UNA NOCHE EN LA MOVIDA – “Un Momento en el Tiempo”

!cid_part2_73132DA5_7915FF6F@laballo

      Una Noche en La Movida:    Un momento en el Tiempo

  Por  Ramón del Precinto

Mucha gente ha oído hablar de la movida pero… pocas saben realmente que paso en aquellos años. Básicamente porque siempre les hablan de las mismas personas. Gente con mucho talento sin duda,  (Alaska, Almodóvar, McNamara, Paloma Chamorro y de algunos grupos de aquellos años) muchos de ellos ya desaparecidos,  otros sobreviven  con dignidad y los muy divos que reniegan de aquella época de manera injusta  o de gente que hacen comentarios absurdos  y delirantes como: -«solo recuerdo que salíamos por la noche a drogarnos,  (- algunas de esas drogas dejaron a muchos en el camino -)  y que, los domingos nos levantábamos muy tarde, o íbamos al rastro a fumar canutos»  (- no sabían ni liarlos o nunca compraban el librito de los papelillos -) y a enseñar los modelitos más  “in”  o los últimos discos de nuevos grupos  que se habían comprado en Londres, cuando en realidad la música de Los Ramones, Sex Pistols,  The Clash, –Dr. Feelgood, e Iggy pop- se escuchaba, y ya habían actuado  en la periferia de Madrid, (Móstoles) y Barcelona,  (Badalona)  antes de que los grupos  modernos se apropiaran de ella como si la hubiesen descubierto ellos. Por no hablar del desprecio a otras expresiones musicales como el rock, el folk, el flamenco o  los cantautores.  Estos comentarios desde luego no representan a los que vivimos aquellos años ni lo  que ocurrió.  El país acababa de entrar en una nueva década de tolerancia, de libertad sexual y sin censuras en los medios de comunicación. Atrás quedaba un país en perpetua convulsión política, de militares golpistas, de pistoleros de gatillo fácil, y de chaquetas y pantalones de pana. La policía ya no te llevaba detenido en aplicación de la Ley de Peligrosidad Social por vago, maricón, drogadicto o por fumarte un porro,  y tuvieras  que dormir en los calabozos  de las Salesas  72 horas y si tenías suerte lo mismo salías con los mismos dientes con los que habías entrado y sin moratones en el cuerpo.

                         «Era el tiempo del cambio. ¡El futuro ya está aquí!»  Era necesario mirarlo de frente. ¡Es ahora! ¡Es ya!

En el Madrid de aquellos años, digamos entre 1980 y 1986, pasó que llegaron de golpe nuevas propuestas musicales, nuevas salas de conciertos  y locales  se abrían para ver y escuchar a nuevos grupos. Abren los primeros cines X, emisoras de radio programan música moderna y de vanguardia, se crean pequeñas compañías de discos,  revistas y magazines se editan casi todos los meses. La noche era el santuario perfecto para la aventura, como un pasaporte hacia nuevos y desconocidos mundos por descubrir después de varias décadas  de paro, -sobre todo entre los jóvenes. Nosotros-  de uniformes de todos los colores, de un país  anclado  en el tiempo y de una sociedad  conservadora  de  pasado y de tristeza infinita. Sin color. Solo el blanco el  negro y el gris.  Madrid era la ciudad de las oportunidades, donde nuevos grupos, escritores, poetas o pintores podían presentar sus obras sin importar  su procedencia. Aquellos años, fueron tiempos Excitantes, intensos, con noches mágicas y emocionantes donde todo estaba por hacer. De noches sin fin, que acaban ni cuando amanecía. Traspasar la frontera de los sueños y que se hicieran realidad fue posible y son los  que nos han traído hasta nuestros días. La movida continúa con otras músicas, otras ilusiones entre los jóvenes del siglo XXI, aunque  ahora, nada tiene que ver con la de  aquellos años más preocupados por las nuevas tecnologías, mientras nosotros continuamente no dejamos de sorprendernos con  las maravillas del mundo digital desconocidas para nosotros en aquellos años.   Este festival es un homenaje  &  un reencuentro con una generación

UNA NOCHE EN LA MOVIDA

278 Views

Sobre Roberto Fierro

Administrador