sentido de rastreo, de vinculación de referencias, influencias, con un enfoque global de movimientos y una atención a la singularidad de lo específico.

La parte más innovadora del volumen reside en el análisis musical. Algunas de las características que estudia son la potencia, intensidad, volumen o el timbre. Al respecto de este último, explica que el heavy “utiliza el timbre no sólo como forma de construir un sonido propio, sino también como medio para crear la intensidad y la potencia necesaria para transmitir su  mensaje; un mensaje transmitido en forma de emotividad, de pasión, más que en forma de palabra”.

El autor desmonta las canciones de los grupos; sus líneas de instrumentos, su composición, su compás. Se detiene en las singularidades de los riffs, de los solos, del power chord y explora la existencia (o ausencia) de características musicales propias del heavy metal español de esa época. Tras su estudio, comprueba que sí que existen algunas singularidades, especialmente en el ámbito tonal y un mayor nivel melódico finalmente.

También analiza las letras, la “dimensión verbal”. A pesar de la menor importancia de las letras con respecto a la música en el heavy, en España poseen una singularidad por el contexto sociopolítico: la salida del franquismo, la situación económica y el anhelo y conquista de libertades y derechos. Añade la necesidad de ruptura generacional y de autoafirmación. El recorrido que realiza por ellas, analizando los temas y los patrones métricos, es igualmente pormenorizado y meritorio.

Por todo ello, debo insistir en subrayar la importancia de esta publicación, además de en remarcar su calidad, su lucidez y el tremendo trabajo de investigación rigurosa que contiene. Se trata, en definitiva, de un trabajo excepcional, imprescindible tanto para profundizar en el género como en el ambiente cultural de esos años.

Inoxidable. Formación, cristalización y crecimiento del heavy metal en España (1978-1985)

Fernando Galicia Poblet

620 páginas

Apache, 2017

317 Views

Sobre admin

Administrador